Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El S-81 recibe su motor eléctrico principal

El pasado 6 de julio tenía lugar en las instalaciones de Navantia en Cartagena un nuevo hito del programa de submarinos S-80 para la Armada. Ese día se embarcaba el motor eléctrico principal o MEP del submarino S-81 “Isaac Peral” según confirmó la Armada española a través de su cuenta oficial de twitter.

Se da la circunstancia de que el primero de los cuatro submarinos del programa, el S-80 recibió su motor eléctrico principal el 15 de febrero de 2012, sin embargo, la reestructuración del programa de la que hemos venido informando en defensa.com supone que ese primer submarino, dado su avanzado estado de construcción, antes del rediseño, será modificado sensiblemente una vez se hayan completado los tres primeros y entregado a la Armada como S-84 “Mateo García de los Reyes” a finales de 2027.

Cómo funciona

El submarino emplea un motor eléctrico de imanes fijos (Motor Eléctrico Principal o MEP) suministrado por Gamesa Electric que es alimentado por un módulo de potencia de célula de combustible (Fuel Cell Power Module o FCPM) de 300 Kw, suministrado por la estadounidense UTC Aerospace Systems (anteriormente UTC Power) dado que no se consiguió materializar un desarrollo nacional de una pila de combustible.

Para que este módulo genere electricidad es necesario que se produzca en su interior una reacción química a partir de la mezcla de hidrógeno puro con un oxidante que es oxígeno en estado gaseoso (LOX). Para ello, y esta es la principal novedad del programa, el S-80 Plus contará con un sistema de producción de hidrógeno a bordo.

El núcleo de esta tecnología es el llamado reformador, que se encarga de generar hidrógeno puro a partir de etanol o en el caso español, bioetanol. El Ministerio de Defensa apostó por el bioetanol frente al etanol por la capacidad nacional para producirlo y por la disponibilidad de las materias vegetales ricas en azúcares, almidón o celulosa de los que se obtiene y no depender así de la producción internacional de etanol.

En junio de 2014 el Ministerio de Defensa contrató a Técnicas Reunidas para completar el desarrollo de esta tecnología que inicialmente se había adjudicado a Abengoa Hidrógeno. Técnicas Reunidas tiene un prototipo a escala del reformador que ha demostrado su funcionamiento y cuya tecnología está patentada. Este reformador asegura una generación eléctrica tal que permite al submarino permanecer quince días o más bajo el agua (dependiendo de la capacidad de los tanques de bioetanol) sin tener que salir a superficie, dar el snorkel ni arrancar los generadores diesel.

La situación actual supone la entrega de los dos primeros submarinos sin AIP pero se han realizado los necesarios cálculos y habilitado la necesaria reserva de espacio y peso para que, de resultar satisfactorio el resultado del programa AIP, este se integre a posteriori, bien en grada o bien ya a flote, mediante una escotilla habilitada al efecto.

El funcionamiento de este complejo sistema de propulsión fue analizado en detalle en el número 468 de la revista Defensa, correspondiente al mes de marzo de 2017. (José Mª Navarro García)

Fotografías: Instalación del motor eléctrico principal en el S-81 (Armada española)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.