Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Primera licitación internacional de la Policía Militar de Sao Paulo para dotarse de armas y municiones

Tras los decretos del presidente Jair Bolsonaro  autorizando a las agencias de seguridad pública a importar armas y municiones, un mercado hasta ahora restringido al monopolio de la industria nacional, la Policía Militar de São Paulo inició un proceso para adquirir rifles y cartuchos en el extranjero. El gobierno espera pagar hasta un 50% menos por los futuros proyectiles  en comparación con lo que actualmente gasta por los comprados en Brasil. Según el teniente coronel Marco Aurélio Valério, jefe del Centro de Equipamiento Militar de la Policía Militar de São Paulo, las mismas municiones compradas a la  firma  nacional CBC por $3,75 dólares la unidad, se vende en Miami, Estados Unidos, por $0,50

“La policía tiene la intención de llamar a licitación internacional a principios de 2020 y espera reducir los precios en el mercado interno en un 50%. El objetivo es adquirir materiales mejores y mucho más competitivos en relación con el mercado nacional ”, dijo Valério. La primera fase del proceso se llevó a cabo en una audiencia pública celebrada el 28 de junio, en la que se presentaron las especificaciones técnicas para respaldar las futuras licitaciones internacionales para la compra de varios calibres, en particular, la munición .40, que se utiliza a diario  en las calles.

Asistieron representantes de los fabricantes de municiones Federal (Estados Unidos), Ruag (de Suiza, uno de los líderes en el suministro de municiones y armas en Europa), Norinco (fabricante de armas y materiales de defensa de China) y  la brasileña CBC, que también tiene fábricas en Alemania y la República Checa.

"Otras compañías internacionales también enviaron correspondencia al organismo, mostrando interés en participar en la licitación, y no pudieron asistir a la audiencia preliminar porque, debido al reciente cambio en la legislación que abrió el mercado para las importaciones, aún están constituyendo sus representantes en el país", explicó Valério. .

 Los oficiales de policía de São Paulo realizan un promedio de 120 disparos anuales de entrenamiento. Uno de los factores que impiden realizar una mayor cantidad de disparos es el alto costo local  de las municiones. Además de municiones, la Policía Militar de São Paulo también abrirá una oferta internacional para la compra de 40,000 pistolas calibre .40 y 10 metralletas ametralladoras, que se utilizarán para operaciones especiales, como  acciones con varios francotiradores en diferentes lugares y para combatir pandillas que actúan en robos de sociedades anónimas y vehículos blindados.

La policía tiene la intención de comprar a compañías internacionales, unos 300 rifles de calibre de 5.56 mm y 1.000 rifles de calibre de 7.62 mm, en la plataforma de rifles de combate adaptativos, en reemplazo de los actuales, que fueron producidos por los fabricantes nacionales Imbel y Taurus. Algunos de los mayores fabricantes internacionales de armas han mostrado interés en vender a la Policía Militar de São Paulo, incluyendo a IWI ( Israel), Beretta ( Italia), FN Herstal ( Bélgica), ST( Singapur), SIG-Sauer ( Alemania/Suiza)

La policía ya había obtenido la autorización del Ejército para adquirir pistolas en el extranjero incluso antes de que los decretos presidenciales facilitaran las importaciones de armas debido a problemas hallados cotidianamente en los productos nacionales. (Javier Bonilla, corresponsal de Grupo Edefa en Brasil)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.