Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Pentágono reemplazará el polémico sistema ALIS del F-35

Uno de los elementos más controvertidos del programa F-35 Joint Strike Fighter (JSF) de Lockheed Martin es el Autonomic Logistics Information System o ALIS, un sistema de gestión de información que los usuarios emplean entre otras cosas para planificar las misiones, pedir repuestos o mantener al día su flota de aviones. Sin embargo desde 2013 comenzaron a surgir los problemas puesto que varios usuarios internacionales se quejaron de que el Pentágono y el fabricante del ALIS, la propia Lockheed Martin, tuvieran acceso a datos que consideran sensibles sobre sus aviones o las misiones que realizan con ellos. Además parece que el funcionamiento de ALIS como plataforma para la petición de repuestos y puesta al día de los ciclos de mantenimiento ha provocado no pocos retrasos.

Es por ello que esta semana el Departamento de Defensa estadounidense ha anunciado que el ALIS será sustituido por una nueva herramienta logística, también de Lockheed Martin. Este sistema será el Operational Data Integrated Network (ODIN), que responderá a las necesidades de pilotos y responsables de mantenimiento y cuyo desarrollo no tendrá costes adicionales sobre los de ALIS (aproximadamente 16.700 millones de dólares desde el comienzo del programa F-35).

Un sistema polémico

El ALIS fue diseñado como herramienta de apoyo a las operaciones de los aviones F-35, incluyendo planificación de misiones, programas de vuelos, reparaciones, órdenes de trabajo, mantenimiento programado o predictivo y seguimiento de repuestos.

Sin embargo hace años varios clientes del F-35 se quejaron al Departamento de Defensa y a Lockheed Martin al considerar que estos estaban teniendo acceso a través de ALIS a datos que consideran sensibles sobre sus aviones y el uso que les daban, al punto de que al menos dos anunciaron que si no se solventaban estos problemas dejarían de usar el sistema y amenazaban con salirse del programa.

Las primeras noticias surgieron en 2013 cuando Australia durante una revisión del sistema, afirmando la Real Fuerza Australiana (RAAF) que iba a desarrollar una plataforma propia. En 2017 Noruega e Italia también estaban ya desarrollando una plataforma hardware y software alternativa al ALIS. No fue hasta diciembre de 2016 que el Pentágono consideró este tema como una deficiencia, clasificándola como de máxima importancia. 

En agosto de 2018 el Pentágono adjudicó a Lockheed Martin un contrato de 26 millones de dólares para desarrollar, el “ALIS Sovereign Data Management”, un “Sistema de Gestión de datos soberanos ALIS”, una variante de la red que permitiera al usuario separar los datos que consideraba sensibles de los que enviaba al fabricante y a la oficina de programa en Estados Unidos. Este ha entrado en servicio en Noruega, Italia, Israel y Reino Unido.

El año pasado se anunció también el desarrollo de una nueva versión de ALIS denominada 3.6 que iba a entrar en servicio este año y que permitiría al usuario filtrar los datos que estaba permitido mandar y bloquear los que no se quiera que salgan del país. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Adiós ALIS, hola ODIN (Lockheed Martin)

ALIS será sustituido por ODIN (Lockheed Martin)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.