Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La inteligencia artificial vence a los pilotos de combate de la USAF

Entre el 18 y el 20 de este mes tuvo lugar el encuentro virtual AlphaDogfight Trials (ADT) en el que la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa (DARPA) estadounidense puso a prueba ocho algoritmos de inteligencia artificial capaces de entablar un combate aire-aire de alcance visual o corto alcance (dogfight). Finalmente la propuesta de la compañía Heron Systems no solo se alzó con la victoria sino que en la final venció en un aplastante 5-0 a un cualificado piloto de la Fuerza Aérea.

Esta era la tercera fase del evento AlphaDogfight Trials que tenía lugar de nuevo en el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad John Hopkins en Laurel, Maryland. Antes se habían producido el Trial 1 en noviembre del año pasado y el Trial 2 en enero, siendo este caso retransmitido a través de internet y desbordando todas las previsiones.

El evento consistía en la evaluación de las soluciones de inteligencia artificial (Artificial Intelligence o AI) para pilotaje a corta distancia de aviones de combate F-16. Concurrían ocho empresas y centros de investigación, incluyendo reconocidos contratistas de defensa: Aurora Flight Sciences, EpiSys Science, Georgia Tech Research Institute, Lockheed Martin, Perspecta Labs, PhysicsAI, SoarTech y Heron Systems que resultaría finalmente vencedora.

De los tres días el primero se empleó para enfrentar las propuestas de cada empresa a cinco algoritmos de inteligencia artificial desarrollados por el Laboratorio de Física Aplicada. Durante el segundo día los ocho contendientes se enfrentaron entre sí en formato de “todos contra todos” y finalmente el tercer día la inteligencia artificial que resultó vencedora, la de Heron Systems, se enfrentó a un piloto humano en activo procedente de la Fuerza Aérea estadounidense que pilotó un F-16 en simulador al que venció en cinco enfrentamientos sin recibir daños.

El AlphaDogfight Trials es una fase de reducción de riesgos del programa de DARPA denominado Air Combat Evolution o ACE que busca como automatizar el combate aire-aire y fomentar el desarrollo de la inteligencia artificial como parte del diseño de una estrategia de colaboración entre humanos y máquinas (human-machine teaming). Según esta concepción, los pilotos de combate además de pilotar sus propias aeronaves, deberán ser capaces de dirigir grupos de otras no tripuladas que gozarán de autonomía para operar.

Durante los tres días, el número de registros para contemplar superó las previsiones, siguiéndose en tiempo real las evoluciones de los “pilotos robóticos” hasta la final donde se pudieron comprobar las técnicas de combate uno a uno a corto alcance, más propias de otras épocas como la Segunda Guerra Mundial pero que han servido para evaluar los algoritmos diseñados por las compañías. Los organizadores valoraron el de Heron Systems como “muy agresivo” con capacidades de puntería “superhumanas”.

Heron Systems es una pequeña empresa con oficinas en Maryland y Virginia centrada en el diseño de “agentes de  inteligencia artificial” para diferentes plataformas. Del piloto de la Fuerza Aérea no ha trascendido el nombre, aunque sí su código radio (Banger), confirmándose que se trata de un piloto graduado de la Escuela de Armas de la Base Aérea de Nellis, Nevada. DARPA precisamente quiere llevar el simulador empleado en las pruebas a la base aérea de Nellis para que otros pilotos de la Fuerza Aérea puedan enfrentarse al algoritmo de Heron Systems en otros tipos de misiones. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Una captura del combate que enfrentó al piloto humano contra el algoritmo de Heron Systems (DARPA)

Video: El combate final entre la AI de Heron y el piloto humano (DARPA)

Vídeo: Los vídeos de las diferentes pruebas 1 y 2 (DARPA)

Fotografía: El cartel del evento (DARPA)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.