Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El gigante Antonov An-225 vuelve a volar

El gigante del transporte aéreo, el único e inigualable Antonov An-225, volvió a volar  tras dieciocho meses de letargo después de haber sido sometido a un programa de modernización. Según ha informado el fabricante ucraniano, el avión ha recibido un nuevo sistema de control de la planta motriz fabricado en Ucrania. Previamente en 2018 había recibido un indicador combinado de cabina fabricado en Estados Unidos que reemplazaba a dos veteranos equipos de fabricación rusa (indicador de actitud y altímetro).

Según el canal de televisión ucraniano TSN el avión alcanzó los 12.000 metros de altitud durante la prueba durante la misión que duró dos horas, confirmando el piloto a cargo del avión que todo había funcionado satisfactoriamente. Los vuelos están teniendo lugar en el llamado Aeropuerto Antonov, el aeropuerto internacional de carga situado en Hostomei, cerca de la capital Kiev.

En enero del año pasado el director de la compañía de defensa estatal ucraniana Ukroboronprom, Sergei Omelchenko, retomaba la posibilidad de fabricar un segundo avión An-225 junto a China, posibilidad que adelantamos en 2016 y que no ha avanzado según lo previsto puesto que entonces se contemplaba que el primer avión salido de la línea de montaje de Aerospace Industry Corporation of China (AICC) hubiera estado listo el año pasado.

Único en su especie

Antonov, que ahora forma parte del conglomerado industrial UkrOboronProm, construyó un único An-225 para el programa espacial de la Unión Soviética. El enorme avión estaba destinado a portar el transbordador espacial Buran. Sin embargo el colapso de la Unión Soviética dejó en tierra el programa espacial y el avión tuvo que reciclarse como transporte de cargas especiales.

Desde entonces es operado principalmente para el transporte de cargas de gran tamaño o peso, sobre todo para el sector energético o aeroespacial, o para el transporte de cargas humanitarias o militares en operaciones internacionales, estableciendo hasta 240 records, incluyendo el record mundial absoluto de transporte de carga aérea con 189.980 kg. en un único vuelo.

Atrás quedó un segundo avión en las instalaciones de Antonov, completado al 70 % y para el que se buscaba hace años un socio internacional con el que completar su fabricación. En 2016, con motivo de los 70 años de la empresa estatal Antonov, el presidente ucraniano Petro Proshenko visitó las instalaciones y animó a la empresa a sondear el mercado para poder completar la construcción del avión. Sin embargo dado lo limitado del sector comercial del transporte de cargas excepcionales en el que opera el An-225 no parece tener mucho sentido la apertura de una nueva línea de montaje en serie de estos. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Vuelo del Antonov An-225 (captura vídeo Antonov)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.