Domingo, 3 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Fuselajes del cazabombardero furtivo F-35 made in Europa

Los cazabombarderos F-35 llegarán a la Fuerza Aérea de Alemania en la segunda mitad de esta década. (Lockheed Martin)

La decisión de Alemania de adquirir un importante número de cazabombarderos furtivos de quinta generación F-35 Lightning II, que serían la plataforma usada para proyectar armas que podrían incluir bombas nucleares estadounidenses, puede generar un importante rédito a empresas como Rheinmetall.

Esta última, junto a las estadounidenses Lockheed Martin y Northrop Grumman, acaban de rubricar una carta de intención para que la alemana se convierta en una prometedora fuente estratégica en el suministro de fuselajes centrales del cazabombardero F-35. Es un paso más que impulsa a la industria europea en el programa de ese avanzado cazabombardero que muchas naciones en Europa ya han adquirido y que otras están considerando hacerlo.

“Lockheed Martin ha sido un socio comprometido con Alemania durante más de 50 años. El programa F-35 continuará fortaleciendo nuestras asociaciones estratégicas con socios clave en los años venideros”, manifestó Mike Shoemaker que es Vicepresidente de Programas para Clientes F-35 dentro de Lockheed Martin. Aseveró que “La producción del fuselaje central del F-35 en Alemania será vital para satisfacer la creciente demanda mundial de F-35, que desempeña un papel fundamental en la seguridad del siglo XXI”.

Rheinmetall amplía su oferta industrial con el reciente acuerdo firmado con las estadounidenses Lockheed Martin y Northrop Grumman. (Northrop Grumman)

Propuesta novedosa

Rheinmetall ha movido ficha con rapidez de cara a la compra de los cazabombarderos furtivos estadounidenses F-35 por parte de Alemania, una apuesta beneficiosa para su país que podría ser analizada e imitada por otros países.

Sobre el acuerdo se sabe que lo que se ofrece a Alemania es fabricar el fuselaje central IAL que ahora materializa la compañía Northrop Grumman. La asociación entre compañías estadounidenses y la germana aposenta la construcción de un esfuerzo conjunto que sustenta el objetivo de obtener aquellas capacidades técnicas adecuadas para la fabricación del cazabombardero F-35.

En el acuerdo se confirma que la industria alemana ha contribuido al programa de ese avanzado cazabombardero desde su inicio en 2001. Lockheed Martin continúa explorando activamente oportunidades adicionales de participación industrial en áreas como las de fabricación, mantenimiento, capacitación, investigación y desarrollo aplicadas a aviones de combate de 5ª generación.

“La asociación de largo recorrido entre Lockheed Martin y Rheinmetall, así como los lazos muy estrechos que han existido durante décadas entre las Fuerzas Armadas de Alemania y nuestra empresa, conducen a una genuina transferencia de conocimientos técnicos e industriales a Alemania”, confirmó Armin Papperger que es el CEO de Rheinmetall. Actualmente hay más de 890 F-35 en servicio en nueve países. (Octavio Díez Cámara)

 



Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.