Lunes, 3 de octubre de 2022 Iniciar Sesión Suscríbase

Sentinel 25 RFG: el primer desarrollo español de un sistema de defensa antimisil para la Armada

Lo que pasa cuando un gran navío, como el hundido crucero ruso “Москва”, no está adecuadamente dotado de un sistema antimisil lo hemos visto en el Mar Negro en el marco de la guerra en Ucrania. La Armada española necesita contar con un sistema de defensa de punto o antimisil (Close-in Weapon System / CIWS) en sus principales navíos, algo a lo que la escasez presupuestaria no había dado opción.

Para dar respuesta a este requerimiento, Escribano ha diseñado la estación Sentinel 25 RFG, el primer intento español de desarrollo de un sistema CIWS, aun sin olvidar la no muy exitosa puesta en marcha del Meroka, en los años ochenta del pasado siglo, por la Fábrica de Artillería Bazán, FABA Sistemas (hoy Navantia Sistemas), con la asistencia de la empresa alemana Rheinmetall.

La Sentinel 25 RFG integra un cañón automático multitubo tipo Gatling de 25mm (GAU-12/U). Hablamos de un sistema de tipo CIWS, de precio reducido, sobre todo comparado con el más complejos y muchísimo más costoso de la firma norteamericana General Dynamics (hoy Raytheon) Phalanx, que equipa a los navíos de los Estados Unidos y de otros países aliados. 

Obviamente las prestaciones del Sentinel 25 RFG no son las del muy desarrollado CIWS norteamericano, siendo uno de sus últimos derivados el SeaRAM, en el que, muy básicamente explicado, se cambia el cañón multitubo M-31 por un sistema de 11 células, que dispara una variante del conocido misil Sidewinder.

La falta de un sistema CIWS en la Armada española 

En todo caso, con los actuales presupuestos de Defensa, la Armada nunca ha podido optar, ni incluso en sus mayores navíos, como el anfibio portaaviones LHD “Juan Carlos I”, a dotarse de un sistema CIWS, como sí lo están los buques de nuestros principales aliados de la OTAN.

La dotación de estos sistemas para la Armada es imprescindible, y el sistema de Escribano no deja de ser un muy asequible y sobre todo factible sistema para empezar a resolver dicha carencia de la Institución naval. Además, el citado cañón que arma las estaciones Sentinel 25 RFG serían proporcionados por la Armada, ya que tiene al menos cuatro en sus stocks, procedentes de los cazabombarderos Boeing AV-8B Night Attack Harrier II, que fueron dados de baja prematuramente a principios de la pasada década, lo que ahorra todavía más los costes de adquisición.

El sistema 25 RFG se sitúa en un derivado del pedestal Sentinel, que es el que utiliza la torre de dirección remota o Remote Weapon System (RWS) Sentinal 30, que ya están en servicio en parte de los patrulleros de la clase “Serviola” y lo estará en las nuevas fragatas F-110,

Otra de las claves del Sentinel 25 RFG, además de la espectacular cadencia de tiro de 4.200 disparos por minuto, es que está dotado con un sistema de captación de blancos (misiles antibuque, drones, aeronaves) de tipo electroóptico ubicado e integrado en la propia RWS. Estamos ante un desarrollo también de Escribano, que se basa en una cámara térmica, y otra diurna, con hasta 12.000 metros de alcance,  un telémetro láser que permite captar sus objetivos hasta 8 km y que actúa todo tiempo integrado con el sistema  de la empresa de búsqueda y seguimiento por infrarrojos o Infra-Red Search and Track (IRS-T) OTEOS (Observation and Tracking Electro-Optical System), que también está ya en servicio en la Armada, lo que facilitaría la comunalidad en los campos de uso, entrenamiento y sostenimiento. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Estación Sentinel 25 RFG (foto defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.