¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Domingo, 16 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

40 años de uno de los grandes diseños aeronáuticos españoles, el CN235

Presentación del primer CN235 en las instalaciones de CASA en Getafe. (foto Museo de Aeronáutica y Astronáutica)

El pasado 11 de noviembre se cumplieron 40 años del primer vuelo del avión de transporte biturbohélice CN235, surgido de la alianza entre la desaparecida empresa española CASA y la entonces compañía indonesia Nurtanio con el objetivo de sustituir al más pequeño C212.

A finales de los años setenta del pasado siglo, ante el éxito de ventas del pequeño turbohélice no presurizado C212, diseñado y construido por la entonces compañía española Construcciones Aeronáuticas Sociedad Anónima (CASA), integrada hoy en la multinacional europea Airbus Defence and Space, la empresa española decidió asumir un proyecto de mayor capacidad.

Para compartir los importantes costes de I+D, CASA llego a un acuerdo con Industry Pesawat Terbang Nurtanio, actualmente Indonesian Aerospace, para lo cual se constituyó en 1979 el consorcio Airtech. 

El resultado fue una aeronave con mayor capacidad y rendimiento que el C212, designada como CN235 (la C por CASA y la N por Nurtanio) y diseñada para ser fácil de fabricar y mantener, presurizada, capaz de operar desde pistas cortas y no preparadas y que se ha mostrado con los años como un avión muy versátil, tanto para roles militares como civiles.

El primer vuelo del primer CN235, que portaba la matrícula ECT-100 y estaba bautizado con el nombre de Infanta Elena, tuvo lugar en Getafe (Madrid) el 11 de noviembre de 1983, tripulado por José Murga y Guillermo Delgado Brackenbury.

Uno de los 20 CN235 que adquirió el Ejército del Aire entre 1989 y 1993. (foto Julio Maíz)

Llevaba el costado izquierdo pintado con los colores de la desaparecida aerolínea española Aviaco y en el derecho los de la puertorriqueña Prinair, pues ambas compañías habían contratado opciones de compras, aunque ninguna de ellas los adquirió finalmente. Muy poco después, el 30 de diciembre de ese mismo año, realizaba su primer vuelo el prototipo indonesio en Bandung (Java).

De hecho, el cliente lanzador de los construidos en España fue la Real Fuerza Aérea Saudí, que encargó dos de la versión de transporte general y dos configurados como aviones VIP, que le fueron entregados a principios de 1987. Por su parte, el Ejército del Aire adquirió 20 unidades, que se incorporaron entre 1989 y 1993, a los que se sumaron en España 3 en Salvamento Marítimo y 2 en el Servicio Aéreo de la Guardia Civil.

Una de las claves del CN235 fue su gran capacidad de carga para la época,  fácilmente accesible por una puerta/rampa trasera, lo que le permite transportar cerca de 6 toneladas, incluidos motores de aviación, vehículos terrestres ligeros o palets estándares de 88 × 108 pulgadas.

“Con 286 aviones entregados, el CN235 fue un éxito de ventas gracias a su versatilidad. Su sucesor, el C295, ensamblado en la planta de Airbus de San Pablo Sur (Sevilla), es el líder indiscutible de su segmento con 283 pedidos de 41 operadores diferentes”, destacan fuentes de la empresa europea. (Julio Maíz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.