Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España apoya el embargo de armas a Turquía

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones Josep Borrel ha confirmado que España se unirá al embargo de armas sobre Turquía planteado por la Unión Europea con motivo de las operaciones militares turcas en Siria. Borrel afirmaba a la entrada del Consejo “apoyamos con fuerza la idea de parar de vender armas a Turquía”.

El Consejo de Ministros de la Unión Europea, reunido este lunes emitía un comunicado en el que se condena la acción militar de Turquía por socavar la estabilidad y la seguridad de toda la región. Sin embargo todavía no hay una posición única de la Unión Europea ante la cuestión del embargo, planteada inicialmente por Alemania y Francia y a la que se han sumado España, Holanda, Suecia y Finlandia.

Según el punto quinto del citado comunicado “en este contexto, y teniendo en cuenta que la acción militar de Turquía con sus dramáticas consecuencias está aún en curso, la UE recuerda la decisión adoptada por algunos Estados miembros de suspender inmediatamente la concesión de licencias de exportación de armas a Turquía. Los Estados miembros se comprometen a mantener posiciones nacionales firmes en relación con su política de exportación de armas a Turquía sobre la base de la disposición de la Posición Común 2008/944/PESC sobre el control de las exportaciones de armas, incluida la aplicación estricta del criterio 4 relativo a la estabilidad regional. El Grupo competente del Consejo se reunirá a finales de esta semana para coordinar y estudiar las posiciones de los Estados miembros sobre este asunto”.

El citado criterio 4 se refiere a la denegación de licencias de exportación si hay riesgo manifiesto de que el receptor pueda usar el armamento para agredir a otro país o imponer por la fuerza reivindicaciones territoriales.

Sin embargo Borrell recuerda que es cada país (posiciones nacionales cita el comunicado) el que aplica los acuerdos de suspensión de exportaciones y que no existe un acuerdo general todavía. Es más, la Unión Europea ya tiene en marcha una sanción a Turquía por las prospecciones ilegales de petróleo en aguas chipriotas, que es un estado de la Unión Europea, lo que podría complicar aún más las cosas. La imposición de más sanciones azuzaría a Erdogan a relajar el control de sus fronteras, argumento que ha blandido en varias ocasiones, la más reciente al inicio de las operaciones en Siria.

Aunque recibe 6.000 millones de euros por controlar el acceso de inmigrantes irregulares a Grecia, Erdogan advirtió que si la Unión Europea condenaba sus acciones en Siria “abriría las puertas” de salida a la Unión Europea a los inmigrantes. Para complicar la situación, Turquía es miembro de la OTAN, lo que supondría que los miembros de esta alianza podrían tener “problemas técnicos” para aplicar un hipotético embargo, según explicaba la Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Federica Mogherini a la que Borrel relevará previsiblemente al frente de la Diplomacia europea. (José Mª Navarro García)

Fotografía: El ministro Borrel durante el Consejo de Asuntos Exteriores de la UE (MAEC)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.