Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Visita al Fuerte de SCHOENENBOUR.

En la localidad de Hunspach a escasos kilómetros de Estrasburgo, visitamos de la mano de la Asociación de Amigos de la Línea Maginot de Alsacia el Fuerte de SCHOENENBOUR.

La finalidad de esta fortificación (parte de la Línea Maginot) era la de retrasar el avance Alemán unos 20 días para dar tiempo a las tropas de retaguardia para su movilización y organización.
Con una red de túneles de casi 3Km y una profundidad media de 22m, este complejo construido en apenas 4 años, podía albergar una guarnición de 600 hombres.
Y es que a esta ciudad subterránea no le falta de nada. Cocina, almacenes, salas de primeros auxilios, capilla.....y un largo etc. Todo ello visitable a día de hoy.
Filtros de ventilación, plantas energéticas, depuradoras....El trabajo de restauración de La Asociación es simplemente espectacular.
Sin darnos cuenta, nos adentramos en un museo de proporciones gigantescas, el cual nos permite hacernos a la idea de lo que era la vida allí abajo
Las dependencias del oficial al mando del fuerte eran todo un lujo, visto lo visto.
Cuando subimos las escaleras de acceso a una de las casamatas, nos damos cuenta de cuan profundo se encuentra esta fortificación.
En detalle una de las torretas de artillería de 75 mm, al lado podemos ver una cúpula de observación-ametrallador.
Sala de control de tiro de una de las piezas de artillería.
El diseño del ejército francés se basaba en la experiencia de la guerra de trincheras, un tipo de guerra obsoleto en la WWII. Esto hizo que la línea Maginot pasase a la historia como uno de los mayores fracasos estratégicos.
Cuartel General, salas de comunicaciones, todo conservado en su estado original. Hacen de la visita un constante descubrimiento sala tras sala.
El bloque 8, destruido por los alemanes en 1945, fue reconstruido en los años 50 y utilizado como parte de la defensa de la amenaza nuclear durante la guerra fría.
Visita imprescindible para los amantes de la historia militar. Especial agradecimiento a Marc Halter, presidente de la Asociación de Amigos de la Línea Maginot de Alsacia por su exquisita atención.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.