Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Las espectaculares imágenes que nos brindó el ejercicio "Lanzamientos de Instrucción y Cargas" del Ejército del Aire español

Un C295 efectuando una maniobra de descarga de combate de material que recibirá en tierra personal del EADA.

Entre el 7 y el 11 de junio la base aérea de Zaragoza acogió el habitual ejercicio denominado Plan de Lanzamientos de Instrucción y Cargas (PLIC) que se desarrolla por cuarta vez este año. En esta ocasión los aviones participantes fueron un C-295 perteneciente al Ala 35, un C-212 Aviocar perteneciente al Ala 37 con base en Villanubla, un CN-235 perteneciente al 744 Escuadrón con base en Matacán y un A400M del Ala 31 localizada en la propia base aragonesa. Durante cinco días y cuatro noches estos cuatro aviones con diferentes tripulaciones llevaron a cabo exigentes misiones de lanzamientos de paracaidistas, lanzamientos de cargas, aproximaciones tácticas, tomas de máximo esfuerzo y descargas de combate con los motores en marcha siempre en colaboración con paracaidistas y controladores aéreos de combate del Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo (EADA).

Un CN-235 efectuando lanzamientos de paracaidistas del EADA en modalidad de salto automático.
Un C-212 a escasos metros del suelo a punto de realizar una toma de máximo esfuerzo en pista de tierra
El “IBIS” (indicativo de radio para el C-295) rodando por la pista de tierra y alineándose con la cabecera para iniciar la maniobra de despegue.
Un A400M del Ala 31 efectuando un lanzamiento de cargas pesadas sobre el polígono de tiro de las Bardenas Reales.
El “BÚHO” (indicativo de radio para el CN-235) operando en pista de tierra en medio de una tormenta que sorprendió en mitad del ejercicio.
El “RENO” (indicativo de radio para el Aviocar) alineándose con la cabecera de la pista de tierra para iniciar un despegue táctico tras haber recogido a los paracaidistas que previamente lanzó.
El CN-235 con los alineado en la pista para despegar y esperando a recibir la autorización por parte del Combat Control Team del EADA.
El C-295 efectuando una maniobra conocida como “baja aproximación” consistente en abortar el aterrizaje a escasos metros del suelo.
El Aviocar listo para despegar en la cabecera de la pista tras recoger a los paracaidistas del EADA que antes saltaron desde él. (Fotos y texto: Esteban Maiza)

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.