Martes, 29 de noviembre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Indra modernizará la red completa de radares de vigilancia aérea de Alemania

Indra ha logrado su mayor contrato de vigilancia de gestión del tráfico aéreo (ATM), para dotar de vigilancia a todo un país de gran tamaño, muy avanzado tecnológicamente y por el que pasan rutas clave en Europa: Alemania. La compañía ha firmado un contrato con el proveedor de servicios de navegación aérea de alemán DFS, para modernizar la red completa de radares de vigilancia aérea del país con tecnología de vanguardia. El proyecto, con un plazo de ejecución de 13 años, tiene un importe superior a los 100 millones de euros, que se ampliaría en función de la activación de diferentes opciones contempladas.

Tras un concurso abierto, Indra se ha impuesto a los principales fabricantes del mercado, gracias a la propuesta mejor valorada técnicamente, a la vez que más competitiva. El proyecto permitirá reforzar la seguridad, la capacidad, la eficiencia y el respeto medioambiental del tráfico aéreo en el país, contribuyendo a reducir las emisiones de CO2.

La tecnología de Indra sustituirá a los sistemas actualmente en operación, que están llegando al final de su vida útil. En concreto, la compañía desplegará un mínimo de 23 nuevos sistemas, 19 de ellos equipados con un radar primario PSR y un radar secundario modo S y cuatro de ellos, solo con radares secundarios modo S. Los sistemas estarán dedicados a la vigilancia del tráfico aéreo tanto en ruta como en aproximación a los principales aeropuertos de Alemania. Para mantener la seguridad y eficiencia de la de la red de vigilancia del país, será necesaria la instalación de radares de manera temporal y su reubicación en sus instalaciones definitivas. Por lo tanto, será necesario llevar a cabo más de 42 actividades de instalación, puesta en marcha, optimización y transición en los diferentes emplazamientos.

“Estamos muy orgullosos de que un cliente exigente y de primer nivel como DFS haya vuelto a confiar en Indra, en nuestra tecnología y en la capacidad de nuestros equipos, para abordar un proyecto tan ambicioso y complejo de renovación, que estamos seguros se convertirá en un referente a escala europea y mundial. Ya tenemos una larga historia de colaboración con DFS a nuestras espaldas en la alianza iTEC para hacer realidad el Cielo Único Europeo y este nuevo proyecto supondrá un paso más para seguir avanzando juntos hacia un tráfico aéreo más seguro, eficiente y con menor huella medioambiental”, destaca el consejero delegado de Indra, Ignacio Mataix.

"Esperamos modernizar nuestra infraestructura crítica de radares de vigilancia, al tiempo que reducimos los costes del ciclo de vida y las emisiones de CO2 mediante la reducción del consumo de energía y la modernización de las instalaciones. La sostenibilidad es clave en cada decisión que tomamos. Con las capacidades tecnológicas de Indra ayudaremos a cumplir nuestros requisitos para el complejo espacio aéreo sobre Alemania, en el corazón de Europa", señala el consejero delegado de DFS, Arndt Schoenemann.

Impulso a la digitalización

Los radares de Indra cumplen con los más altos estándares de calidad e incorporan las tecnologías digitales más avanzadas, como transmisores basados en GaN, proceso de señal totalmente digital o algoritmo de tracking multisensor no lineal. El sistema de control y monitorización de los radares RMMS se implementa sobre una nube privada (cloud) con características de big data y capacidades de mantenimiento predictivo a través de mecanismos de machine learning.

Así, los radares pueden asegurar una visión de los movimientos aéreos de máxima precisión y facilitar una gestión mucho más eficiente y segura de los vuelos, incluso en situaciones de alto ruido (clutter), interferencias o anomalías causadas por el mal tiempo o la orografía escarpada.

Tecnología de vanguardia

La información que recogen los radares primarios se complementa, a su vez, con la recibida por los radares secundarios MSSR de Indra, los más avanzados del mercado, con capacidad para interrogar e identificar aeronaves de forma selectiva, información que es reforzada a su vez con la recibida por los sistemas ADS-B integrados, que mejora la capacidad de detección del radar y reduce el exceso de re-interrogaciones. Este sistema modo S es una solución con alto rendimiento de radar que ofrece gran flexibilidad para adaptarse a las necesidades del cliente.

Los nuevos radares incorporan, asimismo, avanzadas técnicas y algoritmos, desarrollo propio de Indra, que consiguen mitigar los reflejos y el ruido que habitualmente causan los aerogeneradores y las placas solares sobre la señal. Esta pionera capacidad da respuesta a un desafío técnico y operativo de los aeropuertos y permite que este tipo de instalaciones puedan situarse en las proximidades de los radares, eliminando cualquier freno a la producción de energías renovables.

Este proyecto único para DFS refuerza a Indra como la compañía líder global del sector que está desarrollando las soluciones que transformarán la navegación aérea en los próximos años. La compañía ha implantado más de 6.000 instalaciones en 180 países y sus sistemas han respaldado la seguridad de más de 200 millones de aterrizajes seguros en 1.400 aeropuertos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.