Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Entrevista a Luis Furnells, Presidente Ejecutivo de Tecnobit-Grupo Oesía

Tecnobit-Grupo Oesía espera contribuir a los futuros desarrollos tecnológicos, muchos de ellos de carácter dual, y a la creación de empleo de alta cualificación en España. Hemos entrevistado a Luis Furnells, su Presidente Ejecutivo.

Grupo Edefa: Tecnobit–Grupo Oesía se adjudicó la renovación de los sensores electro-ópticos de buques de la Armada española y en fechas recientes informaron de importantes contratos, la mayoría para exportación. ¿Qué importancia tiene en su actividad este área de negocio y en qué nuevos desarrollos trabajan?

Luis Furnells: La optrónica es uno de los sectores históricos de actividad de Tecnobit-Grupo Oesía. Como usted indica, en los últimos meses hemos firmado contratos para fabricar 180 sistemas optrónicos por valor de 15,66 millones de euros. Un 84% de este importe procede del exterior, de países como Reino Unido, Suecia y Suiza. Debemos alegrarnos de que la tecnología española tenga un éxito tan importante en los mercados internacionales. Uno de nuestros clientes es la multinacional Rheinmetall Air Defence, que nos ha seleccionado después de analizar a 36 fabricantes internacionales de optrónica. A parte de estas adjudicaciones ya en producción, Rafael, empresa multinacional de sistemas de seguridad y defensa, con un gran conocimiento del mercado, nos ha seleccionado para integrar nuestros productos optrónicos en sus plataformas.

En España hemos ganado también un contrato de nuestra Armada. Y, como se dice, esperamos poder ser profetas en nuestra tierra y afirmar que, además de abrir mercados en nombre de España en el exterior, también suministramos nuestra optrónica, la optrónica más avanzada del mundo, para los nuevos e importantes proyectos de nuestro país. Nuestra tecnología y talento está prioritariamente siempre al servicio de nuestra seguridad nacional. En otro orden de cosas, ya que me pregunta por futuros desarrollos, por sus implicaciones para el desarrollo tecnológico de la industria aeronáutica y de defensa española, me gustaría destacar que Tecnobit–Grupo Oesía es una de las empresas líderes del Pilar Tecnológico de Operadores Remotos para el proyecto de Defensa NGWS/FCAS, con el que esperamos contribuir a los futuros desarrollos tecnológicos, muchos de ellos de carácter dual, y a la creación de empleo de alta cualificación en nuestro país.

El 8x8 será probablemente el principal programa del Ejército de Tierra en los próximos años. ¿Qué soluciones pueden aportar a este desarrollo, considerando que el Ministerio está priorizando las adquisiciones a compañías españolas?

Como empresa 100% española y 100% comprometida con la seguridad nacional, queremos que este gran proyecto cuente con tecnologías de vanguardia y contrastadas. Por este motivo, nosotros trabajamos para que el proyecto cuente con 4 de nuestras tecnologías: los ‘engines’, los ‘displays’, la optrónica y las comunicaciones seguras y tácticas. Además, podemos aportar nuestro conocimiento, nuestra confiabilidad y la vocación de servicio, que hemos demostrado en los últimos 40 años. Asimismo, nuestra participación en este proyecto supondría el desarrollo de un importante proyecto industrial, tecnológico y una significativa generación de empleo en varias comunidades españolas, especialmente en Castilla-La Mancha, donde se ubica nuestra factoría, lo cual contribuye también a la vertebración territorial de nuestro país.

En breve tomará forma el Plan MC3 de renovación de sistemas de mando, control y comunicaciones del Ejército de Tierra. ¿Cuál es su propuesta para este programa?

Si antes nos referíamos a que optrónica era uno de los sectores históricos de Tecnobit-Grupo Oesía, en comunicaciones seguras y tácticas, vinculadas a mando y control, acumulamos 40 años de innovación y de experiencia atendiendo las necesidades de nuestra soberanía nacional. Nuestra principal propuesta es la radio definida por “software” TGOR, que tiene unas prestaciones de vanguardia. Es una solución que potencia las capacidades del Ejército y, al mismo tiempo, permitirá promover otro potente proyecto industrial, con generación de empleo en España. También uno de nuestros reconocidos productos de comunicaciones seguras es el Cifrador Personal para Combatiente (CIFPECOM), para dar seguridad en las comunicaciones IP en un entorno táctico, a través del cifrado de voz y datos.

La actividad de cifrado es muy discreta y son un proveedor de referencia de estos sistemas para el Gobierno español. ¿Qué soluciones tienen en esta área y en qué nuevos desarrollos trabajan?

En cifra, como parte de nuestra actividad en comunicaciones seguras y tácticas, desarrollamos los diferentes productos que nos requiere prioritariamente España y, como derivada, la OTAN. Contamos con cifradores de voz y datos compatibles con radio IP, gestión, administración y distribución de claves para sistemas complejos y, entre otros, el módulo de seguridad PRS para los satélites Galileo. Por otra parte, tenemos un acuerdo con el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) sobre comunicaciones seguras y cifrado para el sector aeroespacial y, actualmente, estamos investigando de forma conjunta en QKD (Quantum Key Distribution).

La ciberseguridad se ha tornado una necesidad más acuciante en este momento de deslocalización forzada de los trabajadores. ¿Qué soluciones ofrece la empresa en este sector?

Pues necesariamente ofrecemos soluciones 360º para un problema tan importante y en aumento. Nuestra empresa detecta y monitoriza más de un 2% de los ciberataques que se producen en España. Y hemos visto como los intentos de ciberdelitos se han duplicado este año en el caso de las empresas y se han triplicado para los centros sanitarios. Los ciberdelincuentes se aprovechan del gran desconocimiento que aún existe hoy en día sobre los riesgos de internet, del mundo digital. Por ello se requiere formación, medidas de prevención, herramientas de reacción y vigilancia continuada, nunca bajar la guardia. En todo este ámbito hemos desarrollado una amplia gama de soluciones para administraciones públicas, centros sanitarios, hospitales y también, en este campo, hacemos divulgación y apoyo para particulares, para las familias, a través de nuestro programa de responsabilidad social “En Red, sin riesgos”.

¿Cuál es su aportación al sector de los satélites?

Un aporte, como he dicho anteriormente, es el módulo de seguridad para los receptores de señal PRS de la constelación Galileo, que tiene aplicaciones para seguridad, defensa y también para protección civil, de cara a reaccionar ante emergencias. También hemos ayudado a la Universidad Politécnica de Madrid en el desarrollo de la electrónica embarcada del satélite UPM SAT 2 y hemos hecho la electrónica de procesado, alimentación y de control y distribución de radio frecuencia para el satélite AG-1 de Hispasat. Actualmente, puedo destacar el contrato con Airbus Defence and Space para el suministro de la electrónica de distribución y control de radio frecuencia para las antenas de los 2 satélites de nueva generación Spainsat NG, que se desarrolla para el operador Hisdesat Servicios Estratégicos. El programa Spainsat NG, impulsado por el Ministerio de Defensa, permitirá crear para España, una nueva y más potente capacidad de comunicaciones por satélite, que renovará el actual sistema formado por Spainsat y XTAR-EUR de Hisdesat, al final de su vida útil. Además, estamos inmersos en otros proyectos, entre los que cabe destacar uno, en el que diseñamos para un cliente privado internacional la electrónica para comunicaciones ópticas en espacio abierto, con un diseño de lo más avanzado, basado en la mezcla entre espacio clásico y “new space”.

Tecnobit-Grupo Oesía es una empresa española privada, que apuesta por la alta tecnología y con vocación exportadora. ¿Es esta la fórmula de éxito para las empresas españolas para salir de la crisis motivada por la pandemia del COVID-19?

Si me permite destacar un punto, Tecnobit-Grupo Oesía es íntegramente privada y 100% española, algo inusual en empresas de alta tecnología. Si bien estos son algunos de los ingredientes, nuestra fórmula de éxito es la participación en los grandes programas nacionales aeronáuticos, de defensa y seguridad, donde demostramos nuestras capacidades y que, al mismo tiempo, son un escaparate de la tecnología española de cara a los mercados internacionales. La pandemia ha supuesto un importante impacto para nuestra sociedad, que ahora empezará a tener fuertes repercusiones económicas, con afectación a las empresas.

El coronavirus ha ocasionado desgraciadamente centenares de miles de muertes en todo el mundo y obliga a adoptar medidas de todo tipo. Es una crisis y, como toda crisis, implica un gran cambio. Las administraciones públicas y las empresas deben acelerar la adopción de un nuevo modelo de gestión, de relaciones con sus equipos y con la sociedad. Es un modelo que requiere un fuerte impulso a la digitalización, la automatización, el uso de inteligencia artificial, el refuerzo extremo de la bio y la ciberseguridad. También, a nivel de país, de sociedad, implica un plan de desarrollo de las tecnologías sanitarias. Y adicionalmente necesitamos aprender de la experiencia y prevenir futuras nuevas emergencias, sean del tipo que sean, con planes de riesgos bien definidos y basados en capacidades propias, que garanticen la soberanía nacional.

Háblenos del corredor aéreo sanitario en el que ha participado Grupo Oesía durante los peores momentos del COVID-19.

Grupo Oesía desarrolla tecnología sanitaria, como es el caso de Gacela, la solución que da servicio a más de 100.000 profesionales sanitarios. Por este motivo, al inicio de la pandemia, desplegamos todas nuestras capacidades para sumarnos en la lucha. Como una de nuestras capacidades es la logística, junto con Fenin e Iberia, creamos el corredor para ayudar a incrementar el suministro de material sanitario crítico. En dos meses y medio hemos aportado a España casi 123 millones de equipos de protección y componentes esenciales para la fabricación de respiradores. Ha sido un trabajo muy intenso, pero muy gratificante, asumiendo nuestra responsabilidad ante la sociedad y realizando esta tarea de ayuda para salvar vidas. 

(Federico Ortega)

Descargue desde aquí la revista


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.