Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Mando de Artillería de Campaña pone a prueba su poder de fuego en Gazola 21

El Mando de Artillería de Campaña (MACA) está enfrascado en la realización de su Ejercicio militar más importante del año. En el llamado “Gazola 21” están involucrados varios cientos de efectivos y numeroso material artillero, demostrando con las diversas incidencias y prácticas la versatilidad de los distintos sistemas para hacer fuego preciso sobre todo tipo de objetivos, realizar las correcciones pertinentes en relación con el punto de impacto, salir y entrar en batería con rapidez, o gestionar la ingente coordinación de información que hace que las acciones de la Artillería del Ejército de Tierra (ET) español sean lo contundentes que se requiere.

Estas prácticas se realizan durante la segunda y tercera semana de junio en el zaragozano Centro Nacional de Adiestramiento (CENAD) San Gregorio, un espacio amplio donde programar movimientos de las unidades y asistir a la realización de acciones de fuego real -limitadas en el horario por ser época estival con alto riesgo de incendios forestales-. Para poder coordinar las distintas misiones, en las que el general Jefe del MACA estuvo ejerciendo el liderazgo de los distintos regimientos bajo su Mando, se contó con la presencia de su Cuartel General que incluye distintas células para la gestión y coordinación de las misiones y así conseguir los objetivos pretendidos, del Regimiento de Artillería de Costa (RACTA) 4 acuartelado en la gaditana San Fernando, del Regimiento de Artillería de Campaña (RACA) 11 y del Regimiento de Artillería Lanzacohetes de Campaña (RALCA) 63, los dos últimos repartiendo sus elementos entre instalaciones en Burgos, Astorga o la  Base Conde de Gazola de la leonesa San Andrés del Rabanedo.

El material artillero desplegado, aportado por los dos primeros, incluyó piezas remolcadas SIAC (Sistema Integrado de Artillería de Campaña) 155/52, originarias de la Empresa Nacional Santa Bárbara y concebidas para ser movidas al arrastre por camiones 6x6 de Iveco, y material autopropulsado estadounidense basado en los obuses M109A5 de 155/39mm. Coordinadamente, ambos sistemas hicieron fuego con distintos tipos de municiones de 155mm y diferentes cargas, consiguiendo los alcances previstos. Los fuegos estuvieron bajo la supervisión del Puesto de Mando del MACA como gestor general de las misiones, y fuero coordinadas por los Puestos de Mando de Artillería y Elementos de Control de Fuegos (FSE, Fire Support Element) que incluyen módulos móviles con avanzados sistemas de presentación, de gestión y de enlaces de comunicaciones.

Les apoyaron en distintos cometidos sistemas como el radar contramortero AN/TPQ-36, el radar Arthur ubicado en un contenedor que mueve un camión, los sistemas de captación de sonido HALO, los contenedores de observación todo tiempo POMO del RACTA o estaciones meteorológicas, panoplia que consigue información en tiempo real muy útil para lo que se pretende. Complementaron a esos sensores con RPAS (Remotely Piloted Aircraft Systems) del tipo Atlantic y Tucan, actuación coordinada que ha dejado claro el potencial real del MACA para lo que se le exige que es apoyar con sus fuegos a otras unidades y organizaciones generadas desde el ET. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía:  El Centro Nacional de Adiestramiento San Gregorio ha sido el escenario escogido para la realización del ejercicio más importante de este año del MACA. (Octavio Díez Cámara)

El RACTA nº4, acuartelado en la gaditana San Fernando, aportó la capacidad de fuego de sus obuses de 155/52mm. (Octavio Díez Cámara)

En GAZOLA 2021 se usaron los sensores más avanzados del MACA para favorecer la precisión de los fuegos propios y evitar la contrabatería. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.