Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Trubia A4: el primer carro de combate español

En la misma planta de Trubia (Asturias) donde ahora se están construyendo las barcazas de los nuevos blindados VCR 8x8 para el Ejército de Tierra, hace ahora casi 100 años se diseñó y construyeron  varios prototipos del que sería el primer carro de combate español. Actualmente una réplica de este medio se puede ver en el museo militar de la asturiana localidad de Colloto.

Aquel primer carro de combate de fabricación española salió de la planta de la Fábrica de Armas de Trubia en 1926, un blindado con el que el Ejército español pensaba renovar a sus Renault FT-17, de origen francés, con los que estaba operando en Marruecos. Desgraciadamente el programo sufrió, además de la falta de presupuesto, la convulsa situación político social que vivió España en los años veinte y treinta del siglo pasado, lo que recortó el plan al punto que sólo se completaron y armaron cuatro prototipos del oficialmente denominado como Carro Ligero de Combate para Infantería Modelo Trubia 75 H.P., Tipo Rápido, Serie A.

Ahora, gracias al esfuerzo del empresario asturiano Jorge Sandoval y su equipo, con el que colabora el historiador Artemio Mortera Pérez, que decidió costear la construcción de una réplica de este medio, ya se puede visitar en su museo de Colloto.

El Trubia A4, aunque se parece al francés  FT-17, era un carro mucho más capaz en todos los sentidos, destacando su armamento formado por 3 ametralladoras Hotchkiss Modelo 1914 de 7 milímetros. Reseñable es la doble torreta superpuesta, equipada de una ametralladora en cada una de sus partes y que podía operar de forma independiente, lo que supuestamente serviría para no interrumpir el fuego si una de estas ametralladoras fallaba. El carro también contaba con dos troneras, una en cada lateral, que permitían disparar desde el interior con fusiles o armas cortas. Estaba propulsado por un motor alemán Daimler de 75cv. de cuatro cilindros.

La idea era fabricar 12 unidades, pero el proyecto se fue retrasando por el golpe de Estado de octubre de 1934, primero, y el inició de la Guerra Civil, tras el alzamiento de 1936, después.  En ese conflicto participaron los cuatro carros de combate Trubia 75 H.P., en la larga batalla del fallido asedio a Oviedo y sus alrededores. Las fuerzas nacionales emplearon los tres asignados al Regimiento de Infantería “Milán” n.º 3, sobre todo para apoyar puntos estáticos de la defensa de la ciudad, una de las más destruidas durante la Guerra Civil por la artillería republicana. Precisamente las fuerzas del Frente Popular, que dominaban el resto de Asturias, emplearon en el cerco de Oviedo el cuarto Trubia A4 y un tractor Landesa transformado en carro de combate que estaban en la fábrica de armas asturiana, que en 1934 fue controlada por su plantilla, mayoritariamente afín a la República.

Fuera de la batalla de Oviedo no se vuelve a constatar el empleo de este medio blindado, pasando a la historia, como el primer carro de combate diseñado y construido en España.   (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: La espectacular reproducción del Trubia A4, que se conserva en el museo de Colloto. (foto Julio Maíz/defensa.com)

Imagen lateral de la réplica del Trubia A4, que se conserva en el museo de Colloto. (foto Julio Maíz/defensa.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.