Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El submarino “Tramontana” de la Armada desplegado en la Operación Sea Guardian que combate al terrorismo islámico en el Mediterráneo

Una de las tres unidades de la FLOSUB (Flotilla de Submarinos) de la Armada española, el “Tramontana” (S-74), está realizando una misión operativa en favor de la Operación Sea Guardian (OSG), que intenta evitar el uso del Mar Mediterráneo por parte del terrorismo internacional.

La patrulla se iniciaba con la salida del submarino el 8 de octubre del Arsenal de Cartagena (Murcia), sede de la FLOSUB, sin que, como es habitual en este tipo de misiones, se precise la fecha de vuelta a la base naval española en el Mediterráneo. La nave está operando con una dotación cercana a las 70 personas, al frente de las cuales está su Comandante, el capitán de corbeta Jaime Bellido Martínez, que en esta misión  además de participar en la OSG, tendrán como tarea secundaria realizar misiones de captación de  inteligencia  en favor de la operación EUNAVFOR MED “Sophia”, que puso en marcha la UE para desmantelar las redes que introducen inmigrantes ilegales en Europa, desde el norte de África.

La Operación Sea Guardian fue lanzada el 9 de noviembre de 2016, tras acordarse en la cumbre de la OTAN de Varsovia la continuación de la  operación Active Endeavour , que se puso en marcha en 2001 como respuesta a la masacre terrorista del 11S en Estados Unidos.  La Armada participa activamente desde su inicio en la esta operación de la OTAN, bajo la dirección del Mando Marítimo Aliado, el MARCOM (Allied Maritime Command) que tiene sede en Northwood (Reino Unido).

Es reseñable la capacidad operativa de la FLOSUB, que cuenta con solo tres submarinos, el más veterano, el “Galerna” (S-71), está en la planta cartagenera de Navantia en periodo de los largos trabajos de mantenimiento de integral denominados de gran carena.  La otra unidad es el “Mistral” (S-73), que en la primera mitad de este año, completo una misión similar que se alargó 61 días, como ya informó defensa.com.

Las patrullas normales de los submarinos no suelen superar los 45 días, dado el duro régimen en los que operan sus dotaciones con ausencia de luz solar (los diferentes colores de la luz artificial marcan el ritmo horario), escasez de agua dulce para aseo personal y altos niveles de CO2. Añádanse las mínimas dimensiones, tanto de las zonas operativas (propulsión, cámara de mando, cámara torpedos) como de habitabilidad, donde trabaja y vive la dotación. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía:  El submarino “Tramontana” saliendo del Arsenal de Cartagena. Foto: Armada.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.