Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Pistolas Glock para el Grupo Especial de Intervención de los Mossos de Esquadra

Paralelamente a la difusión de la reciente compra por parte de la Police Nationale francesa de 392 pistolas Glock 17T adaptadas a labores de entrenamiento -una inversión en la que se van a gastar ciento ochenta mil euros-, hemos sabido que otra fuerza policial se ha decidido por el mismo modelo y marca, aunque también la usaba ya en España la Unidad Especial de Intervención (UEI) de la Guardia Civil.

La Unidad que la incorporará es el Grupo Especial de Intervención (GEI) de los Mossos de Esquadra catalanes. Se acaba de consolidar un contrato, tras la publicación de una resolución del Subdirector General de Administración y Servicios de la Dirección General de la Policía, con la firma A Paukner SA valorado en 78.950 euros para recibir, lo cual ya está en curso de materializarse, un total de 56 pistolas semiautomáticas. La seleccionada, tras un documentado informe realizado por el bien cualificado personal técnico de la Unidad de Armas de la División Técnica de Planificación de la Seguridad, es la austriaca Glock 17M, un arma que es toda una referencia internacional en lo que a fiabilidad, precisión y posibilidades de uso se refiere.

La compra, que prevé dotar a todos los agentes del GEI con una de esas pistolas y tener más para determinados operativos en los que pueda ser aconsejable portar dos de ellas, servirá para reemplazar las pistolas Heckler & Koch HK, también del 9x19 milímetros Parabellum, que habían venido usando en las últimas décadas, modelos que incluían tanto la USP como la P30L.

El cambio viene determinado por las cualidades que aporta la Glock en detalles como precisión, manipulación de la corredera, ergonomía de la empuñadura y su capacidad de adaptación a manos de distintas medidas o, entre otros factores, la capacidad de poder incorporar cargadores con capacidad para treinta cartuchos. La G17M -la letra identifica el modelo militar que tiene algunos detalles diferentes a los estándar- incluye elementos de puntería fijos con referencias de tritio e incorpora en la parte delantera de su armazón un rail que permitirá fijar accesorios. Para ella se han decidido ya por un módulo impermeabilizado que es capaz de generar un foco especialmente intenso y un haz láser verde, -aportaciones positivas en condiciones dinámicas.

Además, cada una de las pistolas se acompaña de un kit de limpieza, cinco cargadores, una funda de pernera compatible con la pistola y su módulo, una funda de paisano, dos fundas para cargadores individuales, anclajes para acoplar esos elementos a los chalecos porta equipo que incluyen fijaciones tipo MOLLE (Modular Lightweight Load carrying Equipment) y otros complementos más. Se ha previsto que el suministrador tendrá que realizar un curso de mantenimiento, reparación y reglaje a distinto personal.

Sobre la G17M, que es la última versión de esta semiautomática y la misma que recientemente ha comprado el FBI (Federal Bureau of Investigation) estadounidense, decirles que lleva cargadores estándar con capacidad para diecisiete municiones del 9x19mm Parabellum, no incluye rebajes para los dedos en la empuñadura pero si elementos de adaptación en su lomo trasero, cuenta con un cañón más preciso, incorpora un acabado exterior más resistente y su gatillo es de activación más suave. En resumen una muy buena decisión para una Unidad del carácter antiterrorista del GEI. Octavio Díez Cámara

Fotos:

Suponemos que la variante recibida será en tono negro, aunque últimamente esta versión está teniendo mucho éxito. (Octavio Díez Cámara)

Las semiautomáticas son armas secundarias en los agentes de las unidades antiterroristas. (Octavio Díez Cámara)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.