Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Aston Martin presenta su nueva serie inspirada en la Royal Air Force

Aston Martin presentó su nueva serie que reunirá todos los proyectos de la marca británica relacionados con la Royal Air Force (RAF): Aston Martin Wings. La estrecha relación entre el fabricante de coches de lujo y la Real Fuerza Aérea Británica se remonta  años atrás. Durante las dos Guerras Mundiales, en las fábricas de Aston Martin se fabricaban los componentes de aeronaves tan míticas como el Spitfire y el Mosquito. De hecho, tres de los cuatro centros de fabricación de Aston Martin del Reino Unido  están situados en las antiguas estaciones de la RAF en Gaydon, Wellesbourne y St Athan, donde recientemente se ha construido una moderna planta de fabricación dentro de los antiguos Super Hangares de Mod.

La fuente de inspiración de Aston Martin Wings fue la edición de Aston Martin Vanquish S Red Arrows. Construido en 2017 después de la ‘Q by Aston Martin’: Estos coches de edición limitada, por encargo de Aston Martin Cambridge, contenían detalles relacionados directamente con la aviación. Por ejemplo, cada una de las líneas de Vanquish S Red Arrows contenía interruptores fabricados a partir de la pata del tren de aterrizaje de una aeronave Red Arrows Hawk. Sólo se produjeron diez modelos de los coches inspirados en las Red Arrows, nueve de los cuales se vendieron a los clientes antes de que se subastara el "Red 10", recaudando así la asombrosa suma de 1,46 millones de libras esterlinas para el Fondo de Beneficencia de la RAF.

Otro de los proyectos relacionados con la aviación fue el V8 Vantage S Blades Edition, que lleva el nombre del famoso equipo británico de acrobacia aérea. Con un estilo a medida y una personalización de su interior, los cinco Aston Martin de Blade Edition fueron entregados a los clientes en el Aeródromo de Sywell, donde cada propietario disfrutó de una experiencia de vuelo acrobático con The Blades.

El V12 Vantage S "Spitfire 80", encargado de nuevo por el Aston Martin Cambridge a través de ‘Q by Aston Martin’, conmemoró uno de los diseños más emblemáticos de la historia británica y el 80º aniversario del primer vuelo del Supermarine Spitfire. Los coches pintados en verde Duxford, que ahora están en manos de ocho orgullosos propietarios, son fáciles de identificar ya que llevan la marca registrada Spitfire con una raya amarilla en los laterales y en la tapa de la cubierta.

Fotografía: Aston Martin Red Arrow Special Edition.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.