¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Jueves, 23 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

2034 millones para la adquisición de los 16 C295 de patrulla y vigilancia marítima

Así iban a ser los C295W MPA y VIGMA del Ejército del Aire y del Espacio (Airbus)

El Consejo de Ministros de este 12 de septiembre ha autorizado la celebración del contrato para la adquisición de un sistema aéreo de vigilancia multisensor para sustituir a los aviones de patrulla marítima (MPA) y vigilancia marítima (VIGMA) que opera el Ejército del Aire y del Espacio.

Según refleja la referencia del Consejo de Ministros, con la tramitación de este expediente, que supone la adquisición de 16 aeronaves, se procederá a recuperar las capacidades militares necesarias para cumplir los objetivos de la OTAN para España, y poder seguir garantizando los compromisos nacionales adquiridos en el seno de la Alianza. El valor estimado del contrato es de 2.034 millones de euros.

¿Un único avión en lugar de dos configuraciones MPA y VIGMA?

Hasta ahora se partía de dos programas diferenciados, basados eso sí en una misma aeronave como es el C295 de Airbus Defence and Space, unos para misiones de patrulla marítima (Maritime Patrol Aircraft o MPA) y de Vigilancia Marítima (VIGMA).

Sin embargo ahora figura una nueva denominación como es “Sistema aéreo de vigilancia multisensor” lo que podría sugerir la adquisición de 16 aviones con una configuración similar apta para los dos roles.

Recordemos que el pasado mes de junio el Consejo de Ministros dio luz verde a la compra de aviones C295W de patrulla marítima y de vigilancia marítima para el Ejército del Aire y del Espacio.

Para la recuperación y ampliación de la capacidad de patrulla marítima, consecuencia de la baja de los aviones P-3 Orion, se pretende adquirir una flota de aeronaves que permita al Ejército del Aire y del Espacio disponer de un sistema con las características y capacidades establecidas en los requisitos del Estado Mayor.

El alcance del Programa MPA (Maritime Patrol Aircraft) supone la adquisición de seis aviones Airbus C295W modificadas para misiones de patrulla marítima. Para mantener las capacidades de vigilancia y reconocimiento, búsqueda y salvamento y seguridad marítima, es necesaria la adquisición de las plataformas aéreas, en número suficiente, con la configuración adecuada y el necesario soporte logístico integrado, que permita seguir garantizando los compromisos nacionales y continuar realizando las misiones encomendadas, recalca el Gobierno.

Por otra parte, el alcance del Programa VIGMA supone por su parte la adquisición de diez aviones Airbus C295W modificadas para misiones de vigilancia marítima (VIGMA) y misiones de búsqueda y rescate Search and Rescue (SAR) con los que reemplazar a los 8 veteranos CN235. En junio, el presupuesto total de ambos programas alcanzaba los 1.730 millones de euros, desglosado en nueve anualidades, cifra que ahora se incrementa en más de 300 millones de euros.

Los nuevos C295W de Patrulla y de Vigilancia Marítima

Airbus Defence and Space presentaba a finales del pasado año una infografía que ilustraba el aspecto de las dos versiones del C295 que adquirirá el Ejército del Aire y del Espacio para cubrir la baja de los aviones de lucha antisubmarina P-3 Orion y de los veteranos CN235 VIGMA, también conocidos como D4.

Recordemos que entre los trece nuevos programas anunciados por el Ministerio de Defensa se encuentran estos programas. Estas aeronaves las desarrollará y fabricará Airbus Defense and Space en su planta de San Pedro (Sevilla), en base a su probada plataforma C295, aunque obviamente no ofrecerán ni el alcance ni la autonomía de los veteranos aviones estadounidenses, que otras naciones de la OTAN han sustituido con los norteamericanos Boeing P-8, si bien servirá de tractor de la industria de defensa española, ya que también participaran en el programa empresa como Indra, Saes, Tecnobit, Sainsel, etc.

Según lo anunciado hasta ahora, ambos aviones irían dotados del sistema de misión FITS (Full Integrated Tactical System) en su última evolución, equipos de comunicaciones, además de nuevos sensores específicos para cada una de las tareas, incluyendo radares de superficie y sensores electroópticos, estando la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) del Ministerio de Defensa en la fase final de definición de la configuración de ambas variantes. (José Mª Navarro García)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.