Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Escribano equipará a los Pizarro Fase II con cámaras de conducción

La compañía española Escribano Mechanical & Engineering ha sido seleccionada para suministrar las cámaras de conducción para los Vehículos de Combate de Infantería / Caballería (VCI/C) Pizarro Fase II del Ejército de Tierra. La propuesta de la compañía con sede en Alcalá de Henares se ha impuesto a las otras cinco finalistas “por ser la empresa que mejor relación calidad/precio ha presentado”, alcanzando un importe superior a los 2 millones de euros.

El sistema seleccionado recibe la designación de VTC y se compone de una cámara de tipo dual ya que incorpora una cámara térmica de onda larga (Longwave InfraRed o LWIR) de entre 8 y 12 µm y una cámara infrarroja en la parte trasera del vehículo.

Tras su selección en 2019 por la Armada para equipar las torres de empleo remoto Sentinel 2.0 para varios buques, este es el primer contrato de Escribano Mechanical & Engineering con el Ejército de Tierra. Actualmente la compañía forma parte del Consorcio Tess Defence, adjudicatario del contrato de producción del programa Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8x8 “Dragón” para el Ejército de Tierra, aportando sus estaciones de empleo ligero Guardian 2.0 y Guardian 30.

Según analizamos en diciembre del año pasado, el Ejército de Tierra quiere que los Pizarros cuenten con sistemas que aseguren la misma movilidad que los carros de combate Leopardo 2E a los que acompañan y que cuentan con estos medios en origen. Por ello se montarán estos sistemas en los 83 vehículos con que cuenta el Ejército de Tierra.

El suministro contempla 83 cámaras de ayuda a la conducción ya instalados en los vehículos Pizarro, además de los consiguientes repuestos, herramientas, así como la documentación técnica y los cursos de mantenimiento. El elemento principal será una cámara térmica no refrigerada que opere en onda infrarroja de banda larga (LWIR) que irá montada en el exterior de la barcaza de cada vehículo fijada con tornillería a una placa soldada a la carrocería o bien unida a los soportes del blindaje reactivo.

La cámara mostrará las imágenes en una pantalla a disposición del conductor, que deberá poder superponer gráficos y textos mediante un procesador gráfico aparte. Se podrá replicar la imagen para enviarla al puesto de jefe de vehículo u otros que dispongan de monitores. La cámara deberá poder detectar un vehículo en buenas condiciones a 400 metros, una persona a 200 metros así como reconocerlos a 170 y 70 metros respectivamente e identificarlos a 90 y 30 metros respectivamente. Escribano ha complementado el sensor delantero con una cámara adicional orientada hacia atrás, encima de la puerta, para ver la salida y entrada del personal y la conducción marcha atrás. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Pizarro del Ejército de Tierra desplegado en Letonia (GDELS)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.