¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Miércoles, 17 de abril de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

La Policía Nacional pone menos facilidades en las oposiciones a los militares que a la Guardia Civil

Examen de las oposiciones a Policía Nacional en IFEMA. Foto: Twitter Policía Nacional
La Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) pide que se eliminen las trabas en la nota de corte de las oposiciones a Policía Nacional, que desincentivan a los aspirantes a presentarse, que han pasado de 1.327 instancias en la convocatoria de 2017 a 310 en la de 2021.

El porcentaje de plazas reservadas a la Policía Nacional ocupadas de 2010 a 2021 fue de un 3,7%, mientras que la cobertura de plazas reservadas en la Guardia Civil en el mismo periodo, 2010 a 2021, fue del 68% (3.822 plazas).

Plazas reservadas a Tropas y Marinería Española para las oposiciones a Policía Nacional por año. Datos suministrados a ATME a través del Portal de la Transparencia. Foto: ATME

Plazas reservadas a Tropas y Marinería Española para las oposiciones a Policía Nacional por año. Datos suministrados a ATME a través del Portal de la Transparencia. Foto: ATME

En base a la solicitud de ATME, el ministerio del Interior informó a Defensa que del estudio realizado por la Dirección General de Policía no se desprendía ninguna razón concreta de esta baja cobertura, ya que el nivel de exigencia en la prueba de conocimientos era para todos los aspirantes el mismo. Es más, continuaba, la cuestión era que la mitad de los aspirantes no se presentaban a la primera prueba.

ATME entiende que existen motivos más profundos, como las trabas que se ponen por parte del ministerio del Interior, cuya Dirección General de la Policía elabora la convocatoria, al ingreso de estos militares.

Por primera vez, en la actual convocatoria del 2022, se puede ver claramente cómo se realiza la nota de corte en la prueba de conocimientos, comprobándose que se perjudica a los militares de tropa y marinería: “Respecto de la reserva de plazas [...] será tenida en cuenta, como nota de corte para la superación de esta prueba, la obtenida por la última persona aspirante que hubiera sido declarada apta en esta misma prueba respecto a las plazas no reservadas para militares profesionales de tropa y marinería.”

La nota de corte (punto 6.1.2 de la convocatoria) se establecerá, hasta llegar a 1,5 aspirantes por plaza, entre las 2.947 mejores notas (1.965 + 982), con lo cual para que un militar pase la citada prueba deberá estar en ese corte.

De las 2.456 plazas autorizadas para ingreso por oposición libre en la Escala Básica de la Policía Nacional, se reservan 491 para militares temporales y 1.965 para personal civil. Las plazas no ocupadas por el personal militar pasarán al turno de oposición libre.

Como se puede ver, la ratio se va a realizar exclusivamente sobre las plazas no reservadas (1.965) y no sobre la totalidad de las plazas (2.456).

Si se estableciese la nota de corte sobre la ratio de 1,5 con relación a la totalidad de las plazas, esta sería entre las 3.684 mejores notas (2.456 + 1.228). Dicho de otro modo, habría 737 plazas más para poder entrar en la nota de corte.

Desde la Asociación argumentan que, si verdaderamente se tuviera interés en incentivar el ingreso de los militares de tropa y marinería, debería de haber una ordenación dentro de cada modalidad de ingreso, como ocurre en la Guardia Civil, estableciéndose la nota de corte, con la misma ratio de 1,5 aspirantes, en las 736 mejores notas del personal militar (491 + 245).

La dificultad de preparar adecuadamente la prueba de conocimientos, por la disponibilidad requerida para la vida militar (guardias, maniobras, navegaciones, etc.), junto a la desmotivación al conocer las pobres cifras de plazas reservadas ocupadas a lo largo de los años y la opinión generalizada de que se pondrán todas las trabas posibles para que no sean cubiertas por militares, son las principales causas que hacen que un aspirante no se presente al comienzo de las pruebas ni, a día de hoy, presente la solicitud.

Según reclama ATME no hacen falta más cursos de preparación, sino unas bases en la convocatoria que no perjudiquen al personal militar y sean justas con el bagaje que pueden aportar a la Policía Nacional (trabajo en equipo, formación, disciplina, cualidades físicas, etc.) y con su deseo de continuar trabajando en beneficio de la ciudadanía.

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.