Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Vendaval de Navantia demuestra sus capacidades en el ejercicio OTAN REPMUS21

Defensa.com ha podido asistir durante dos días al ejercicio REP MUS 21 (por Robotic Experimentation and Prototyping Augmented by Maritime Unmanned Systems) que está teniendo lugar entre el 13 y el 24 de este mes en Portugal y en el que la OTAN está evaluando gran número de sistemas navales no tripulados, tanto aéreos (UAV), de superficie (USV) como submarinos (UUV), con la participación de la Armada española por vez primera y cuatro compañías españolas.

Entre las compañías españolas que están participando están Navantia, que ha desplegado su Unmanned Surface Vehicle (USV) Vendaval con apoyo de la Armada española y la Autoridad Portuaria de Ceuta, que lo tiene operativo desde que en 2017 lo seleccionara en el marco de un contrato valorado en casi un millón de euros.

Para esta ocasión el Vendaval ha incrementado su panoplia de sistemas con diferentes equipos de comunicaciones para garantizar la interoperabilidad con los sistemas OTAN e internacionales que se están empleando en la península de Troia, escenario principal del ejercicio.

El Vendaval está tomando parte en diferentes ejercicios, pudiendo asistir el autor el pasado día 15 a un ejercicio táctico de defensa de puerto en el que junto a los otros dos USV españoles participantes (SEAD 23 de Seadrone y el Kaluga de UTEK) realizaron tareas de vigilancia de las instalaciones militares del Ponto de Apoio Naval (PAN) de Troia ante el ataque simulado de varias embarcaciones ligeras empleadas por los Fuzileiros Navais portugueses.

El Vendaval

Según analizamos el año pasado, el Vendaval forma parte del  Sistema de Vigilancia de Aguas Próximas (SVAP) desarrollado por Navantia para proteger las instalaciones navales y astilleros nacionales, cuyo funcionamiento pudimos comprobar en Ferrol allá por 2015.

El buque no tripulado fue construido por la compañía gallega Aister que desarrolló una embarcación de aluminio de 10,23 metros de eslora y 3,25 de manga, propulsado por un motor fuera borda de 350 hp y un motor auxiliar de emergencia, capaz de alcanzar los 25 nudos. Como pudo verse durante el ejercicio, goza de una elevada movilidad dado que cuenta con dos propulsores transversales que le permiten realizar giros cerrados.

Como elemento móvil y plataforma de sensores del sistema de vigilancia, el Vendaval, puede funcionar de tres maneras. La primera es operada manualmente por una tripulación de dos personas, la segunda es en remoto, pilotada desde un puesto de control de la Autoridad Portuaria, que puede emplear la información radar y visual de la embarcación para dirigirla. Por último, puede operar de forma autónoma, siguiendo una serie de rutas y waypoints, tarea en la que se hace uso de la digitalización del puerto de Ceuta y sus aguas próximas.

Tiene tres misiones principales como son la vigilancia del recinto portuario y sus instalaciones para detectar y auxiliar a nadadores o náufragos. La segunda es el control marítimo, acompañamiento de buques en entrada o salida del puerto así como la localización y remolcado de embarcaciones sospechosas que quieran acceder al puerto sin permiso. Por último está la protección medioambiental, pudiendo identificar embarcaciones automáticamente, enviando sus datos de forma remota. Además puede detectar vertidos e incluso marcar su posición mediante un aditivo no contaminante que colorea el agua.

Navantia Sistemas diseñó el software de control así como los elementos de control remoto, mientras que Aister los integró en la embarcación construida en aluminio naval. En San Fernando se montaron los equipos específicos y comenzaron las pruebas, hasta que fue enviada al puerto de Ceuta en diciembre de 2019 donde se instaló el sistema de control remoto y se calibraron los sensores y equipos de vigilancia con que cuenta.

Además de los sensores como radar de navegación y cámaras de 360 grados de visión, el buque cuenta con sistemas específicos como un gancho a popa para remolcar embarcaciones hasta de una tonelada de peso, un dispositivo para el lanzamiento de bengalas o un sistema de atraque y desatraque automático montado en su pantalán en el puerto. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El Vendaval durante el ejercicio táctico (autor)

La cabina del Vendaval está lista para su empleo opcionalmente tripulado (autor)

El Vendaval en puerto (autor)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.