Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Un Hércules español traslada a Irak dos estatuas desde Madrid

Un Lockheed Martin C-130 Hércules matriculado T.10-09 31-06 del Ala 31 del Ejército del Aire español cargaba las voluminosas estatuas de dos leones alados asirios el 24 de septiembre en la base aérea de Torrejón (Madrid), desde donde despegaba camino de Bagdad un día después. Son dos copias exactas de las denominadas estatuas de Limassu, que representan a dos leones alados con cinco piernas. Adornaban la sala del trono del rey asirio Asurnasirpal II (883- 859 ADC) en su palacio de Nimrud, y permanecieron más de 2.000 años enterradas tras la caída del imperio asirio, hasta que fueron descubiertas por el arqueólogo del Museo Británico Austin Henry Layard en 1847, que se las apropió y trasladó al referido museo.

En el año 2004, un grupo de expertos de la Fundación Factum, creada por el artista inglés Adam Lowe y que tiene su sede en Madrid, grabó las dos estatuas originales utilizando un escáner de luz blanca de alta resolución (NUB3D) fabricado en Barcelona. Posteriormente crearon un recipiente de mármol de estuco para garantizar la exactitud de las réplicas. La idea era utilizarlas para crear dos facsímiles de las estatuas que iban a ser expuestas al año siguiente en Iraq. El aumento de la inestabilidad en el país en esos años, tras el derrocamiento de Sadam Husein en abril de 2003, truncó el proyecto.

El retomado proyecto para trasladar las estatuas a Iraq en el que están implicados también el Museo Británico, el Rijksmuseum Van Oudheden de Ámsterdam (Países Bajos) y el Gobierno de Iraq, nace tras la conquista de Mosul por los terroristas islámicos del Daesh en 2014. La toma por parte de los yihadistas de la tercera ciudad de Iraq, no sólo trajo consigo devastación y un genocidio. También provocó la destrucción de importantísimas manifestaciones del patrimonio histórico y cultual de Iraq en Mosul, como la Biblioteca de Asurbanipal en la Universidad de Mosul (la biblioteca real más antigua del mundo, compuesta por más de 30.000 tabletas cuneiformes) o el yacimiento arqueológico de Nimrud, donde se encontraron las estatuas.

La destrucción de estas muestras fundamentales de la cultura asiria llevó a la Fundación Factum a retomar el proyecto. Los facsímiles de las estatuas fueron finalmente creados en 2016 para ser expuestos en la exposición “Nínive” organizada por el Museo de Antigüedades de la ciudad holandesa Leiden. El Museo Británico permitió la construcción y el envío de los facsímiles a Leiden, bajo la condición de que tras su exposición fueran donados a la Universidad de Mosul.

El traslado de las estatuas a Iraq en un C-130H del Ejército del Aire es la primera fase del proyecto, que será seguido de un viaje de los expertos de la Fundación Factum a Mosul para su instalación en el recinto de la Universidad. Posteriormente se organizará un evento cultural para dar la bienvenida a las estatuas el que participarán las principales autoridades locales y diversos grupos musicales. España participa así en este acto de solidaridad internacional con la ciudad de Mosul, verdadera cuna de la civilización. El traslado de las estatuas no sólo permitirá a la ciudad recuperar una parte de su patrimonio histórico, sino también enviar un mensaje de normalización, tras haber sufrido la plaga del azote del terrorismo islámico. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Momento de carga de las estatuas en el C-130H en la base aérea de Torrejón. (foto: Ejército del Aire).

·El C-130H protagonista, junto a su tripulación, de esta original carga. (foto: Ejército del Aire).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.