Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tensión diplomática entre Italia y Uruguay por la fuga de un capo mafioso italiano a punto de ser extraditado

Rocco Morabito,  jefe mafioso conocido como El rey de la cocaína, perteneciente a la Ndrangheta calabresa, huyó de la cárcel de la  Jefatura de Policía de Montevideo (en pleno centro capitalino) mediante un boquete hacia un apartamento vecino, de donde escapó tranquilamente con otros dos cómplices de poca monta a semanas de ser, tras sucesivas apelaciones, extraditado a Italia, instancia que buscó varias veces evitar, inclusive agrediendo a jueces en audiencia para crear delitos a purgar en Uruguay, donde vive desde 2004.

El hecho ocurre en medio de diversas investigaciones por corrupción policial en curso y en el punto más bajo del gobierno en lustros por el nivel de seguridad, llegando a inéditas escaladas de violencia e impunidad urbanas. Por lo sospechoso de la huida, el vicepresidente y Ministro de Interior del gobierno de Italia, Matteo Salvini (quien hace pocos meses agradecía a Brasil la extradición del delincuente Cesare Batisti, repercutiendo muy favorablemente en las relaciones bilaterales de ambos países) se ha mostrado muy molesto por lo sucedido, pidió explicaciones inmediatas a Uruguay porque " Es desconcertante y grave que un criminal como Rocco Morabito, capo de la 'Ndrangheta  haya logrado escapar de una cárcel de Uruguay mientras esperaba ser extraditado a Italia. Le daremos caza como sea”.

Mientras la oposición llamará nuevamente a sala al Ministro del Interior, circula en el bajo fondo del delito montevideano la versión no confirmada de que la fuga habría costado menos de 125.000 dólares y que los prófugos fueron esperados por uno o dos taxis en su huida. (Javier Bonilla)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.