Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

¿Necesitará el Ejército de Tierra español un nuevo blindado?

El Ejército de Tierra (ET) español tiene programada la compra total de unos mil ejemplares del blindado  VCR 8x8 Dragón para equipar a buena parte de las brigadas que se constituirán dentro del programa Fuerza 2035. Hoy, en términos generales, opera con unos mil blindados de ruedas 4x4 y 6x6, algo más mil M113 y más de doscientos VCI Pizarro, cifra que en términos globales podríamos situar en dos millares y medio.

Sobre el futuro VCR 8x8 Dragón, y ya rubricado el primer contrato que permitirá contar con los 348 primeros ejemplares dentro de esta década y acordada la fabricación de las torres con cañón de 30mm para buena parte de ellos, podemos asumir, sumando las cifras de ambas licitaciones, que se plantea invertir unos dos mil cien millones de euros en ellos y no tenemos claro que no haya que añadir partidas complementarias para determinados equipos e implementos. 

Haciendo una división sencilla, cada Dragón tendría un costo unitario cercano a los 7 millones de euros que entendemos incluye costes asociados a su ciclo de vida útil; además, por lo que hemos visto de presentaciones recientes, la agilidad de este 8x8 parece ser menor que la de los 6x6 a sustituir, lo que incidiría en cierta medida en su vulnerabilidad.

La realidad económica de los presupuestos del Ministerio de Defensa en general y del ET en particular es bastante paupérrima y poco esperanzadora, por lo que en total se necesitaría una cifra de, por lo menos, 7.000 millones para completar el programa -por costes de escala podríamos estimar que podría verse reducida en su conjunto-, aunque no estaría del todo claro si se tiene en cuenta en que el plazo de su fabricación habría incrementos del precio de las materias primas, de sistemas o hasta de la mano de obra.

Es por esa estimación global que no sería descartable y si inteligente decidir reducir la cifra pretendida y llevarla a una que bien podría ser de medio millar, número que daría para equipar a unos ocho o diez batallones con ellos y permitiría destinar un monto importante de dinero a renovar equipos obsoletos o ya muy desgastados que son básicos para la capacidad de armas como la Artillería, Caballería o Ingenieros.

La solución, siguiendo un tipo de proceder que ya han asumido Italia, Francia o hasta la poderosa Alemania, sería buscar otro modelo más sencillo y económico, que bien podría ser un 4x4 tipo Orso italo/germano o un 6x6 tipo Griffon francés -esos países, como otros, sólo se han equipado con unos cientos de 8x8 que son blindados caros y complejos-, que cubriese cometidos en determinadas unidades o estuviese adaptado para requisitos específicos; tanto el ingenio italiano como el francés han sido adquiridos a un precio unitario de 1 millón de euros, por lo que la diferencia es tangible y sustancial teniendo en cuenta el número del que hablamos.

Se podría optar por fabricar uno de ellos bajo licencia, con la consiguiente carga de trabajo en España, o incluso por adaptar el SMV Ibero diseñado y fabricado aquí. Lo que está hoy ya claro es que, para no ahondar más en determinados problemas propios del Dragón -peso, coste, altura, poca agilidad,…-, podría ser positivo estudiar una opción por la que se han decidido otros países de nuestro entorno y que podría ser muy interesante desde el punto de vista del coste-eficiencia. (Octavio Díez Cámara)

Fotos:
-Los 6x6 BMR y VEC actuales podrían ser en parte reemplazados por un nuevo 4x4 de diseño o fabricación española. (Octavio Díez Cámara)
-Italia ha adoptado el Orso, un diseño de la germana Krauss Maffei Wegman e Iveco que cubre bien distintos requisitos militares terrestres. (Octavio Díez Cámara)
-Los franceses complementarán sus VBCI 8x8 con miles de los Griffon, mucho más económicos de adquirir y de mantener. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.