¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 25 de mayo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

Llega Madrid en un A400M desde Yibuti parte del contingente militar desplegado para la evacuación de Sudán

Ayer llegaron a la Base Aérea de Torrejón 53 de los de 200 militares integrantes del contingente responsable de la operación de rescate del personal español en Sudán tras el estallido de un conflicto armado. Pertenecientes al Mando de Operaciones, el Ejército del Aire y del Espacio y el Ejército de Tierra han aterrizado en la base en un avión A400 procedente de Yibuti. 

Fueron recibidos por la Ministra de Defensa, Margarita Roble, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), almirante general Teodoro López Calderón, el Jefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra (JEME), general de Ejército Amador Enseñat, el Jefe de Estado Mayor del Ejército del Aire, general del Aire Javier Salto y el general de la BRIPAC, Luis Jesús Fernández Herrero.

“Ha sido una evacuación muy complicada y difícil, lleva muchas horas cada uno de sus cometidos, pero no tengo más que palabras de reconocimiento y de agradecimiento. Una vez más, como pasó en Kabul, han dejado a España en un lugar muy importante”, ha dicho la ministra en unas palabras dirigidas a los miembros del contingente.

La Operación de Rescate de Personal No Combatiente (NEO por sus siglas en inglés) se inició el viernes 21 de abril con el posicionamiento de un primer avión A400, al que se sumaron posteriormente un Airbus A330 y otros dos A400, todos ellos del Ejército del Aire y del Espacio.

En la evacuación, bajo control operativo del Mando de Operaciones, se trasladó a 100 civiles hasta Yibuti, 34 de los cuales eran españoles. Una vez allí, 72 viajaron hasta España, donde fueron recibidos ayer por el jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Teodoro López Calderón, y por el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares. El resto permanecieron en Yibuti para regresar a sus respectivos países por otras vías.

Entre los evacuados había ciudadanos procedentes de Italia, Irlanda, México, Argentina, Venezuela, Portugal y Polonia.

Capacidad de reacción

El JEMAD se ha dirigido también al contingente para darles las gracias “por haber cumplido la misión” no exenta de riesgos, por su “capacidad de reacción” para resolver los problemas imprevistos y su “dedicación y espíritu de sacrificio”.

Durante 48 horas, las aeronaves del Ejército del Aire y del espacio operaron entre Yibuti y España para transportar el material y el personal militar participante en la operación, que trasladó al personal civil desde la embajada hasta el aeropuerto militar de Wadi Seidna, al norte de Jartum, sin ningún tipo de incidente. Una vez allí, el A400 transportó a los civiles hasta Yibuti.

En concreto, en el operativo han estado implicados cerca de 90 militares de la I Bandera de la Brigada Paracaidista y del Mando de Operaciones del Ejército de Tierra, 80 miembros del Ala 31, el Grupo 45, el Escuadrón de Apoyo al Despliegue Aéreo y la Unidad Médica de Aeroevacuación del Ejército del Aire y del Espacio, un equipo de reconocimiento y enlace operacional del Mando de Operaciones y personal del Mando Conjunto de Operaciones Especiales y del JFAC (Componente Aéreo de la Fuerza Conjunta), entre otros.

El jefe del contingente español, coronel Alberto Fajardo, del MOPS, ha destacado asimismo la coordinación entre los ministerios de Defensa y de Exteriores, así como la rapidez del MOPS para “convertir el plan de contingencia en un plan ejecutable para llevarlo a cabo en 24 horas”.

“La labor de los ejércitos en tiempo oportuno, el personal identificado con las capacidades requeridas y la coordinación sobre el terreno entre los elementos de Exteriores, Defensa, las autoridades sudanesas y del resto de países para facilitar la rapidez de reacción, ha sido la clave”, ha dicho el coronel.

Por su parte, el jefe de la I Bandera de la BRIPAC, teniente coronel Juan José Pereda, ha explicado las complicaciones que supuso trasladar el convoy de civiles bajo el riesgo de sufrir el ataque de grupos armados, rebeldes o descontrolados.

Desde Yibuti se ha contado asimismo con el apoyo del personal del Destacamento Orión, actualmente desplegado en la operación Atalanta, que se convirtió en base avanzada para el despliegue de la operación de evacuación.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.