Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El simulador que prepara a los pilotos de combate del Ejército del Aire español para detectar los síntomas de hipoxia

Indra y la compañía especializada en entrenamiento deportivo en altura iAltitude han completado con éxito el desarrollo de un novedoso entrenador de vuelo de Hipoxia que ya se encuentra instalado en el Centro de Instrucción Médica Aeroespacial del Ejército del Aire en Madrid y se está utilizando para adiestrar y dotar de mayor capacidad de resistencia en escenarios extremos a los pilotos militares españoles. El sistema les prepara para detectar a tiempo los efectos de la hipoxia, un estado que puede llegar a provocar la pérdida de consciencia, y mejorar su capacidad y resistencia, aportándoles una importante ventaja competitiva en combate.

El entrenador de Vuelo-Hipoxia Normobárica Controlada (EV-HNC) se compone de un entrenador del avión a reacción C101 — el mismo que utilizan los pilotos españoles en su formación inicial, antes de ponerse a los mandos de un F18 o un Eurofighter—  y un equipo de hipoxia normobárica de iAltitude, que regula la concentración de oxígeno que recibe el piloto a través de su máscara.Se trata de uno de los pocos sistemas disponibles en el mercado que combina ambos tipos de entrenamiento, que hasta ahora se realizaban por separado.

Es además uno de los que incorpora funcionalidades más avanzadas para monitorizar en tiempo real la respuesta física y cognitiva del alumno mientras se enfrenta a una misión recreada sintéticamente. Mide con enorme precisión cualquier cambio en las variables fisiológicas o en la velocidad con la que reacciona ante los estímulos.El Centro de Instrucción de Medicina Aeroespacial podrá diseñar gracias a él planes de entrenamiento más eficaces y reforzar las habilidades, capacidades y seguridad de los pilotos.

También podrá medir y gestionar de forma centralizada y unificada las condiciones de todos los pilotos que pasan por el centro. Les preparará así para hacer frente a un riesgo que, pese a darse de forma excepcional, es crítico para su seguridad. Hasta el momento, el entrenamiento en hipoxia se realizaba principalmente en cámaras hipobáricas o en sistemas normobáricos en los que pueden llegar a ejecutar algunos ejercicios para detectar la pérdida de habilidades, pero sin estar ligados a tareas de vuelo.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.