Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Entrevista a Israel Lozano, Director Comercial de Buques Militares en Navantia

Israel Lozano, Director Comercial de Buques Militares en Navantia, una de las principales empresas navales del mundo, es ingeniero naval por la Universidad Politécnica de Madrid y MBA por IESE. Navantia está presente en la próxima edición de EXPONAVAL2018, que se celebrará del 4 al 7 de diciembre en Valparaiso, Chile.

¿Qué puede contarnos de los principales objetivos de Navantia en América Latina?

Nuestro objetivo es seguir incrementando nuestra presencia en la zona y desarrollar relaciones a largo plazo con las Marinas latinoamericanas y su industria naval, para ayuda al desarrollo de las capacidades de los países en el ámbito de la construcción naval y el de sistemas y de servicios de sostenimiento. Los programas de nuevos buques actualmente en marcha en países como Colombia y Perú, Méjico, Chile o Brasil requieren una colaboración industrial, un ámbito en el que Navantia tiene una gran experiencia en proyectos que han sido desarrollados con éxito en países como en Australia, Turquía o India, entre otros. Nuestro modelo aporta soluciones integrales a los países de Latinoamérica a buques, sistemas y servicios de apoyo al ciclo en buques complejos.

Además, compartimos con todos los países de la zona un idioma y una cultura común que facilita el desarrollo de los proyectos y las relaciones a largo plazo.

Por otra parte, los nuevos desarrollos en Navantia encaminados al buque inteligente  a servicios digitales, además de los proyectos de Navantia para la incorporación de dichas tecnologías en nuestras plantas industriales y nuestros procesos abren otro ámbito de colaboración de las Marinas, los astilleros e industria naval y Universidades de Latinoamérica.

La transferencia tecnológica es un aspecto clave para ser proveedor de sistemas en la región. En este punto ¿qué valor añadido ofrece Navantia y qué puede contarnos de las relaciones con los grandes astilleros en América Latina?

Por un lado la experiencia que comentaba anteriormente. Nuestro modelo de transferencia de tecnología ha sido implementado con éxito en proyectos muy complejos, con diferentes alcances y con un reparto de roles muy adaptados a cada país. Una de las ventajas de Navantia es la de disponer de un portfolio de productos probados completo, no solo de buques sino también de sistemas críticos en el buque como sistemas de mando y control, sistemas de control de la plataforma o sistemas de comunicaciones y un modelo completo de servicios de sostenimiento. Esta riqueza nos permite ofrecer soluciones de cooperación industrial en muchos ámbitos, sea como diseñador o suministrador de productos y servicios. Desde hace tiempo mantenemos buenas relaciones y acuerdos de colaboración con astilleros como ASMAR, SIMA, COTECMAR, y creemos que la suma de sus capacidades con la experiencia de Navantia puede ayudar a desarrollar la industria Naval local, de igual manera a como hizo Navantia en España desde los años 60 hasta nuestros días.

Como proveedores de grandes Armadas en distintos puntos del planeta, ¿qué desarrollos dentro del portfolio de Navantia son óptimos para las necesidades de las Armadas de América Latina y qué capacidades de adaptación tendrían los exitosos modelos que han desarrollado para los requerimientos específicos de esta parte del mundo?

Actualmente diferentes países necesitan reemplazar las fragatas con capacidad de lanzamiento de misiles que tienen en operación, debido a los años que ya llevan navegando. Los buques de la familia ALFA de Navantia, tanto de 3.000 como de 4.000 toneladas de desplazamiento creemos que son una opción muy interesante por sus prestaciones en un desplazamiento no demasiado elevado. Las necesidades de protección de sus aguas territoriales que tienen estos países también encajan muy bien con los patrulleros de la clase AVANTE para misiones de guardacostas, y para algunos países buques anfibios y buques logísticos. Partimos de productos probados para adaptar los requisitos de cada cliente en cuanto a configuración del buque o a requisitos de cooperación industrial, por lo que podemos ofrecer un modelo de buque adaptado a cada país basado en soluciones maduras, no solo en la parte técnica, sino en la parte de cooperación industrial para el desarrollo del proyecto.

La división Navantia Sistemas ha desarrollado con muy buenos resultados el simulador de adiestramiento Navantis, ¿Qué opciones tendría esta solución en el mercado latinoamericano y cuáles son sus principales ventajas?

Es un sistema de simulación con grandes capacidades y ventajas para el cliente. Permite realizar a las tripulaciones ejercicios de navegación y de adiestramiento en el manejo de los buques, siendo posible realizar estas simulaciones en un entorno multiplataforma, de manera que desde diferentes salas más de un barco pueden trabajar en un ejercicio conjunto. El realismo que se logra en la simulación de los sistemas es perfecto gracias a que Navantia es el diseñador de los barcos. Además, es un sistema que, al basarse en simulación de los puestos de control mediante software, reduce la inversión que tiene que hacer un cliente en la adquisición de estos sistemas de simulación y el coste del ciclo de vida de los mismos ante una posible modernización.

NAVANTIS es una pieza muy importante dentro de los desarrollos que está realizando Navantia en el contexto de la Industria 4.0 y está conectado con el resto de las soluciones de diseño y servicios sostenimiento en el entorno digital que estamos desarrollando para dar una solución completa a nuestros clientes.

En lo que respecta a soluciones para el Ciclo de Vida, son suministradores de distintas Armadas de América Latina, como la mexica, la peruana o la colombiana ¿qué objetivos se han marcado en esta área?

Nuestro objetivo en desarrollar esta parte del negocio con las Marinas de la zona y ayudarles a alcanzar sus objetivos de mantenimiento y modernización de sus capacidades y de disponibilidad de su flota.  Cada cliente tiene un modelo de sostenimiento propio al que hay que adaptarse, para lo que es importante tener la experiencia y el conocimiento para diseñar cada solución. Navantia tiene una gran experiencia en el apoyo al ciclo  de vida de la flota de la Armada Española y en el mercado de exportación con clientes como por ejemplo Estados Unidos y Australia. Para cumplir nuestros objetivos de desarrollo de este negocio una parte importante es la industria del país, que junto con Navantia permita diseñar una solución que optimice los costes y minimice el tiempo de respuesta para el usuario. Este modelo contribuye a desarrollar capacidades de diseño del apoyo logístico, gestión del sostenimiento y las capacidades técnicas para la entrega de los servicios.  Hemos tenido colaboraciones recientes con Marinas en el ámbito de la ingeniería logística y estamos conversando con otros países e industrias de la zona en el desarrollo de proyectos conjuntos en este ámbito.

Tras el éxito operativo de los submarinos Scorpéne  en la Armada  de Chile, ¿qué puede ofrecer hoy Navantia a este país y a la región en general en el ámbito de los sumergibles?

Actualmente Navantia está construyendo los cuatro submarinos clase S-80 para la Armada Española. Las prestaciones de estos buques los posicionarán como el submarino moderno más capaz del mercado. Navantia tiene además una base tecnológica y un capital humano con una gran experiencia en el diseño y construcción de este tipo de buques, además de unas instalaciones modernas para  sumergibles.

Más allá de la entrega de los Scorpéne, los lazos de Navantia con Chile son estrechos, en 1981 se creaba SOCIBER, en asociación con ASMAR ¿Qué puede contarnos de la actual actividad del dique flotante "Valparaiso III" y sus previsiones?

La actividad de SOCIBER en el mercado de las reparaciones tiene un reconocido prestigio en la región, y son numerosos los buques que utilizan sus instalaciones cada año. Para Navantia es motivo de enorme satisfacción saber que SOCIBER realiza trabajos de gran calidad desde hace tantos años, y además es un apoyo muy importante para incrementar nuestra presencia en el país en el que queremos seguir desarrollando nuestra colaboración tanto con Asmar como con la Armada de Chile.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.