Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La invasión de Polonia de 1939 se recrea en Madrid

La asociación Poland First to Fight recreaba el pasado domingo en Madrid una de las más duras y épicas batallas de la Segunda Guerra Mundial, la de Wizna, acaecida entre los días 7 y 10 de septiembre de 1939. Estamos ante una nueva edición de la jornadas de divulgación histórica denominadasDo Broni! (¡A las armas! en español), que recrean los principales hechos bélicos de los polacos durante el conflicto, en el que el país fue ocupado por los nazis y los soviéticos.

La asociación Poland First to Fight cuenta con un magnifico grupo de recreación histórico, cuyos miembros se visten con los uniformes que usaban las fuerzas armadas polacas, tanto regulares como de la resistencia, durante la SGM.  Posee además una gran cantidad de réplicas de armamento, como las diferentes ametralladoras mostradas en la exhibición, la Ckm wz.30,  una copia de la pesada estadounidense Browning M1917, dotada de un realista sistema de sonido para similar sus disparos; o el fusil antitanque Wz.35.

En esta ocasión el grupo de reconstrucción ha simulado ser la pequeña fuerza de poco más de 700 militares polacos que,  al mando del capitán Raginis, durante tres días hicieron frente a los 42.000 alemanes del III Ejército, que contaban con 350 carros de combate. Además, en la recreación se simuló el ataque de los aviones de ataque alemanes Ju-87 Stuka, a los que se hizo frente con una ametralladora ligera Rkm wz.1928, la versión polaca de la americana Browning M1918 BAR.

Durante tres días que duró la Batalla de Wizna, en lo que se denomina como la Batalla de las Termopilas polaca, la pequeña fuerza resistió los ataques germanos. En la reconstrucción histórica que ha tenido como escenario el madrileño Parque de La Vaguada, los germanos han sido simulados por los miembros del  Grupo de Reconstrucción Historica Division Nordland. Al igual que la batalla real, al final, la aplastante superioridad alemana se impuso, matando a la mayor parte de los defensores. Durante la batalla real en los búnkeres cercanos a Wizna murieron casi todos los defensores polacos, menos 40 que escaparon, y otros tantos que cayeron prisioneros de uno furiosos alemanes, que perdieron  a su vez en torno a un millar de efectivos y una quincena de carros de combate.

Durante la tarde de la jornada, se rindió homenaje a los soldados polacos caídos durante SGM, en presencia de la Embajadora de Polonia en España, Marzenna Adamczyk. Además se reconstruyó otra batalla de aquella primera parte del conflicto, en concreto de la Batalla de Varsovia, que se alargó entre el 8 y el 28 de septiembre de aquel fatídico 1939, en que las tropas de la Alemania nazi y las de la Unión Soviética invadieron y se repartieron Polonia.  (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

1 Tropas polacas se defienden del avance alemán, con una ametralladora Ckm wz.30. Foto: Julio Maíz/defensa.com.

2-La ametralladora Rkm wz.1928 usada como arma antiaérea montada en un trípode. Foto: Julio Maíz/defensa.com.

3-Tras finalizar la batalla, lo alemanes, en este caso de la SS por exigencias del guion cuando en realidad fueron de la Wehrmacht, tomaron las posiciones plagadas de muertos polacos. Foto: Julio Maíz/defensa.com.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.