¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Robles alerta de la peligrosidad de la misión en Líbano en su comparecencia en el Congreso

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para informar de las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior en el actual “complejo e inestable escenario geoestratégico”. Un escenario global, de África al Báltico pasando por Asia, en el que actualmente están desplegados cerca de 3.000 efectivos españoles en diferentes misiones bajo los paraguas de la Unión Europea, la OTAN y ONU. En 2023, un total de 12.075 militares de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil participaron en alguno de los contingentes que España ha desplegado en 17 misiones en el exterior.

España, ha recalcado la ministra, es el país que realiza mayores contribuciones de misiones en el ámbito de la UE y el cuarto en el ámbito de la OTAN.

Tras exponer los conflictos en Ucrania (“la constatación de una seria amenaza para la seguridad y bienestar de los europeos”) y Gaza, Robles ha alertado del fracaso de la campaña europea en el Sahel  contra el terrorismo yihadista: “durante los pasados meses hemos visto como se extendía por el Sahel una corriente contraria a las políticas de colaboración en materia de seguridad entre Europa, principalmente con Francia y los estados de la zona; colaboraciones que hasta este momento tenían como objeto la lucha contra el terrorismo y los tráficos ilícitos, así como la consolidación de estructuras de seguridad y defensa nacionales eficaces. Esta situación fue alimentada y aprovechada, como todos ustedes saben, por el grupo paramilitar ruso Wagner, sin olvidar la influencia económica de China en estos países africanos”.

La ministra ha referido que las misiones en las que participan las Fuerzas Armadas pueden agruparse en dos bloques: aquellas que tiene por objetivo principal garantizar la Disuasión y Defensa, las más numerosas en medios humanos y materiales, y aquellas en las que la finalidad es la Proyección de la Estabilidad.

“La guerra de Ucrania y la amenaza que para la seguridad los Estados de Europa, especialmente para nuestros socios y aliados del flanco Este, supone la actitud de Rusia, ha llevado a un importante refuerzo de la política de disuasión y defensa colectivas implicando refuerzo de las capacidades militares desplegadas por la Alianza Atlántica en este flanco Este, lo que ha supuesto un incremento de los efectivos desplegados por todos los aliados y, por tanto, obviamente por España”, ha expuesto.

 

En este marco se desarrolla la operación Presencia avanzada reforzada (eFP) en Letonia, que sostiene una fuerza mecanizada/acorazada dentro de la Presencia Avanzada de la OTAN para contribuir a la disuasión y la defensa, llegado el caso, de Letonia o cualquier otro País Báltico o Polonia. España despliega en ese marco a 700 efectivos, fundamentalmente personal de la Brigada Aragón I y el Mando de Artillería Antiaérea, junto a una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) NASAMS en la Base Aérea de Lielvarde, (Letonia) con un total máximo de 100 militares.

Robles ha informado que España continuará en Letonia manteniendo el esfuerzo actual integrando sus capacidades en la futura Brigada Multinacional liderada por Canadá, así como en los Cuarteles Generales de entidad División y Cuerpo de Ejército que la apoyan. A continuación ha explicado como la situación creada por la invasión rusa de Ucrania ha dado lugar a una reorganización de las acciones de disuasión y defensa de la Alianza en el Flanco Este.

Así, bajo la denominación de Persistent Effort, se han agrupado la Policía Aérea del Báltico (BAP), en que España participa desde 2006, y las medidas de refuerzo para garantizar la defensa del espacio aéreo de los países miembros de la OTAN, que se han ido aumentando con el paso del tiempo para refuerzo en el flanco Este, como la Enhance Air Policing (eAP) y el Air Shielding.

En 2023 la contribución española a las acciones de Policía Aérea consistió en el despliegue del Destacamento Aerotáctico (DAT) Viespe en Borcea-Fetesti (Rumanía) desde el 1 de diciembre de 2022 hasta el 9 de junio de 2023. Participaron dos rotaciones formadas con 8 F-18 y 78 efectivos y 7 F-18 y 133 efectivos, respectivamente, que realizaron un total de 281 misiones, en su mayoría relacionadas con su principal función de defensa aérea Quick Reaction Alert (QRA). Posteriormente, entre el 1 de agosto y el 30 de noviembre se desplegó el DAT Ambar en la Base de Amari (Estonia),  compuesto por 8 Eurofighter EF-200, un A-400M desde el 15 de agosto al 15 de septiembre y 134 efectivos, realizando un total de 269 misiones, algunas, por vez primera, conjuntas con Alemania.

 

En 2024, ha dicho Robles, se contribuirá a la Defensa Integrada Aérea y de Misiles de la OTAN con 2 despliegues de 8 aeronaves de defensa aérea, de 4 meses de duración, en Lituania y Rumanía, así como 2 despliegues de 1 avión de reabastecimiento en vuelo, por un período de 1 mes cada uno.

Igualmente se procedió, ha explicado, al refuerzo de las defensas antiaéreas de estos países como consecuencia de la activación que los propios países de la Alianza le han pedido a España. Así, además de la UDAA NASSAMS en Letonia, se desplegó una Unidad de Defensa Antiaérea defendiendo la base aérea de Amari (Estonia), a unos 50 km de Tallin, compuesta por un radar SENTINEL, dos lanzadores NASAMS, y 100 efectivos. En octubre de 2022 se desplegó un el Destacamento Aerotáctico (DAT) TlGRU consistente en un radar de vigilancia aérea en la localidad de Schitu, que se prevé que continúe hasta el 30 de junio de 2024.

Se ha referido además a la operación de apoyo a Turquía, consistente en el despliegue de una unidad Patriot, cuyo objetivo es defender la ciudad de Adana, 5ª ciudad turca por población con aproximadamente dos millones de habitantes, situada en la ciudad de Incirlik a 120 km al norte de la frontera con Siria. Está constituida, ha dicho, por 138 efectivos.

Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN

España participa en las Agrupaciones Navales Permanentes de la OTAN (SNFs), que proporcionan una presencia marítima permanente a la OTAN y constituyen el elemento básico de las Fuerzas de Respuesta Muy Rápida (VJTF-M) de la Alianza. Durante el primer semestre de 2023, se integraron la fragata Álvaro de Bazán, el buque cazaminas Tajo, así como el buque de aprovisionamiento Patiño, mientras que después de junio, han tomado el relevo la fragata Méndez Núñez y el buque cazaminas Tambre, repitiendo como buque de aprovisionamiento el Patiño, ha expuesto.

Desde el 11 de enero, y hasta el mes de julio, España manda la SNMG1 con la fragata Almirante Juan de Borbón, como buque de mando. Además se ha incorporado el buque logístico (BAC) Cantabria, que participará entre enero y marzo. En cuanto a la SNMCMG2, está previsto que se integre el cazaminas MHC Segura entre marzo y junio.

Proyección de la Estabilidad: el convulso Líbano

El otro grupo de misiones en las que participan las Fuerzas Armadas españolas tienen por objeto proyectar estabilidad y contribuir a la seguridad en las áreas donde despliegan. Se enmarca ahí la Operación Libre Hidalgo, en Líbano, bajo paraguas de la ONU. La misión de UNIFIL, en este momento el Jefe de la Misión es el Teniente General Aroldo Lázaro, es monitorizar el cese de las hostilidades, apoyar al ejército libanés en sus actividades dentro del sector, así como al gobierno del Líbano en el ejercicio de su autoridad.

 

En este momento se encuentra, ha dicho, en su fase de estabilización, en la que se pretende que las Fuerzas de Defensa del Líbano sean capaces de hacerse cargo de la situación sin necesidad de la presencia de UNIFIL, hay desplegados 656 militares y 7 civiles españoles. Bajo Mando español, están militares serbios, salvadoreños, brasileños, argentinos, indonesios, indios, nepalíes y kazajos.

 

Robles ha incidido en que la situación en ese escenario es “muy preocupante”, las acciones de hostigamiento y represalia entre las partes continúan a lo largo de toda la Blue Line, y las fuerzas españolas “continúan operando sobre el terreno cumpliendo su misión, en una situación de enorme riesgo. Tanto el contingente actual como el anterior están siendo objeto de fuego cruzado en muchísimos momentos. Pasan momentos importantes en el búnker.

 

Yo les tengo que decir que la misión me preocupa desde el punto de vista de integridad y seguridad de los militares, que guardan todas las medidas de precaución; tengo que decir también que para la población libanesa son un factor de seguridad, son un factor de tranquilidad, pero la situación en Líbano es muy preocupante, que no nos podemos olvidar de ello y que del papel que están realizando nuestras fuerzas Armadas, hoy mismo, con un evidente riesgo para sus vidas, es esencial y fundamental para el mantenimiento de la paz y, sobre todo, para evitar ese fuego cruzado donde la población libanesa sería, está siendo, desde luego, la principal víctima del conflicto que hay en este momento”.

La ministra se ha referido también a la situación de riesgo en Irak. El contingente español tiene allí, ha explicado, dos pilares, por un lado la Coalición internacional para derrotar al Daesh mediante la Operación Inheret Resolve y, por otro lado, la Misión de la OTAN en Irak (NMI) que tiene por finalidad complementar a la anterior, centrándose en el asesoramiento a las autoridades iraquíes para el desarrollo y afianzamiento de una sus instituciones de seguridad y defensa, así como la consecución de unas condiciones y capacidades que imposibiliten la vuelta del Daesh.

“El contingente español, en el marco de Operación Inherent Resolve, cuyo futuro está en cuestión -porque el gobierno iraquí tiene serias dudas y nos lo ha trasladado; que probablemente esa misión no continúe- se integra en el Special Operations Task Group (SOTG), que continúa los programas de instrucción de sus unidades «partner» iraquíes; y en la Unidad de helicópteros (ISPUHEL) -encuadrada en la Operación Inherent Resolve, también apoya a la NATO Mission Irak-. En los últimos meses están siendo objeto de unos ataques durísimos, con misiles, con morteros”.

En este punto ha recordado que desde mayo 2023 el Jefe de la Misión de la OTAN en Irak es también español. “Por eso es importante, cuando hablamos de la implicación de España en las misiones –luego me referiré a Mali-, decir que en Líbano el Jefe de la misión UNIFIL es un español; el Jefe de la NATO Mission en Irak es otro español; el Teniente General José Antonio Agüero Martínez, quien ejercerá el mando de la misma hasta mayo de 2024 y es el Jefe del Contingente español”.

El Mar Rojo

La Ministra ha pasado de puntillas sobre la cuestión de la no implicación española, sobre la cuestión ha dicho: ”Me voy a referir ahora a la Operación Atalanta, que estos días ha estado de moda. Forma parte del compromiso adquirido por España, bajo bandera de la UE, en su lucha por mantener la seguridad en las aguas del Golfo de Adén y Somalia, protegiendo a los barcos del Programa Mundial de Alimentos (WFP) y manteniendo la seguridad del tráfico marítimo vulnerable, combatiendo la piratería y los asaltos armados en el mar. Desde el pasado año, Somalia no permite operar a los medios de la coalición en sus aguas territoriales, lo que afecta negativamente a las tareas contra la piratería y los tráficos ilícitos, y muy especialmente a las de capacity building en la zona afectada.

A pesar de que el fenómeno de la piratería se encontraba contenido desde 2019, la situación en la zona de operaciones se ha deteriorado considerablemente en los últimos meses, produciéndose diversos incidentes de asalto a buques en alta mar. Me he referido antes a la gran labor que está realizando la Fragata ‘Victoria’ en el océano Índico; si alguien pretendía que de esta misión, con una única fragata, se pudieran realizar misiones en el Mar Rojo, es desconocer por completo la realidad de lo que ocurre en el Índico y el gran trabajo que realiza la Armada española en ese seguimiento y monitorización de la piratería.

España siempre ha mantenido un fuerte compromiso la operación Atalanta, remarcado por el hecho de que el Cuartel General de la Operación se encuentra en la Base Naval de Rota, y el comandante de la Misión es otro español: el Vicealmirante Ignacio Villanueva Serrano. Como decía antes, actualmente se encuentra desplegada la fragata ‘Victoria’, con una Unidad Aérea Embarcada. Además, se despliega en Yibuti el Destacamento Aerotáctico (DAT) Orión, del Ejército del Aire y del Espacio, el cual cuenta con una aeronave D4 que realiza el despliegue completo del personal únicamente en periodos intermonzónicos. El mandato que mantiene la operación se ha mantenido hasta diciembre de este año, añadiendo tareas tanto ejecutivas como no ejecutivas.

El futuro inmediato de la Operación prevé el relevo de la Fragata ‘Victoria’ por la fragata ‘Canarias’, que se mantendrá en zona desde el próximo mes de febrero hasta junio. En cuanto al Destacamento Aéreo, el próximo despliegue del destacamento se completará en el mes de marzo de este año”.

Operación Sea Guardian

 

A lo largo del 2023, se ha mantenido el esfuerzo habitual en esta operación,  ha explicado Robles, con numerosas unidades navales en apoyo asociado cuando navegan por el área de operaciones. Ha destacado la participación del BAM Furor en una Focused Operation entre junio y julio, y la actuación como buque de mando de la fragata Santa María en noviembre, ambos en el Mediterráneo occidental. Además, se han realizado sendas patrullas de los submarinos Tramontana y Galerna, entre enero/febrero y octubre/noviembre, respectivamente. El año en curso se va a mantener una contribución similar, con un ratio de 45 militares/día de activación, en esta operación Sea Guardian.

Respecto a la misión EUFOR ALTHEA, ha dicho que se sigue monitorizando por la tensa situación que existe actualmente entre Kosovo y Serbia, así como el aprovechamiento de la misma, con el objeto de detectar, con anterioridad suficiente, cualquier incidencia que pudiera originarse en Bosnia. Actualmente España contribuye con 3 puestos, uno en Mons (Bélgica) y dos en Sarajevo.

África

El Destacamento Aerotáctico (DAT) Marfil, que se centra en la contribución de aerotransporte en apoyo a las Fuerzas Armadas de Francia y, a través de ellas, a las misiones de Naciones Unidas (MINUSMA y MINUSCA) y G5 Sahel, está englobando actualmente a un total de 21 países, con la incorporación de Guinea Bissau y Santo Tomé y Príncipe.

 

La reorganización de las fuerzas francesas en el Sahel ha dicho, una variación en el perfil de las misiones de vuelo de los aviones del DAT Marfil, observando una disminución de los vuelos con origen/destino en los aeropuertos de Malí y Burkina Faso. Respecto al futuro de la Misión, ha asegurado que se mantendrá el esfuerzo logístico aéreo en apoyo de las iniciativas para promover la estabilidad en el Sahel y en la República Centroafricana.

 

“La misión de EUTM MALI, me han oído hablar muchísimas veces de ella, se centra en asesorar, entrenar y proporcionar formación militar a las Fuerzas Armadas malienses, incluyendo el acompañamiento «no-ejecutivo», con la finalidad de fortalecer su capacidad de defensa del territorio y de protección a la población. Durante el pasado 2023 se ha producido un cambio de tendencia negativo, con una pérdida de influencia europea en el escenario. Lo hemos hablado, desgraciadamente la UE está perdiendo su posicionamiento en el Sahel y lógicamente en Mali. De hecho, MINUSMA, la Misión Multidimensional de las Naciones Unidas en Malí, se retiró el 31 de diciembre, tras la petición del gobierno de transición maliense. También es destacable la práctica disolución del G5 Sahel tras el abandono de Níger y Burkina Faso. A todo ello se une una situación de seguridad degradada en el país, sobre todo en el centro y norte del mismo”, ha expuesto.

El contingente español aporta unos 132 militares, destacando que el Mission Force Commander es también un español, el General de Brigada Ortiz-Repiso, así como lo son los jefes de educación y asesoramiento y el de la Force Protection.

La continuidad de la EUTM Malí está pendiente de la revisión estratégica de la UE, prevista para este año 2024. El actual mandato concluye en el mes de mayo de 2024 por lo que deberá tomarse por la UE una decisión al respecto, ha dicho la ministra. Otra de las misiones EUTM francesas no ejecutivas es la de la República Centroafricana, que tiene por objeto contribuir al desarrollo del sector de la seguridad de la RCA en ese país mediante el asesoramiento a nivel político, estratégico y militar, así como la formación y adiestramiento de sus fuerzas armadas.

“Como en EUTM Malí, la tendencia está siendo negativa. En este caso por la aparición del Grupo Wagner. Se han realizado cursos dentro del pilar de educación que no tuviesen una aplicación bélica, pero están prácticamente suspendidas las actividades de asesoramiento. Destacar que en octubre se produjo la retrocesión del campo de entrenamiento de EUTM RCA al propio Ministerio de Defensa Centroafricano, que finalizó con ello un largo período de negociación que se había estado realizando”. España está participando actualmente en esta misión con 7 militares del Ejército de Tierra aportando al Jefe de Estado Mayor, el Jefe de Sección y el Jefe de Inteligencia.

Otra misión de la UE es la Operación EUTM Somalia, otra misión no ejecutiva de la UE que tiene como objetivo el desarrollo de las Fuerzas Armadas de este país, mediante el asesoramiento político-estratégico y el adiestramiento. “Se han realizado y organizado actuaciones para formación de oficiales y una gran variedad de cursos de especialización, destacando el de actualización de oficiales o el de contra-explosivos; todos ellos muy apreciados por las fuerzas armadas somalíes. Hace pensar ello que en el futuro el mandato, que expira a finales de 2024, podría ser extendido en condiciones similares a las actuales” ha dicho Robles.

 

El contingente español es de 20 militares en Mogadiscio, ocupando, entre otros puestos, el de Jefe de Estado Mayor.Esta semana pasada hablaba con el jefe de Estado Mayor porque hubo un terrible atentado en Mogadiscio y por suerte nuestras tropas españolas no resultaron afectadas”. También se ha referido a la Misión de Adiestramiento de la Unión Europea EUTM Mozambique, una misión no ejecutiva que tiene como objetivo el desarrollo de las fuerzas armadas mozambiqueñas (FDAM) y en la que España participa únicamente con 2 observadores.

Por último ha hablado del del carácter prioritario del área del Golfo de Guinea para los intereses estratégicos españoles en el ámbito de seguridad y defensa: “se han desplegado unidades navales en la costa occidental africana y Golfo de Guinea, despliegues que se vienen realizando desde 2010. En 2023, se desplegaron en el Golfo tanto el Buque de Acción Marítima ‘Audaz’ como el ‘Tornado’ durante 8 meses, visitando un total de 12 países ribereños. Se realizan numerosas actividades de vigilancia y seguridad marítima, y se lleva a cabo sobre todo la formación de militares de esos países. En el 2024 se espera una contribución militar parecida, con los despliegues del BAM ‘Furor’, así como del BAM Meteoro. El ‘Furor’ estará entre febrero y julio y el BAM ‘Meteoro’ estará entre septiembre y diciembre”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.