Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El olvidado “Guernica” andaluz, 80 años del bombardeo de Cabra

Uno de los más mortíferos ataques realizados por la aviación de la República española, durante el conflicto fratricida que asoló España entre 1936 y 1939, tuvo lugar sobre la localidad cordobesa de Cabra el 7 de noviembre de 1938.  El recuerdo del ataque de los aviones republicanos a la villa, con una cobertura mediática muy alejada de la del aniversario del sufrido por la villa vizcaína el 26 de abril de 1937, tiene lugar estos días.

 

La acción, en la fase final de la Guerra Civil, se inició el 7 de noviembre poco después de las 07:30  de la mañana, cuando se estaba abriendo el mercado en la villa andaluza. Los protagonistas fueron tres bimotores de fabricación rusa Tupolev ANT-40 o SB-2, conocidos en España como Katiuskas, que dejaron caer sobre la plaza de abastos de Cabra y su barrio obrero de la Villa una veintena de bombas, que sumaban una carga ofensiva de unos  2.000 kilos.

 

La de mayor peso, de 200 kilos, cayó donde los vendedores estaban abriendo sus puestos, matando  a docenas en el acto. En total el ataque se cobró la vida de  109 personas y resultaron heridas más de 200, todas las  víctimas fueron civiles, no falleciendo ningún militar del bando franquista. Entre los muertos se contaron numerosas mujeres y menores, de ellos 10 de menos de 12 años.

 

El bombardeo se realizó en una zona bastante alejada del frente más próximo, al norte de la provincia, y muy lejos Tarragona, donde se libraba en aquel momento la fase final de la Batalla del Ebro, la mayor de las de la Guerra Civil, que finalizaba el día 16 con la derrota del Ejército de la República. En respuesta  a los de los franquistas, la acción de la aviación republicana contra ciudades alejadas del frente había dejado 43 muertos el 25 de octubre de aquel año, en la localidad de Aguilar de la Frontera, próxima a Cabra, además de otros ataques a núcleos urbanos de retaguardia.

 

Tradicionalmente se ha contado que aquel 7 de noviembre de 1938 los militares del bando republicano tenían directrices de atacar a una unidad nacional o italiana que estaba en la zona, pero que los hasta tres vuelos de reconocimiento previos no habrían localizado. El parte de Guerra de la II República afirmó: «A las 7:27 (hora republicana) despegaron tres B. K. para efectuar un servicio de reconocimiento y bombardeo de Cabra. Se batió el objetivo eficazmente observándose las explosiones en el centro del pueblo. Se obtuvieron fotografías del frente reconocido. No se observó caza enemiga ni se les hostilizó con fuego antiaéreo, tomando tierra todos los aparatos sin novedad».

 

En el primer momento la propaganda franquista se hizo amplio eco de la masacre, para contrarrestar la similar que hacía la II República de los ataques de los bombarderos nacionales, que por aquellas fechas se concentraban en las ciudades con puertos de la franja del Mediterráneo.

 

Posteriormente, excepto en la localidad, el bombardeo fue cayendo en el olvido, contrastando con los reiterados recuerdos, libros, documentales  e incluso películas  dedicadas al ataque que sufrió Guernica (Vizcaya) en el curso de la ofensiva de los sublevados hacía Bilbao en la primavera de 1937 a manos de la aviación italiana y alemana, que lucharon en favor de los nacionales. (Julio Maíz Sanz)

 

Fotografía: Bombardero SB-2 “Katiuska” de la aviación republicana, como los que arrasaron Cabra. (foto: Ejército del Aire).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.