Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La fuerza aérea francesa se interesa por el casco Scorpion de los pilotos de F-18 del Ejército del Aire español

Una comisión de cinco militares franceses se desplazó al Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), en la base aérea de Torrejón, con el fin de conocer la experiencia del Ejército del Aire en la integración del casco electrónico Scorpion del F-18, según informa el propio Ejército.

El equipo francés lo integraban dos pilotos de ensayos, dos ingenieros de ensayos y un suboficial de equipo personal del vuelo, procedentes de los centros de ensayos de las bases aéreas de Istres y Mont de Marsan, especializados en la evaluación operativa de aeronaves de combate.

Fueron tres días en total, el primero se dedicó a presentaciones técnicas sobre el proceso de integración dentro del ciclo de modificación (CM-08) del F-18, factores humanos, equipo personal de vuelo y empleo operativo del casco. El segundo día se empleó en varias sesiones de simulador del Ala 12 y el último se llevó a cabo una misión en F-18 con un seguidor C-101.

El CLAEX ha sido invitado como observador al ejercicio VOLFA en Francia, así como a realizar los vuelos equivalentes dentro de la reciprocidad del acuerdo técnico entre centros de ensayos.

El  pasado mes de julio, Centro Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX) llevaba a cabo con éxito el lanzamiento de un misil real IRIS-T (Infra Red Imaging System Tail) contra un blanco aéreo designado con el casco Scorpion. Fue dentro de la campaña de validación y verificación del nuevo ciclo de modificación CM-08 para el avión F-18. El programa CM-08 de desarrollo e implementación de nuevas capacidades para el F-18 incluye el hito de la integración del designador Scorpion de la empresa Thales realizada en el CLAEX.

Este nuevo designador permite la esclavización a la línea de visión del piloto de armamento como el IRIS-T y sensores embarcados como el radar y el pod Litening, permitiendo maximizar las capacidades del avión y armamento tanto en combate aire-aire y aire-suelo. Las mejoras en la flota de F-18 del Ejército del Aire permitirán seguir volando la variante M -la que se modernizó hace unos años y se usa en el Ala 12 de Torrejón y Ala 15 de Zaragoza- hasta finales de la década. Buscando que la plataforma sea válida para acciones aireaire y aire-tierra, y después de realizar un detallado repaso de la estructura del avión para comprobar que tiene aún un buen remanente de horas de vuelo, se mejoró el software que controla sus capacidades, además en 2018 se empezaron a recibir los cascos Scorpion para los pilotos, mejorado en enlace cifrado Link16 asociado al sistema MIDS (Multifunctional Information Distribution System), introducido el conjunto ROVER (Remote Operational Video Enhanced Receiver) de transmisión de datos/imágenes en tiempo real a distintas estaciones e integrado el contenedor CORE de Guerra Electrónica.

El sistema Scorpion es un dispositivo del tipo HMCS (Helmet Mounted Cueing System) diseñado para la visualización y asignación de blancos.

El Scorpion ofrece simbología de color e imagen de vídeo para las misiones realizadas tanto de día como de noche, además de la asignación de objetivos, en entornos visuales potencialmente degradados. Confiere también una excelente visión de la situación táctica a los helicópteros dotados de sistemas de combate, aumentando considerablemente su eficacia. Reduce la carga de trabajo de los pilotos, facilita los intercambios entre los miembros a bordo y contribuye a mejorar los niveles de seguridad. El Scorpion fue el primer sistema de casco de este tipo que incorporó simbología en color, fue desarrollado para trabajar junto a pods de designación de objetivos, sensores orientables o para apuntar misiles frente a objetivos muy desalineados con el eje de visión, por ejemplo a los laterales. Fue diseñado para instalarse en los cascos de piloto convencionales sin tener que modificarlos, incluso usando gafas de visión nocturnas.

El Scorpion puede ser incorporado a los cascos en servicio en cada avión y para la alineación con la cabina de pilotaje no necesita de la instalación de sistemas electrónicos adicionales, como cámaras. En su lugar se instalan un conjunto de pegatinas en el cristal superior de la cabina que una pequeña unidad de medida inercial, situada sobre el casco, toma como referencia para calcular los movimientos de la cabeza del piloto.

Es lo que Thales denomina sistema híbrido de inercia óptica, HOBIT por sus siglas en inglés (Hybrid Optical based Inertial Tracking). El Scorpion resulta de esta manera fácil y económico de integrar en cualquier avión o helicóptero y sólo requiere de la instalación en la cabina de una pequeña unidad de control que se conecta con el bus de datos del avión. Además es compatible con las gafas de visión nocturna en servicio en cada avión. De esta manera el piloto puede disponer de cualquier información electrónica en el presentador de datos que tiene ante su ojo, ya sean datos de navegación, de armas (sobre todo los misiles aire-aire de corto alcance como el futuro Iris-T), de alerta radar o de sistemas de reconocimiento.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.