Lunes, 30 de enero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

Indra y la Universidad de Sevilla en el consorcio europeo que desarrollará los sensores infrarrojos del futuro

Varias empresas europeas trabajarán en la próxima generación de sensores IR (Lynred)
Varias empresas europeas trabajarán en la próxima generación de sensores IR (Lynred)

Indra participará en el consorcio HEROIC financiado por el Fondo Europeo de Defensa con 18 millones para el desarrollo de los sensores infrarrojos (IR) de próxima generación.

El proyecto HEROIC (por High Efficiency Read-Out Integrated Circuit o Circuito integrado de lectura de alta eficiencia) estará gestionado por un consorcio de diez empresas y centros de investigación europeos, liderado por la empresa Lynred. Tiene un presupuesto de 19 millones de euros de los cuales 18 serán proporcionados por el Fondo Europeo de la Defensa.

El objetivo final de este programa de cuatro años de duración es desarrollar la tecnología de sensores infrarrojos de alto rendimiento que permita la soberanía europea en áreas críticas como los sistemas de vídeo, detección o guiado de armas precisas.

Las empresas participantes trabajarán en el desarrollo de la tecnología CMOS (por Complementary Metal-Oxide Semiconductor o Semiconductor complementario de óxido metálico), base del desarrollo de sensores y consolidarán la cadena de suministros de estos productos de próxima generación en Europa.

La compañía francesa de detectores de infrarrojos para los sectores de aeroespacial, defensa y comercial Lynred será el líder del programa. Hay otros dos fabricantes de sensores IR como la alemana AIM y la belga Xenics, cuatro integradores de sistemas como Indra, la griega Miltech Hellas, la noruega Kongsberg y la polaca PCO, un proveedor de componentes noruego, Ideas, un desarrollador de circuitos integrados como la noruega IC y dos centros de investigación, CEA-Leti en Francia y la Universidad de Sevilla.

Los principales objetivos del proyecto son aumentar el acceso y la destreza en el uso de una nueva tecnología CMOS avanzada de origen europeo que ofrece capacidades clave en el desarrollo de las próximas generaciones de sensores infrarrojos de alto rendimiento, que contarán con píxeles más pequeños y funciones avanzadas para aplicaciones de defensa. Un objetivo general es permitir que Europa obtenga soberanía tecnológica en la producción de sensores IR de alto rendimiento.

Los sensores IR se utilizan para detectar, reconocer e identificar objetos u objetivos durante la noche y en condiciones meteorológicas y operativas adversas. Son parte fundamental de múltiples aplicaciones de defensa como cámaras termográficas, sistemas de vigilancia, sistemas de orientación y satélites de observación.

Los sistemas IR de próxima generación deberán ofrecer alcances de detección, reconocimiento e identificación mayores, y ofrecer campos de visión más grandes y velocidades de actuación más rápidas. Esto requerirá formatos de mayor resolución que abarquen más reducciones en los tamaños de píxeles por debajo del estándar actual de 15 μm. y 10 μm. a 7,5 μm. e inferior.

Esto deberá obtenerse sin aumentar el tamaño reducido del sensor IR, manteniendo así costes razonables del sistema e interfaces mecánicas/eléctricas. Estos requisitos hacen que la calificación de una nueva tecnología CMOS sea obligatoria para lograr un mayor rendimiento a nivel del sensor IR. (José Mª Navarro García)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.