Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Los misiles antiaéreos HAWK del Ejército de Tierra español seguirán en servicio 15 años más

En el marco del plan de sostenimiento para mantener el sistema de misiles Raytheon MIM-23 HAWK más allá de 2030, el Ejército de Tierra (ET) acaba de alcanzar un hito con la recepción en el Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 74 de parte de los elementos del sistema puestos a cero.

El sistema de misiles norteamericano HAWK, siglas de Homing All the Way Killer (asesino guiado a lo largo de su vuelo, en referencia al seguimiento de las aeronaves a las que combate), fue incorporado al ET  en los años sesenta del pasado siglo. Durante décadas ha estado preparado para hacer frente a todo tipo de amenazas aéreas con gran eficacia en su rango de medio alcance, gracias a sus sucesivas modernizaciones, la última en la que se le estandarizó a la denominada fase III se acometió entre 1998-2001.

Ahora se pretende garantizar su sostenimiento a corto-medio plazo para mantener su disponibilidad operativa en los niveles requeridos, según informa el medio del ET Tierra en su última edición. El objetivo es lograr que siga operativo y con un adecuado nivel de munición más allá de 2030. De este modo, se dará plazo suficiente para que se pueda llevar a cabo la adquisición del sistema de misiles que sustituirá al HAWK sin condicionantes de tiempo.

La iniciativa para el sostenimiento del sistema, denominada overhaul, comenzó en 2019 y acaba de concluir su primera fase.  Las nuevas implementaciones han sido recibidas de manera satisfactoria en el Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) nº 74, en su sede de San Roque (Cádiz).  Antes ha sido necesaria su puesta a punto en Grecia, en las instalaciones de la empresa Sielman, que trabaja en este campo baja el control tecnológico y de transferencia de tecnología de la norteamericana del mismo nombre, distribuidor oficial de los repuestos de los sistemas HAWK y PATRIOT, autorizado por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos.                                                                                

Con esta actuación el ET pretende un reacondicionamiento en profundidad de los equipos analógicos del Grupo de Artillería Antiaérea (GAAA) I/74, que afecta a los radares de seguimiento y tiro, y también a los lanzadores de misiles. De este modo, se consigue una puesta a cero del material implicado y todos sus subconjuntos para mejorar la fiabilidad del sistema durante otros 15 años, como poco.                                                      

Una vez que se ha entregado el material de la primera unidad de fuego, se procederá a realizar la misma operación con los radares y lanzadores de la segunda unidad. El overhaul podría finalizar entre 2022 y 2023, tras la recepción de los equipos de la  última unidad de fuego. Por el momento, los resultados están siendo muy positivos, como se pudo constatar durante el ejercicio desarrollado entre los pasados días 22 al 28 de mayo en el Campo de Maniobras y Tiro “Médano del Loro”, en Huelva, donde se desplegó parte del material que acababa de llegar de Grecia.                                

“Los hitos principales del overhaul son disminuir el número de averías, ganar en fiabilidad y disponibilidad y reducir la carga de mantenimiento correctivo de las baterías del GAAA I/74. Una vez finalizado este proceso, se podría garantizar un correcto sostenimiento del sistema durante al menos 15 años”, explicó el coronel Mena, jefe del RAAA 74, en Tierra.  (Julio Maíz Sanz)

Foto: Misiles Raytheon MIM-23 del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 74. (foto Ministerio de Defensa de España)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.