Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El espectacular salto conjunto de más de mil paracaidistas de la BRIPAC y el US Army

El ejercicio bilateral “Eagle Spirit” 2018 ha finalizado con uno de los más masivos saltos paracaidistas realizados en España.  Entre los días 22 y 23 de junio, partiendo de la Base Aérea de Torrejón, se han lanzado mediante seis rotaciones de aviones C-130 Hercules un total de 1.080 paracaidistas en dos escenarios diferentes.

Los protagonistas han sido los miembros del 1º Batallón del 503 Regimiento (1-503) de la 173º Brigada Aerotransportada de Combate del Ejército de los Estados Unidos o US Army y los miembros de la Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC) del Ejército de Tierra español. Estas dos unidades de élite paracaidistas protagonizaban entre el 9 y el 24 de junio un ejercicio que comenzó con el despliegue de miembros de la BRIPAC en el acuartelamiento de la unidad norteamericana, sito en Vicenza (Italia).

Los integrantes de la brigada del USA Army 1-503, que tienen el sobrenombre bélico de “The Rock”, junto con los miembros de la BRIPAC presentes en Italia, volaron desde Aviano (Italia) principalmente en aviones Boeing C-17A y saltaron  en paracaídas el 12 de junio sobre el CENAD (Centro Nacional de Adiestramiento) de San Gregorio (Zaragoza).     La siguiente fase del ejercicio “Eagle Spirit” 2018 se iniciaba con la concentración de las fuerzas del 1-503 en la Base “Príncipe” de Paracuellos del Jarama (Madrid), principal sede de la BRIPAC, que ha aportado al ejercicio el denominado  Grupo Táctico “Roger” en base a personal de su Primera Bandera, con aportación de las de la Segunda y la Tercera, además de otras fuerzas de la Brigada.

Mientras, en la  cercana Base Aérea de Torrejón  se concentraron los aviones de transporte que iban a servir de plataformas para el lanzamiento masivo:  Estados Unidos  aportó tres Lockheed Martin C-130J-30 Super Hercules de la USAFE (United States Air Force Europe) procedentes de la Base Aérea de Ramstein (Alemania), y un aparato  KC-130J Super Hercules del USMC (United States Marine Corps) de los estacionados en la Base Aérea de Morón (Sevilla).  A esta poderosa capacidad de transporte aéreo se sumaba el Ejército del Aire con dos de los Hercules del Ala 31, en concreto un C-130H y un KC-130H.

Durante los dos días que ha durado esta segunda fase del “Eagle Spirit” 2018, la base aérea madrileña se constituyó en zona de embarque de los paracaidistas y carga.  En total se realizaron hasta seis rotaciones para lanzar a 1.080 paracaidistas con su equipo de combate. Previamente, se efectuaron diversos vuelos de lanzamientos de cargas y de un destacamento de 45 paracaidistas de Batallón del  US Army y un equipo de la CRAV (Compañía de Reconocimiento Avanzado) de la BRIPAC, desde el KC-130J. La misión de esta fuerza fue la de reconocer, delimitar, y asegurar las áreas previstas de salto de la fuerza principal, sitas en Casas de Uceda (Guadalajara) y el referido CENAD, donde tras la llegada del grueso de los paracaidistas se consolidaron sendas zonas de control. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Miembros de la 173rd Airborne Brigade y la BRIPAC saltando sobre el CENAD. Foto: Ejército de Tierra.

·Embarque de los paracaidistas en los tres C-130J-30 de la USAFE en la plataforma de la Base Aérea de Torrejón. Foto: Ejército del Aire.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.