Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

La espectacular labor de los Chinook del Ejército de Tierra español en Irak

A finales del pasado mes de noviembre volvían a España los tres helicópteros Boeing CH-47D Chinook y, poco después, el personal del Batallón de Transporte de Helicópteros V (BHELTRA V) que los han operado durante dos años y medio en lrak. Durante este periodo estas tres aeronaves han sido responsables del transporte de 31.500 personas y 1.132 toneladas de carga a lo largo y ancho del país árabe, empleando 2.164 horas de vuelo.

Tras las cifras hay que destacar el entorno operacional en el que se ha cumplido esta labor,  en un país en guerra en el que la amenaza de ataques desde el suelo (armas individuales, ametralladoras, lanzagranadas e incluso misiles portátiles) a los helicópteros ha sido constante. A este factor se han sumado las duras condiciones geográficas y meteorológicas de la zona, en las que se combinan las tormentas de arena, polvo que afecta mucho a las aeronaves y  altas temperaturas que reducen las prestaciones de los motores. A ello se suma la amenaza en los aeródromos utilizados, primero el de Camp Taji y después en menor medida en el  de Al Asad, de ataques de las milicias chiitas manejadas por Irán.

El personal y medios del BHELTRA V, que forma parte de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET), fue desplegado a este escenario de Oriente Medio en 2018, tras aceptar el Gobierno de España la petición de sus aliados para reforzar la  participación en la operación “Inherent Resolve”, que lucha contra el terrorismo islámico en Irak y Siria.

En un tiempo récord las FAMET activaron en la primera mitad de 2018 una fuerza mixta compuesta por los citados tres Chinook y otros tantos del modelo de transporte medio Airbus Helicopters AS532 Cougar. Todos ellos fueron proyectado en el buque anfibio portaaeronaves o LHD (Landing Helicopter Dock) de la Armada “Juan Carlos I” hasta Kuwait, y desde allí ya en vuelo hasta la referida Camp Taji. En esta base iraquí estaba ya operando una Task Force de helicópteros del US Army, en cuyo seno se integró plenamente el contingente español o Task Force “Toro”.

Desde el primer momento los aparatos españoles cumplieron las misiones de transporte asignadas por el mando del US Army, que a su vez recibía múltiples peticiones de transporte por parte del Cuartel General de la operación “Inherent Resolve” basado en Bagdad. “En general se trataba de misiones muy largas de en torno a 5 o 6 horas de vuelo, y tanto de día como de noche, gracias a nuestra plena capacidad de volar con Gafas de Vision Nocturna (GVN)”, nos explica el comandante Castrejón, acerca del papel del Batallón en la Task Force “Toro””.

La presión de la misión también se trasladaba a la sede del BHELTRA V, en Colmenar Viejo (Madrid), donde se ha tenido que generar personal para las cinco rotaciones en las que ha participado el Batallón. “Se ha de tener en cuenta que además de los más de 30 efectivos desplegados en zona, se tenían otros tantos en la fase de preparación del siguiente relevo (que eran semestrales), y durante algunos meses coincidía con un tercer grupo de permiso tras cumplir la misión”, nos detalla la teniente coronel Margarita Pardo de Santayana, al mando del BHELTRA V. Esto supone la implicación permanente de casi la mitad de la unidad y un esfuerzo importante en personal crítico como mecánicos, aviónicos, inspectores técnicos o pilotos.

También hay que destacar la labor en las referidas bases de Irak del personal técnico del Batallón, cuyos mecánicos y aviónicos han asegurado prácticamente al 100% la operatividad de las aeronaves requeridas por la Coalición de 200 horas de vuelo/año por aparato. La misión se ha beneficiado de los apoyos puntuales del sistema de mantenimiento del US Army en la zona, que operan el muy similar CH-47F Chinook, tanto en el empleo de maquinaria y herramientas específicas. No se debería olvidar que desde España se presta el apoyo por parte del Parque y Centro de Mantenimiento de Helicópteros (PCMHEL) que, desde su sede de Colmenar Viejo, ha dado prioridad al apoyo logístico de esta operación internacional de las FAMET.

En este sentido una de los suboficiales de FAMET, en este caso la sargento primero Lorena Monge, inspector técnico del modelo, nos comenta: “Una vez llegas al escenario te centras en tu trabajo, en Irak no había fines de semana, sino turnos de sol a sol para mantener listos los Chinook para cumplir las misiones encomendadas. Una de mis tareas era mantener la operatividad de la flota, teniendo en cuenta que  además de realizar las tareas de mantenimiento programada como las revisiones de 25,50 y 100 horas, había que solucionar las averías que surgían lo que a veces obligaba a trabajar al equipo toda la noche. Otro de los factores de trabajo fueron las condiciones de calor, arena y polvo que afectan y hacen alargar las tareas de mantenimiento, aunque una vez más el Chinook nos ha demostrado ser un excelente material”.

Esta eficaz misión se tradujo en que la Task Force “Toro” transportó durante muy buena parte del año 2020 el 70% de los pasajeros y carga del total de Batallón mixto del US Army/FAMET. Muy a pesar de la Coalición, el pasado otoño se anunció y planificó la retirada de los Chinook españoles, dado que este material está implicado en un proceso complejo de actualización desde la actual versión Delta a la citada CH-47F o Foxtrot, precisamente en aras de garantizar en el futuro su plena interoperabilidad. Se ha de tener en cuenta que los principales aliados de la OTAN, además de otros occidentales como Australia, se han dotado directamente o modernizado sus flotas a la versión Foxtrot.

Así, tras trasladar en vuelo los tres Chinook desde la base de Al Asad al aeropuerto  de Bagdad, se procedió a desmontarles los pilones para de esta forma ser trasladados a España. En concreto un gigantesco Antonov An-124 aterrizaba en la base aérea de Torrejón el pasado 27 de noviembre llevando en su bodega dos de los CH-47D, y la misma aeronave realizó otra rotación para traer el tercer helicóptero y otro material entre los días 28 y 29 de noviembre.

La fase final de recibir este material replegado de Irak en Colmenar fue responsabilidad del PCHMEL, que tras además superviso su carga traslado y descarga en cabezas tractoras/góndolas desde la referida base del Ejército del Aire a la de Colmenar Viejo “Coronel Maté”, la más importante de la Aviación de Ejército de Tierra.

Ahora los tres helicópteros ya están en Colmenar Viejo aunque algunos de los sistemas desmontados en Bagdad no se les han incorporado, sino que serán revisados para ser instalados en los nuevos helicópteros CH-47F encargados a Boeing que empezarán a llegar a España a finales de este año 2021.(Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Embarque de uno de los CH-47D de la Task Force “Toro” a bordo del An-124, que lo replegó a España. (foto BHELTRA V)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.