Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

Entrevistamos al jefe de la Sección de Programas de la División de Planes del Estado Mayor del Ejército del Aire

Hemos conversado con el general de división Antonio Javier Guerrero Mochón, jefe de la Sección de Programas de la División de Planes del Estado Mayor del Ejército del Aire, de los que existen en curso para la modernización de medios en la Fuerza, desde la sustitución de los F-18, el papel del Eurofighter, el futuro tras el F-5, la llegada de los MRTT, el ámbito de los RPAS…

Grupo Edefa: ¿Cuál es el momento actual del programa NGWS?

General Guerrero Mochón: El programa Next Generation Weapon System (NGWS) forma parte del Futuro Sistema de Combate Aéreo (FCAS) y es un verdadero proyecto motor de desarrollo para las próximas décadas, tanto para el Ejército del Aire como para toda la industria nacional aeroespacial. Desde octubre de 2020 se ha llevado a cabo la integración de España en el programa y la incorporación de la industria nacional a los distintos paquetes de trabajo y actividades de preparación para el desarrollo de demostradores tecnológicos. Se pretende firmar el Acuerdo de Implementación 3 (IA3) por parte de las ministras de Defensa en el tercer trimestre de 2021, lo que proporcionará el marco para las 2 primeras fases del programa de 2021-27, orientadas a la madurez de tecnologías y al desarrollo de los demostradores. La firma con la industria del contrato de la Fase 1B está prevista para septiembre de este año. Además de las ventajas evidentes en términos de participación industrial y tecnológica, sólo en estas primeras fases se generarán más de 2.000 puestos de trabajo de alta cualificación en España. Desde el punto de vista operativo, resaltaría las actividades en el Joint Concept Study (JCS) en el que participa el Ejército del Aire; fundamentalmente, los trabajos de definición del Documento de Requisitos Operativos Comunes (CORD), que pretende aprobar el Comité Director en septiembre de 2021, así como las actividades relacionadas con la evaluación de arquitecturas mediante herramientas de simulación, que permitirán llevar a cabo una posterior selección de 4 arquitecturas, combinando distintos modelos de avión y de “remote carriers” .

¿Cómo se coordina el Ejército del Aire con la DGAM y la industria española de cara a coordinar las necesidades de la Institución con las prestaciones que tendrá el aparato?

El Ejército del Aire colabora con la DGAM en este programa mediante la participación en los distintos elementos de trabajo del JCS y en reuniones de grupos de expertos y de los distintos pilares, en los que se organizan las actividades de la Fase 1A. Bajo el liderazgo de DGAM se realizan encuentros nacionales en los que se actualiza la información y progreso en muchas de estas áreas, proporcionando a la vez la oportunidad al Ejército del Aire para exponer nuestros planteamientos y posiciones. Por otro lado, DGAM, Ejército del Aire y las principales empresas nacionales involucradas en el estudio de concepto han comenzado a intercambiar perspectivas de cara a conseguir un entendimiento común del concepto nacional de FCAS , desarrollarlo en un foro que permita posteriormente presentar en el programa internacional una visión nacional compartida y definir las necesidades que se deriven de la implantación progresiva de este concepto y su impacto en otros programas y sistemas de armas. 

¿Cómo está el programa de sustitución de los F/A-18 destinados actualmente en  Canarias? 

El Ejército del Aire ha transmitido a las autoridades de Defensa la importancia que tiene la sustitución del C.15A (F/A-18 de Canarias) para la seguridad nacional y la defensa aérea del archipiélago canario. Prevemos iniciar la baja en servicio de este sistema de armas ya desde 2021 y estimamos que, a partir de 2025, será necesario adoptar medidas de mitigación para poder cumplir con el adiestramiento anual de las tripulaciones del Ala 46. El Ejército del Aire considera que la alternativa más adecuada para esta sustitución es la adquisición de 20 EF-2000, en el conocido como Programa Halcón, por la disponibilidad en el horizonte temporal requerido y por la facilidad en la integración con los sistemas actualmente en servicio. Tenemos los planes que nos permitirán una transición sin detrimento de nuestra misión permanente de vigilancia y control del espacio aéreo de responsabilidad. Urge contar con las decisiones necesarias y los hitos programáticos conducentes a la adquisición de este sistema.

¿Qué opciones existen para sustituir la flota de EF-18M de los alas 12 y 15?

El Ejército del Aire es responsable de proporcionar la capacidad de combate aéreo necesaria para hacer frente tanto a la misión permanente de policía aérea como a las misiones que le asigne el JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa). En términos generales, eso implica contar con un mínimo de 130 aviones de combate, por lo que, como he comentado, a corto plazo estamos trabajando en la sustitución de los F/A-18 de Canarias y, posteriormente, deberá adoptarse una decisión para reemplazar los C/CE.15M (EF-18M) basados en las unidades de la península a finales de esta década. El calendario de bajas de esta flota se actualiza considerando el límite de vida por horas de vuelo, el consumo medio de horas de vuelo por avión/año, el número de aterrizajes y el índice de fatiga. No obstante, hay otros factores que pueden afectar a este calendario, como es la dificultad en el mantenimiento debido a obsolescencias, fundamentalmente en el sistema de motor y en diversos sensores. En todo caso, el Ejército del Aire prevé que el primer C/CE.15M pudiera darse ya de baja en 2025.

En el marco del planeamiento militar nacional, el Ejército del Aire ha incluido la necesidad de sustitución de la flota de C/CE.15M con entregas planeadas a partir de 2027. En este sentido, recientemente se ha finalizado la elaboración de los requisitos que debe cumplir el sistema que los sustituya, solución que podría contemplar una combinación de varios sistemas de armas, que se complementarían en capacidades de combate aire-aire y aire-superficie, y que permitirían recuperar la superioridad en el enfrentamiento aéreo en los futuros escenarios de operación. Los posibles candidatos se evaluarán en la siguiente etapa del proceso de obtención. Nuestros planes contemplan varias opciones, que pasarían por la adquisición de un EF2000 evolucionado, junto con otro sistema de combate aéreo “swing role” que proporcione altas capacidades para superioridad aérea y misiones muy especializadas y exigentes en escenarios de alta y media amenaza, entre los que estamos considerando el F-35A y el F/A-18 SuperHornet/E/A-18 Growler.

¿Cómo está el programa modernización de la flota de Eurofighter y qué planes existen para la compra e integración de radares SCAN?

El Eurofighter es la espina dorsal de la defensa aérea de España y de varios de los principales países de Europa, y tiene un excelente potencial de evolución a medio y largo plazo. El programa se encuentra en un momento crítico, tanto por la necesidad de revisión y renovación de los contratos del Programa Internacional ligados al sostenimiento del sistema, como en términos de la evolución y adquisición de nuevas capacidades. Esperamos cargar en flota muy pronto el nuevo paquete de mejoras (P2Eb) del programa internacional para las Tranche 2 y 3, que incorpora grandes avances en sus capacidades multirrol y que permitirá activar la capacidad del misil Meteor en estos aviones. Por otro lado, a nivel nacional continúa el proceso de retrofit de los aviones más antiguos de Tranche 1 y, en paralelo, hemos finalizado la validación del Ciclo de Modificación 02 para esta misma Tranche, que incluye la integración de ‘software’ nacional desarrollado por el CLAEX para potenciar sus capacidades. Me gustaría resaltar también que este año lanzaremos el primer Ciclo de Modificación nacional para las tranchas más modernas (la 2 y 3). En cuanto al radar Captor-E tipo AESA, para nosotros es una adquisición clave, porque supone la renovación de capacidades del C.16 para seguir estando a la vanguardia; pero es que además este programa es fundamental para el desarrollo de tecnología de primer nivel con un gran retorno sobre la industria nacional. Hasta la fecha, España ha contratado la adquisición de un número reducido de radares, así como el desarrollo de la versión Mk.1 junto con Alemania. El objetivo del Ejército del Aire es modernizar todas las unidades de Tranche 2 y 3, pero el responsable de las adquisiciones es la DGAM, que asigna fondos y prioriza conforme a lo que establece el planeamiento militar. En este sentido, entendemos que la compra de estos radares se realizará de forma progresiva.

¿En qué punto estaría la programada adquisición de C295 destinados a patrulla marítima y lucha antisubmarina? 

La lucha antisubmarina es una capacidad a la que nosotros hemos contribuido durante décadas y de forma sobresaliente con el P.3M, pero este sistema de armas se encuentra en el final de su vida operativa. La baja del último avión se producirá a finales de 2022. El Ejército del Aire identificó la necesidad de sustitución de esta plataforma dentro del proceso de planeamiento militar y se han elaborado los documentos necesarios para el proceso de obtención. Consideramos al Airbus C295W Persuader como la solución interina deseable para mantener una capacidad limitada de patrulla marítima, aunque a más largo plazo se sustituiría o complementaría con otra flota del segmento del P-3, ya con una capacidad completa. Así, se preveía inicialmente la adquisición de 4 aviones C295W cuya entrada en servicio tendría lugar a finales de 2024. Sin embargo, el programa está pendiente de financiación.

¿En qué estado se encuentra el programa para dotarse de los MRTT?

El Ejército del Aire está trabajando con DGAM en el programa MRTT. Está prevista la adquisición de 3 aviones A330-200 provenientes de Iberia y su posterior transformación a MRTT por Airbus Defence and Space (DS). Con este programa se potenciará la capacidad de proyección estratégica de la Fuerza, recuperando la capacidad de transporte y reabastecimiento estratégicos que se perdieron con la baja del T/TK.17 (B707). La entrada en servicio del primer A330-200 sin transformar a MRTT estaría prevista a finales de 2021. Meses más tarde recibiríamos el segundo, también en configuración civil. El tercero entraría directamente a transformación MRTT en las instalaciones de Airbus DS en 2023 y, posteriormente, se efectuaría el retrofit a los 2 primeros. Actualmente se están terminando de ajustar los requisitos del sistema y el concepto de apoyo logístico y se coordinan los cursos para el personal del 45 Grupo, que será la unidad que operará este sistema.

¿Contempla el Ejército del Aire dotarse de aviones ISR turbohélices, como ha hecho recientemente el Armée de l´Air y la Guardia Civil?

Actualmente el Ejército del Aire no contempla dotarse con aeronaves tripuladas para misiones de vigilancia y reconocimiento, excepto en el caso de la renovación de las plataformas de vigilancia marítima CN235/D.4 VIGMA, que se encuentran próximas al final de su vida operativa.

¿Cuáles son los planes en el campo de los RPAS, como el Euromale y otros sistemas más pequeños)?

Desde comienzos del año 2020 el Ejército del Aire opera el sistema MQ-9 Predator (NR.05), que es un sistema que aporta capacidades ISR (Intelligence, Surveillance and Reconnaissance) hasta ahora no disponibles para la Fuerza Conjunta, capacidades que son cada vez más demandadas en misiones internacionales, y que además puede contribuir a la acción del Estado. Conocemos también las posibilidades de evolución del sistema, que puede ampliar su espectro de capacidades, por ejemplo en el ámbito de la inteligencia de señales (SIGINT). El Predator es una solución interina que nos permite adquirir conocimiento y experiencia como operadores de RPAS Clase III , mientras llega el Euromale. En el segundo semestre de 2020 se recibió de la industria la Best and Final Offer (BAFO) para el programa Euromale, que está siendo analizada por DGAM para determinar la viabilidad del programa y cerrar un acuerdo,en el Programa Internacional, de cara a la  Fase 2 de desarrollo, producción y entrada en servicio inicial. España adquiriría 4 sistemas, con 3 aeronaves y 2 estaciones de control en tierra por cada sistema. Se prevé la primera entrega a España en 2028-29.

Por otro lado, el Sistema RPAS Táctico de Altas Prestaciones (SIRTAP) responde a una propuesta de desarrollo de la empresa Airbus DS. Este sistema pretende dar respuesta a la necesidad militar de disponer de vehículos aéreos no tripulados tácticos de largo alcance (TUAV-LA) de Clase II para las Fuerzas Armadas, pero ha ido creciendo en prestaciones a lo largo de su desarrollo, convirtiéndose claramente en un sistema de Clase III  de nivel estratégico-operacional. El programa se encuentra en DGAM en la fase de determinación de viabilidad y de la alternativa de obtención. Las primeras entregas del sistema no se prevén antes de 2025. En relación a los RPAS de Clase I, el Ejército del Aire opera actualmente sistemas Raven y Wasp de pequeñas dimensiones y peso en el ámbito de unidades de Protección de la Fuerza y de Operaciones Especiales. Con objeto de incrementar y modernizar dicha capacidad, hemos comunicado al EMAD nuestras necesidades en relación a sistemas RPAS Micro (menos de 2 kg.), Mini (entre 2 y 15) y Small (entre 15 y 150). El JEMAD ha validado dicha necesidad junto con la de otros ejércitos y usuarios y se ha iniciado en la DGAM un proceso centralizado de adquisición, que actualmente se encuentra en la determinación de la alternativa de obtención. Esperamos que los primeros sistemas de este tipo puedan estar operativos a lo largo de 2022 o 2023. Asimismo, el Ejército del Aire fomenta el crecimiento de la Escuela Militar de UAS del Grupo de Escuelas de Matacán (GRUEMA) como centro de excelencia y referencia en materia RPAS, tanto a nivel nacional como internacional. 

¿Cuáles son los planes para su sustitución de los F-5M de la Escuela de Caza y Ataque? 

La flota de F-5 lleva más de 50 años de servicio en el Ejército del Aire y tiene una fecha prevista de baja, por motivos estructurales y de fatiga de sistema, situada en el entorno del año 2028. Tenemos la necesidad de sustituir este sistema a finales de esta década para mantener la autonomía de generar nuestros pilotos de combate, capacidad que el Ejército del Aire considera estratégica. El Ejército del Aire ha definido los requisitos que debe reunir el sustituto del F-5M. Sin embargo, la selección y adquisición de sistemas que satisfagan dichos requisitos son procesos desarrollados por organismos ajenos al Ejército del Aire.  En este sentido, pensamos que el proyecto AFJT (Airbus Future Jet Trainer) cumpliría con lo que necesitamos para implantar el concepto de enseñanza integrada en el ámbito de la aviación de caza y ataque y, además, supone una oportunidad única para la industria nacional del sector aeroespacial, al desarrollar y producir un avión completo desde su origen. Sabemos también que otros países están interesados en soluciones de este tipo y confiamos en que las autoridades de Defensa puedan impulsar este programa tan necesario para nosotros, en plazos bastante ajustados y en un segmento en el que la industria nacional tiene amplia experiencia, conocimiento y capacidad para liderar y del que podría obtenerse un excelente y completo retorno industrial y económico en España.

¿Qué planes existen para sustituir la flota de C212 destinada a la Escuela de Paracaidistas?

El Ejército del Aire no se plantea la modernización de esta plataforma. Está actualmente en estudio su sustitución, no habiéndose tomado todavía ninguna decisión al respecto, aunque una de las opciones que se plantea es sustituirlos por C295. 

¿Qué previsiones tiene el Ejército del Aire para renovar los helicópteros de enseñanza y apoyo) 

Se ha constituido el Programa Conjunto Helicóptero de Enseñanza y Apoyo en la DGAM y se ha iniciado la etapa de determinación de la alternativa de obtención, mediante procedimiento de urgencia, con el objetivo de contratar durante 2021 una adquisición interministerial entre Defensa e Interior del helicóptero H135. El Airbus H135 es un helicóptero ligero seleccionado por multitud de Fuerzas Armadas como helicóptero de enseñanza, tanto por sus capacidades operativas como por su bajo coste de operación y sostenimiento. La primera Fase contemplaría una adquisición de helicópteros para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y 18 helicópteros H135 para las Fuerzas Armadas. De éstos, 11 unidades se entregarían al Ejército del Aire para sustituir la veterana flota de Sikorsky S-76C de la Escuela Militar de Helicópteros del Ala 78, en Armilla (Granada) y, además, se reforzarían las capacidades de formación mediante la creación de un centro de simulación en la Escuela. De este modo, se beneficiarían los pilotos del conjunto de las Fuerzas Armadas y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que allí se forman. Las entregas se estiman entre 2023 y 2026. 

¿En qué estado se encuentra la implementación de la capacidad de vigilancia y control espacial?

A finales de 2019 se creó el Centro de Operaciones de Vigilancia Espacial (COVE), con la misión genérica de la vigilancia del espacio ultraterrestre, para conocer lo que acontece en el espacio, aspecto conocido como Space Situational Awareness (SSA) o, de forma ampliada, Space Domain Awareness (SDA), y así poder evaluar los riesgos derivados de las potenciales amenazas y los posibles efectos sobre las capacidades espaciales propias y sobre el desarrollo de las operaciones militares desarrolladas por las Fuerzas Armadas. El COVE ha llevado a cabo el proceso de implantación de sus capacidades conforme a lo contemplado en su Plan de Implantación y ha alcanzado su Initial Operational Capability (IOC) el 14 de julio de 2021, que incluye el control operativo del radar de vigilancia espacial instalado en la Base Aérea de Morón de la Frontera. Por otro lado, se ha iniciado el ciclo de planeamiento para dotar al COVE de las capacidades adicionales que le permitirán declarar la Full Operational Capability (FOC), planeada para junio de 2023, para lo cual se requerirá de la correspondiente disponibilidad presupuestaria que permita realizar las actuaciones necesarias. 

(Julio Maíz)
 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.