Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Perros para reforzar el potencial de las fuerzas de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra

Las fuerzas de Operaciones Especiales (OE’s) del Ejército de Tierra (ET) español, aglutinadas en el Mando de Operaciones Especiales (MOE), llevan varios años ampliando sus recursos e incidiendo en unas misiones internacionales que se derivan del concepto de frontera avanzada que lucha en otros entornos contra una amenaza clara para los intereses españoles y occidentales. Mejorando su potencial, llevan ya desde hace un tiempo incorporando a sus ejercicios más relevantes, como los Machete o Mobility, una capacidad que también han ido asumiendo otras naciones de nuestro entorno.

Nos referimos al empleo de perros especialmente adiestrados, usualmente proporcionados, junto con sus guías, por el Centro Militar Canino de la Defensa (CEMICANDEF) -uno de sus componentes ha recibido el premio Machete de 2017-. Esa experiencia, dilatada por una cooperación que se ha demostrado positiva e interesante, ha derivado en un movimiento reciente que es óptimo para el MOE. En su estructura, seguramente dentro de lo que es sus elementos más genéricos de Cuartel General, se ha implementado un primer núcleo de especialistas cualificados como guías para trabajar con perros especialmente adiestrados, un potencial del que se carecía y que ahora es propio.

Seguramente se irá evolucionando en ese sentido para, poco a poco, contar con suficientes recursos en lo que a canes propios y especialistas se requiere. Por lo que conocemos, serían animales adiestrados en cometidos de ataque que permiten seguir a un determinado sujeto y neutralizarlo, o preparados para detectar explosivos como trampas que se puedan encontrar en una intervención, pudiéndose avanzar hacia otras necesidades que puedan ser necesarias.

Se están ya habilitando los caniles y espacios necesarios para tener a los perros y realizar las prácticas cotidianas que permiten mantener su aptitud y capacitación. Es un proceso lógico dentro de lo que se concreta en esta capacidad. Los canes tienen que estar acostumbrados a trabajar con los Equipos Operativos (EO’s) durante los movimientos que les caracterizan, tanto en las fases de inserción, en las que podrán moverse en plataformas como helicópteros o en vehículos todo terreno, como en los asaltos. El ruido de granadas, los disparos y otros aspectos propios deben ser algo natural para los animales.

Con la incorporación de perros al MOE se avanza en lo que son sus capacidades de asumir las operaciones que les son propias, en especial las acciones directas. La experiencia de otros países, en operaciones en distintos teatros, ha sido positiva y en España se sigue una línea común a la de otras naciones de la Alianza Atlántica. (Octavio Díez Cámara)

Fotografías:   Octavio Díez Cámara

01-Perros especialmente adiestrados suelen actuar junto con los EO’s del MOE en sus ejercicios más dinámicos.

02-Desde hace un tiempo, en el MOE se trabaja con perros adiestrados en ataque, detección de explosivos,…, como una herramienta más de su potencial.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.