Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Entrevistamos al General de Brigada Antonio Esteban López, ganador del I Premio Nacional de Periodismo José Ortega

Conversamos con el General de Brigada Antonio Esteban López tras ser galardonado con el ‘I Premio Nacional de Periodismo José Ortega Munilla’, cuya dotación económica (10.000 €) ha donado a dos instituciones benéficas (Cáritas Castrense y Fundación Tercio de Extranjeros).

El artículo ganador “La Legión, las operaciones y el eterno retorno” fue publicado por Grupo Edefa, en nuestra revista Defensa (número 498 de octubre de 2019) y en defensa.com (https://www.defensa.com/en-abierto/legion-operaciones-eterno-retorno).

Habida cuenta del éxito del artículo y de que este año se celebra el Centenario de La Legión hemos creído oportuno conocer un poco más a su autor y aprovechar la oportunidad para hacerle una entrevista. El General Esteban ocupa actualmente el cargo de Secretario General del Mando de Adiestramiento y Doctrina en Granada. Ha servido en todos los empleos, desde teniente hasta coronel, en distintas Unidades de la Legión. También ha ocupado destinos de Estado Mayor en Cuarteles Generales y en Centros de Enseñanza e Investigación, el último de ellos como Jefe de Estudios de la Escuela Superior de las Fuerzas Armadas (CESEDEN). Ha participado en seis operaciones de paz en diversas zonas de conflicto, fundamentalmente en el área de los Balcanes (Serbia, Croacia, Bosnia y Herzegovina) y en Oriente Medio (Líbano e Irak).

A una brillante carrera militar, suma un currículum académico muy extenso, que combina cursos y títulos de muy diversa índole: militares y civiles, humanísticos y técnicos.  De su formación militar debemos destacar que es Diplomado de Estado Mayor – curso que acabó con el número uno de su promoción – y Diplomado Superior por la Escuela de Defensa de la OTAN. Además, ha realizado otros cursos como el de Defensa Nacional, Paracaidismo, Criptología, Comunicación Social, Asesor de Género… Tiene acreditados niveles militares en los idiomas inglés y francés.

Respecto a las enseñanzas universitarias es Licenciado en Derecho, Ingeniero Informático, Experto en Criminología y ha realizado tres Master (Protocolo, Derecho Penal y Política Criminal, y Estudios Estratégicos y Seguridad Internacional). Actualmente cursa estudios de doctorado en la Universidad de Granada sobre Cibercriminalidad y Delincuencia Transnacional. Es Profesor Honorario de la Universidad Politécnica de Madrid y de la Universidad Pegaso de Malta.

A modo de anécdota, mencionar que también es inventor acreditado con una patente europea por el diseño de un Dron para la desactivación de artefactos explosivos. Por último, resulta obvio decir que le gusta escribir, principalmente asuntos de seguridad y defensa, coautor de varios libros y colaborador habitual de revistas especializadas en la materia. Por sus artículos ha recibido un Premio Revista Ejército [edición 2016] y muy recientemente el Premio Nacional de Periodismo “José Ortega Munilla” [edición 2020].

Mi General, tiene usted un currículum vitae tan extenso que, en los tiempos que corren, podría “levantar” sospechas sobre su autenticidad ¿Cómo lo ha hecho?

Si el currículum va a generar dudas, podemos quitar alguna cosa pero le aseguro que es auténtico. De todas formas la cosa viene de lejos, de mi niñez. Mi padre, que era Suboficial, quería que yo ingresase en la Academia de Oficiales y para animarme a estudiar me decía que “querer es poder” y que “si uno quiere saca tiempo de donde sea”. Se ve que me animó tanto que al final me he convertido en un estudiante compulsivo, lo que podría contestar a su pregunta.

Sabemos que ha pasado unos cuantos años en La Legión ¿Puede hacernos un breve resumen de su trayectoria “legionaria”?

Yo salí teniente en julio de 1986, luego este verano hare 34 años de servicio; de ellos, si la memoria no me falla, he pasado 22 en distintas unidades de la Legión. He tenido la suerte de obtener destinos en todos los empleos: teniente en el Tercio Duque de Alba (Ceuta), capitán en la Academia de Formación de Mandos Legionarios (Málaga) y posteriormente en el Tercio Don Juan de Austria (en aquella época todavía en Fuerteventura), comandante en el Cuartel General de la Brigada de la Legión (Almería), teniente coronel como Jefe de Estado Mayor de esa Brigada y finalmente tuve la suerte y honor de volver al Tercio Don Juan de Austria (Almería), en esta oportunidad como coronel jefe del mismo.    

¿Puede contarnos alguna anécdota o recuerdo especial de esos años en la Legión?

Pues imagínese en 22 años…De todas formas creo que mis recuerdos y experiencias más intensas se acumulan en el año 1993; joven capitán de la Agrupación Canarias de UNPROFOR, campando por Mostar como Oficial de enlace con la 41 Brigada del ejército bosnio. Allí me vi envuelto en situaciones que te hacen ver las cosas desde otra perspectiva. Un terrible café turco - amargo y con posos - tomado en un refugio subterráneo mientras se oye alguna explosión en el exterior, puede parecer el mejor café del mundo. En el lado opuesto, la muerte de algunos compañeros y la impotencia de no poder hacer nada se recuerda con una infinita amargura.

 “La Legión, las operaciones y el eterno retorno” ¿Cómo y por qué se concibió un artículo con tan enigmático título?

El artículo narra precisamente los prolegómenos y el despliegue de la Legión en Bosnia, yo viví aquellos acontecimientos en primera persona por lo que escribir sobre ello me resultaba relativamente fácil; no es autobiográfico pero casi…Respecto al título, no sé si será enigmático, la intención era hacerlo atractivo para provocar la curiosidad del lector indeciso.

¿Por qué decidió presentarlo al certamen periodístico?

Pues porque leí las bases del certamen y me pareció que mi artículo cumplía todos los requisitos así que no perdía nada por enviarlo. El tiempo me ha dado la razón y el jurado una grata sorpresa.

¿Qué le llevo a donar un premio cuya cuantía,10.000 €, no es nada desdeñable?

Con carácter general creo que las alegrías hay que compartirlas. Además en las circunstancias actuales hay gente que lo está pasando realmente mal. Cuando me notificaron el premio lo dije en la carta de aceptación, lo que podía haber sido intención, en la situación actual se convertía en obligación. En cualquier caso, yo no contaba con estos ingresos y sigo sin contar con ellos, vamos que en el terreno económico me he quedado igual que estaba.

Y finalmente nos va a permitir algunas preguntas personales pero absolutamente inocentes.

Vamos a ver.

¿Un personaje histórico?

Pues un militar, Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, por su iniciativa, por su imaginación, por sus cuentas y porque el primer Tercio de la Legión – el de Melilla - lleva su nombre.

¿Un libro?

Pues uno escrito por un militar, “El Quijote”.

¿Un cuadro?

El mejor cuadro de la historia de la pintura: “Las Meninas”. Con todo el respeto a la Gioconda el cuadro de Velázquez me parece mejor tanto por su técnica como por su concepción y múltiples interpretaciones de sus matices.

¿Una canción?

Como mínimo tengo que decir dos pues me gusta la música clásica y la moderna, así que “Romeo y Julieta” de Sergei Prokofiev y “Cadillac Solitario” de Loquillo.

¿Una película?

Más difícil todavía, me gustan todas, o casi. También voy a decir dos, una extranjera y una española, “Barry Lyndon” de Stanley Kubrick y “El Verdugo” de García Berlanga.

¿Qué se llevaría a una isla desierta?

Un barco para volver, no me gusta estar solo.

Y para finalizar ¿Cuál ha sido su mayor logro en la vida?

Esta es fácil: Antonio, Julia, Claudia y Adriana. Me hubiera gustado tener más “logros” pero para ello hacía falta el consenso y no lo hubo.

La Agrupación Nacional de Legionarios de Honor (ANLH) “José Ortega Munilla”

Finalmente aprovechando que este año se celebra el Centenario de la Legión, queremos aprovechar para dar a conocer el origen y razón de ser de la Agrupación Nacional de Legionarios de Honor (ANLH) “José Ortega Munilla”, impulsora de este premio al cual deseamos larga y fructífera vida.

La ANLH se constituyó el nueve de noviembre de 2017 con la finalidad de reunir las ilusiones y coordinar los esfuerzos de todos aquellos que, por uno u otro motivo, ingresaron en la familia legionaria al recibir el título de Legionario de Honor. Este título es una distinción que La Legión concede a aquellas personas, españoles y extranjeros, que comparten los valores castrenses, hacen del Credo Legionario norma de vida y conducta y, en definitiva, aman España.

La ANLH toma su nombre del reputado periodista y novelista español José Ortega Munilla, insigne personaje que, entre sus muchos méritos, cuenta el ser considerado primero entre los Legionarios de Honor. Don José (Cárdenas – Cuba –, 1856 / Madrid, 1922), además de por su obra, es también conocido por ser el padre del aún más famoso José Ortega y Gasset, uno de los filósofos más influyentes del Siglo XX. Pero ¿Porque José Ortega Munilla es considerado el primer Legionario de Honor? La historia es tan centenaria como la propia Legión y se remonta a la mismísima época fundacional; tan sólo tres meses después de que se alistase el primer Legionario (septiembre, 1920), se “alistaba” el primer Legionario de Honor (diciembre, 1920). Sería una temeridad intentar contar los hechos cuando ya lo hizo el propio interesado y lo sería por dos razones: en primer lugar porque Don José narra la experiencia en primera persona y en segundo porque lo hace mucho mejor de lo que nosotros pudiésemos incluso en sueños. Así, nos limitaremos a trascribir algunos pasajes de la crónica, fechada el veintitrés de diciembre, y publicada el seis de enero en un periódico de la época con el título “De Madrid al Fondak. Los legionarios”.

DE MADRID AL FONDAK. LOS LEGIONARIOS.

Ceuta, 23 Diciembre 1920

Apenas llegado a Ceuta recibí la invitación del teniente coronel Millán Astray para que fuese a visitar en Riffien el campamento de la Legión extranjera que él manda. Tratase de una novedad militar con singular sistema de recluta.[…]

Desfilaron las tropas legionarias.[…] Soplaba el levante. Rudamente nos azotó durante la media hora en que se verificaron las evoluciones. Allí me confirió Millán el honor de filiarme entre los legionarios, y me regaló el capote con que cubrí mi persona; obsequio oportuno, porque el huracán frío hubiera hecho inútiles mis abrigos cortesanos.

Y mientras el comandante general daba órdenes yo iba leyendo las inscripciones que constituyen el dogma de la Legión. Algo semejante a lo que debió ser la doctrina bélica de los almogávares. […]

Y he aquí que yo me encontraba filiado en esta singularísima Legión. Fue una manera con que el teniente coronel Millán Astray quiso saludarme a mi llegada a los campos de Ceuta. No olvidaré la escena. En medio del aire fortísimo que levantaba del suelo las arenas, aquellos hombres de misterioso origen, de no buscada significación social, fieras que la disciplina cazó, marchaban correctamente, ya en el paso lento y rítmico de los solemnes desfiles, ya en la carrera impetuosa. De soldados como estos se puede hacer algo extraordinario, si los organiza y los mueve una voluntad poderosa.

Antes he hablado de los almogávares, y la idea vuelve a aparecérseme después de copiar el dogma de los legionarios. Aquellos soldados que pelearon dondequiera, sin límite en la resistencia, pueden ser los antepasados de estas muchedumbres, en las que sólo se pide al combatiente aguante sin límites, disciplina intangible.

ABC. (6-1-1921)

(El subrayado negrita es nuestro)

 

La oportuna visita a Riffien en un frio día de diciembre y el inoportuno frío viento de levante se aliaron para que, con la entrega del capote, Don José quedase «filiado en esta singularísima Legión». El gesto fue muy bien recibido por nuestro protagonista, tanto por quedar resguardado del viento como por la simbólica filiación. Volviendo a hacer uso de las palabras que el periodista dejo escritas en su crónica: «Allí me confirió Millán el honor de filiarme entre los legionarios». Hoy, aunque la entrega del capote ha sido sustituida por la del tradicional gorrillo legionario (el conocido “chapiri” en el argot de los que lo usan), el nombramiento de Legionario de Honor conserva el mismo espíritu e intención que no fue ni es otro que atraer y acoger en la familia legionaria a aquellas personas de bien que por sus obras y conducta lo merecen.

Habiendo quedado claro porque la ANLH eligió el nombre de “Ortega Munilla” no quedaba otro remedio que hacer algo que sirviese para rescatar y dar a conocer este singular hecho. Habida cuenta de la profesión de Don José, la ANLH pensó en instituir un premio de periodismo como mejor recuerdo y homenaje a aquel primer Legionario de Honor.  

Así esta iniciativa fue tomando cuerpo y la primera edición tomo carta de naturaleza el pasado mes de enero de 2019 con una convocatoria que comenzaba en los siguientes términos:

I Premio NACIONAL DE PERIODISMO “JOSÉ ORTEGA MUNILLA”

Fundación Unicaja y Agrupación Nacional de Legionarios de Honor hacen pública la primera convocatoria del Premio Nacional de Periodismo “José Ortega Munilla”, con el fin de fomentar la conciencia colectiva sobre los valores castrenses en general y los de la Legión en particular, divulgar la labor que el ejército desarrolla y reconocer la figura de José Ortega Munilla, académico e ilustre periodista, padre del universal José Ortega y Gasset, y primer Legionario de Honor nombrado el 23 de diciembre de 1920.

Málaga, enero 2019

(Eva Cervera)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.