¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Las FAMET se adiestran en vuelo en montaña en un seminario liderado por el BHELMA III

Un Cougar del BHELEME II y un Chinook del BHELTRA V volando en patrulla con las montañas de fondo.

Entre el 6 y el 9 de noviembre el Batallón de Helicópteros de Maniobra III de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra impartió un seminario de vuelo en montaña tanto teórico como práctico  a sus compañeros de diferentes batallones. Así, en la base de helicópteros de Agoncillo desplegaron dos EC-665 Tigre del BHELA I, un EC-135 y un AS-532 Cougar del BHELEME II, un CH-47F Chinook del BHELTRA V y un AS-332 Súper Puma del Batallón Cuartel General, mientras que el BHELMA III como anfitrión aportó tres NH-90 Sarrio que lideraron las patrullas de helicópteros que se formaron, conformadas por diferentes modelos de helicópteros y de diferentes unidades.

A lo largo de la semana las tripulaciones se instruyeron en las diferentes situaciones a las que pueden enfrentarse para cumplir la misión en una zona montañosa como son las operaciones en circos montañosos, fondos de valle y toma de crestas, donde el vuelo del helicóptero y las maniobras de aproximación se ven muy condicionadas por la orografía y las condiciones meteorológicas, que pueden sufrir cambios muy abruptos en periodos de tiempo extremadamente cortos (en apenas 5 minutos una cresta despejada puede llenarse de nubes que impiden por completo la visibilidad). Esto exige que la tripulación del helicóptero aplique procedimientos operativos muy específicos.

La ubicación del BHELMA III está rodeada de zonas montañosas con diferentes características. Su cercanía a los Pirineos, a la zona montañosa del sur de La Rioja y del norte de la provincia de Soria, o a los accidentes geográficos de la zona sur-oeste de Navarra permiten a sus tripulaciones adiestrarse constantemente en estos procedimientos, tanto en temporada estival como invernal, convirtiendo a este batallón en la unidad de referencia dentro de las FAMET para el vuelo en montaña. (Esteban Maiza)
 

Un NH-90 tomando en un fondo de valle. maniobra muy exigente que requiere una aproximación muy específica y condicionada por la orografía.
Un Chinook tomando en la cresta cresta de una montaña por encima del techo de nubes.
Un tirador de NH-90 supervisando la toma del helicóptero en una cresta. La cohesión entre la tripulación compuesta por tiradores y pilotos es clave para ejecutar este tipo de maniobras con seguridad, ya que desde la cabina los pilotos tienen muchos puntos ciegos y los tiradores actúan como sus ojos en las puertas de la aeronave.
UN Súper Puma del Batallón Cuartel General volando rumbo a una zona montañosa.
Un Cougar del BHELEME II y un Chinook del BHELTRA V despegando de una cresta.
Un NH-90 ejecutando una aproximación por un valle a un punto de toma, maniobra muy exigente que requiere un procedimiento muy específico, condicionada por la orografía y en la que los pilotos deben una ruta de escape prevista en caso de abortar la maniobra.
Un tirador de helicóptero con el paisaje nevado de la montaña.
Los Tigres, por las características de su misión, no se ven obligados a tomar en crestas, pero sí a ejecutar maniobras de protección a los demás helicópteros en circos montañosos y fondos de valle.
Un Cougar del BHELEME II.
Los helicópteros del BHELEME II están rotulados con un esquema de alta visibilidad para poder cumplir las misiones de rescate y extinción de incendios que les asigna la UME.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.