Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La futura Base Logística del Ejército de Tierra, una oportunidad para la industria

La Logística ha demostrado ser un aspecto básico a la hora de hacer que las estructuras militares se mantengan activas, sobre todo en condiciones de combate en las que las unidades tienen que recibir nuevos suministros y ver como sus equipos siguen activos pese a sufrir averías. Esa necesidad, contrastada en distintos conflictos, llevó ya hace unos años al Ejército de Tierra (ET) español a abordar un programa de futuro que es un pilar básico a la hora de conseguir los objetivos necesarios dentro de Fuerza 2035.

Se han hecho estudios, de los que les hablaremos, y se ha definido que serán necesarios no menos de 300 millones de euros para esa instalación, aunque ya queda claro que la inversión puede incidir en unos costes a futuro que la harán especialmente rentable. Asimismo, se prevé que esa planta de mantenimiento centralizado, para cuya ubicación ya hay distintos ayuntamientos que han ofrecido terrenos, tenga una vida útil que será de entre 40 y 50 años, un periodo especialmente largo que incidirá, de forma positiva, a que los esfuerzos de costo-eficacia sean aún más interesantes.

Por lo que sabemos, se encomendó a Isdefe una serie de análisis y valoraciones que han sido intensos y largos, y de los cuáles ya se tienen unas conclusiones iniciales que les vamos a explicar. En todo caso, dejar claro que aunque el liderazgo de la obtención de la instalación es del Mando de Apoyo Logístico (MALE) del ET, se prevé apostar, tanto para su financiación como para su funcionamiento y mantenimiento, por una cooperación y financiación público-privada en la que será clave la participación de varios actores que incluirán desde el propio Ministerio de Defensa a otras administraciones públicas y empresas.

La Base Logística se beneficiará de los avances en el entorno civil en temas como mantenimiento y abastecimiento, tecnología que se aplicará al ámbito militar para conseguir tanto la necesaria transformación digital futura como la sostenibilidad que tendrá que incidir que tecnologías y equipos que pueden ser hoy vanguardistas acaben siendo obsoletos. La idea es que la instalación, única y reemplazando a otras muchas hoy activas en temas de mantenimiento y reparación de distintos sistemas de armas, centre su actividad en dar soporte a Fuerza 2035, aunque también podrá ser aprovechada por otros ámbitos militares españoles e incluso por países aliados.

Se han definido, manteniendo que el ET mantendrá en la misma siempre una serie de capacidades estratégicas, que se requerirá de medios hoy usados en el entorno civil, aunque convenientemente adaptados al mundo militar. El entorno de trabajo, con varias áreas y edificios organizados para conseguir las mejores sinergias e incidir en la mayor rentabilidad, se beneficiará de herramientas que mejoren aspectos como el planeamiento de las tareas, el control de stocks, la eliminación de trabajos improductivos, los equipos de auto diagnóstico para mantener sistemas de armas que estarán altamente sensorizados, la integración de tecnologías de fabricación aditiva en la cadena de suministro del ET, etcétera. Interesante es que se prevé el uso amplio de robótica y de medios autónomos de transporte, con módulos de movilidad con capacidad suficiente como para trasladar solos a un carro de combate Leopardo desde una estación de trabajo a otra. (Octavio Díez Cámara)

Fotografía:  Las futuras brigadas de combate derivadas de Fuerza 2035 tendrán que caracterizarse por los mayores niveles de operatividad, lo que exige esfuerzos en el mantenimiento.  (Octavio Díez Cámara)

Los actuales centros de mantenimiento del ET, como este de Segovia, serán sustituidos por una muy avanzada Base Logística Central. (Octavio Díez Cámara)

Se ha valorado, tanto para la operación como para la construcción, la necesidad de contar con un modelo de financiación público-privado.  (III Foro 2E+I)

Al abordarse de forma centralizada los almacenes de stocks y distintos trabajos se conseguirá una mejor sinergía entre esfuerzo económico y rentabilidad final.  (Octavio Díez Cámara)

Isdefe lleva ya unos años trabajando en el concepto y han llegado a interesantes conclusiones, como el hecho que las tecnologías civiles de aplicación dual serán básicas en esta Base. (III Foro 2E+I)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.