Jueves, 18 de agosto de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

i-X, el novedoso vehículo de combate 4x4 furtivo de John Cockerill

La compañía belga John Cockerill  ha presentado un vehículo 4x4 al que designan i-X y que se caracteriza por unas formas y concepto que buscan cierta furtividad en su presencia y actividad en un determinado entorno.

A primera vista, el i-X, cuyas siglas se refieren respectivamente a interceptor y modular-multi armas, parece un 4x4 de líneas futuristas. Eso es una realidad y los que lo han puesto a punto han cuidado mucho el aspecto exterior de la carrocería para que no tenga ninguna apariencia convencional. También han cuidado el bastidor, con cuatro ruedas motrices que le permiten moverse con agilidad y soltura por diferentes tipos de terrenos, es más, su planta propulsora y bajo peso le permiten conseguir velocidades especialmente altas gracias a su disposición híbrida con motor térmico y eléctrico.

Analizando más en detalle el i-X de John Cockerill nos damos cuenta que para nada es un vehículo multipropósito y se encontraría más en el rango de aquellos compactos especializados en diversos cometidos de combate, como los propios de reconocimiento que materializa la Caballería o aquellos en los que se le empeñase en misiones de vigilancia y observación. Aporta para apoyar ese rol, y ser más diligente, un curioso dispositivo interno.

John Cockerill apuesta por el i-X para introducir un revulsivo positivo en el mercado de vehículos ligeros.

Potencia de fuego

John Cockerill ha habilitado la parte interior del vehículo i-X para poder instalar diferentes sistemas de armas que se transportan en el habitáculo para que nada, desde lejos, pueda identificar cuál es el verdadero cometido que asume este 4x4. Sus tripulantes pueden actuar desde el interior de forma que el módulo que acoge el arma principal se desplaza hacia arriba y hacia atrás y el conjunto de fuego sale hacia fuera para quedar en disposición de ser usado.

En Eurosatory el i-X de John Cockerill se mostraba equipado con el concepto CPWS que incluye un muy potente cañón de 25x137mm que opera con un almacén para 155 municiones -aunque puede ser recargado desde el interior de forma protegida- y se beneficia de que sólo requiere un operador, de que su dirección de tiro incluye canal diurno y térmico, o que el ángulo de disparo va de -10 a +60 grados lo que le habilita para abrir fuego antiaéreo.

i-X.-La torre del i-X es compacta y potente y queda oculta cuando no se requiere su empleo. (Octavio Díez Cámara)

Este vehículo novedoso, cuyo nombre i-X sigue la línea de los eléctricos del entorno civil, incorpora soluciones activas como un camuflaje adaptativo o el poder modificar su firma acústica o infrarroja para hacerlo más diligente en cometidos discretos.

Se ha apostado en por una elevada fusión de sus sensores y por la capacidad de retraer al interior el sistema de armas, uno de sus puntos fuertes. Su tamaño hace que pueda ser llevado en aeronaves o lanzado en paracaídas. (Octavio Díez Cámara)

Fotografia portada: El i-X es un novedoso 4x4 furtivo de John Cockerill (Octavio Díez Cámara)

A primera vista nada llama la atención en el i-X sobre su verdadero potencial ofensivo. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.