Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Empresas españolas desarrollan un robot capaz de detectar el estrés post-traumático a partir de expresiones y gestos

Soldados y miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son desgraciadamente protagonistas de casos de estrés post-traumático. Las imágenes recientes, por ejemplo, de las operaciones de evacuación de Kabul son un ejemplo de las situaciones a las que se enfrenta el personal desplegado en zona de operaciones que toma parte en misiones de combate, participando en operaciones de pacificación o en tareas humanitarias.

Una forma de detectar este tipo de patologías sería el análisis de las expresiones y gestos de las personas, con el objetivo de detectar qué siente una persona, incluso aquellas emociones subyacentes de las que ni si quiera se es consciente. La expresión facial refleja no solo emociones, también sirve para enviar señales fisiológicas, de interacción social y de actividades mentales.

Conseguir comprender el estado anímico de un usuario a través del análisis de su expresión facial puede proporcionar información muy valiosa para los sistemas de percepción afectiva. Ante situaciones de este tipo se hace necesario un diagnóstico preciso y lo más rápido posible.

El paso siguiente sería la aplicación de técnicas de reconocimiento emocional basadas en el uso de inteligencia artificial con las que parametrizar las citadas expresiones y gestos. Para establecer una interacción emocional entre personas y robots es necesario un sistema de reconocimiento de emociones humanas. Un sistema automático que pueda determinar las emociones de una persona a través de su expresión permitirá establecer una interacción emocional entre personas y robots.

Con este tipo de situaciones en mente, la empresa española Bumerania Robotics junto a Neurologyca Tecnologies ha diseñado un robot capaz de detectar las emociones en las personas. Estas empresas consideran que estamos entrando en una era donde las máquinas tendrán un papel cada vez más preponderante en nuestra sociedad, por eso plantean que este tipo de tecnología podría ser de gran interés para las Fuerzas Armadas, en concreto a su personal sanitario, a la hora de atender las emociones de sus integrantes. Se podrían evaluar las posibles situaciones de estrés del personal militar y civil, que han estado o están en las misiones en el exterior o en otras situaciones que puedan considerarse de interés.

Cómo funciona

Bumerania Robotics ha desarrollado un robot bautizado TEMI, dotado de cámaras de 13 Mp. de alta resolución, autoenfoque de 1080 pixeles a 30 FPS (fotogramas por segundo), con un campo de visión de 60 grados, lente de 5 elementos y filtro de infrarrojos híbrido. Este hardware se combina con el empleo de la visión artificial, la inteligencia artificial y la neurociencia para interpretar y comprender los gestos, las emociones, las actitudes, los comportamientos o el lenguaje natural de las personas.

Neurologyca ha desarrollado un modelo de aprendizaje denominado Kopernica que entiende el comportamiento y las emociones humanas, además de sus actitudes, estados físicos y emocionales en tiempo real y con base científica. Observa, escucha, lee y entiende al sujeto. La red neuronal Kopernica es capaz de medir con base neurocientífica los estados cognitivos, fisiológicos, emocionales y conductuales de las personas. Es un modelo desarrollado para diferentes soluciones tecnológicas que puede ser integrado en los modelos robóticos para aportar la sensibilidad hacia las emociones y actitudes humanas haciendo de este modo las máquinas más “empáticas”. Los datos que capta y calcula Kopernica son emociones humanas, atención e interés, veracidad del discurso, gestos y comunicación verbal y no verbal, conductas, etc.

Kopernica está basada en los modelos GAN (Generative Adversarial Networks o Redes Generativas Antagónicas, un tipo de algoritmo de inteligencia artificial), los más avanzados en inteligencia artificial. Cuenta con 10 capas profundas de deep learning y está fundamentada científicamente en una revisión de más de 2000 publicaciones científicas: en el ámbito de emociones, lenguaje natural, inteligencia artificial, medición de voz y medición de pose y gestos.

Todo esto supone el crear una nueva relación máquina/hombre que provocará un mayor grado de comprensión y empatía (artificial). Esto afectará a la hora de comprender al ser humano y tomar nuevas decisiones por parte de la máquina: tendrá la variable de cálculo nueva del bienestar humano. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Un soldado estadounidense aquejado de estrés postraumático (U.S. Army Medical Material Development Activity o USAMMDA)

El robot TEMI (Bumerania Robotics)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.