Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Más de 1000 lanzamientos paracaidistas en 3 semanas. El EZAPAC es aún más preciso

Durante el último mes, el  Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC), Unidad de Operaciones Especiales Aéreas del Ejército del Aire español, ha realizado unas prácticas SAO-C (en inglés, Special Air Operations) en las que han realizado más de 1.000 lanzamientos paracaidistas, cumpliendo con éxito la finalidad de mejorar la precisión en la toma y facultar a sus operadores en el uso de los paracaídas TPM SAR para misiones de Búsqueda y Rescate.

Durante los SAO-C el adiestramiento paracaidista se realiza de manera concentrada, dirigida y progresiva. Esto se ha traducido en que, en pocos días, los saltadores han ejecutado un gran número de lanzamientos, empezando por los más básicos pero terminando con simulaciones con el mismo equipamiento que en un lanzamiento para una inserción en una operación real. Y todo se ha realizado bajo una supervisión personalizada. De esta forma, la seguridad y la eficiencia en el adiestramiento son enormes.

Con anterioridad a las tres semanas en las que se han ejecutado los lanzamientos, se programó una semana previa adicional para profundizar en la instrucción y seguridad paracaidista, incluyendo actividades teóricas, prácticas sin aeronaves y el empleo de simuladores.

Estas prácticas implican siempre a un gran número de miembros del EZAPAC, con lo que este adiestramiento no se ha limitado tan solo a los propios saltadores, sino que se ha extendido también a los CCT (controlador de combate que escoge el punto de suelta de los saltadores según las condiciones meteorológicas) y jefes de salto y plegadores, entre otros. Además, han permitido el trabajo mano a mano con las tripulaciones de los aviones C-212 del 721 Escuadrón de la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada y, sobre todo, con los C295 del Ala 35, con los que se practican tácticas de inserción de Operaciones Especiales.

Se han alcanzado varios objetivos de adiestramiento relacionados con la precisión. Entre ellos, perfeccionar la precisión de los saltadores con paracaídas de tipo táctico Phantom, realizando navegaciones por equipos operativos en las que el 100% de los operadores toma en una zona de aterrizaje de 100 x 100 metros de superficie; o con paracaídas deportivo tipo Foil, cayendo a escasos centímetros del punto de impacto previsto. Pero merece destacarse que ha habido nuevos operadores que se han capacitado para el manejo de la campana del paracaídas TPM-SAR con equipamiento de agua completo. Este es un paracaídas que se utiliza en misiones reales en las que se debe saltar para llegar a una persona aislada que necesite protección o asistencia sanitaria, facilitando su posterior rescate.

Con esto, en pocos días pero con muchos lanzamientos, el EZAPAC ha afinado la precisión de sus operadores, tanto de forma individual como por patrullas. Además, ha progresado como unidad paracaidista del Ejército del Aire, siendo capaz de ofrecer a más personal cualificado para uno de sus cometidos principales, que es el apoyo al rescate de tripulaciones aéreas. Esto ha sido el resultado de un trabajo en equipo de estas tres unidades del Ejército del Aire: EZAPAC, Ala 35 y Escuela Militar de Paracaidismo.

Fuente del texto y fotografía: Ejército del Aire


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.