Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército de Tierra potencia sus sistemas de armas ligeras

Las inversiones para mejorar la capacidad de fuego de las unidades del Ejército de Tierra (ET) español son constantes y, en los últimos años, han incidido en la recepción de distintos sistemas de armas, visores y equipos de iluminación por láser para ellas, módulos de captación térmica para apuntarlas en condiciones ambientales complejas y hasta de novedosas municiones con capacidades nada convencionales.

Esa realidad, hace que la renovación y ampliación de los materiales que se tiene no se detenga, aunque las compras sean en algunos casos limitadas en número y en otros estén focalizadas a las necesidades específicas de colectivos militares muy concretos. Hay que dejar claro, porque dentro de esa estructura hay algunos que aún muestran cierta disconformidad o desconocimiento, que las plantillas de un batallón mecanizado no requieren el mismo fusil de asalto que las de una unidad de operaciones especiales (OE) o que un mortero ligero puede ser conveniente para las tropas de montaña y que a las mecanizadas les es más versátil uno montado en vehículo.

Dado que las necesidades son dispares, los fabricantes proponen soluciones de lo más variopinto para responder a los distintos requisitos que se les demanden. En determinadas unidades, como el Mando de Operaciones Especiales (MOE), tienen un núcleo de evaluación y experimentación que observa lo que el mercado les puede ofrecer y actúan para evaluarlo y conocer sus prestaciones reales. En otros, no existen esos especialistas, aunque desde la Dirección de Investigación, Doctrina, Orgánica y Materiales (DIDOM), encuadrada en el Mando de Adiestramiento y Doctrina (MADOC), se trabaja en beneficio de concretar cuáles son las necesidades e intentar incorporar equipos con los que actuar en consecuencia. 

A medio plazo, como una actuación dentro del proyecto Fuerza 35 del ET, se contará, como nos han informado desde la División de Logística, con una serie de armas y materiales que serán determinantes para dar contenido a esa nueva estructura. Entretanto, se van sucediendo otras adquisiciones. De las conocidas tras obtener información concreta de lo que se contempla dentro del denominado Plan Específico de Adquisición de Armamento Ligero ET 2021-24, vamos a dar cuenta en estas páginas.
 
Precisión y destrucción

Ha costado bastante que determinados colectivos conozcan y valoren las capacidades reales que caracterizan a los binomios de tiradores de precisión ETP (Equipo de Tiradores de Precisión), que manejan rifles con los que realizar certeros disparos a distancias generalmente grandes. En modo genérico, hoy se aglutinan en equipos ligeros provistos con el modelo británico AW (Artic Warfare), producido por la británica Accuracy International, y en pesados equipados con el modelo estadounidense M95SP (Spain) de la estadounidense Barrett Fireams. Ambos tienen una configuración basada en un sistema de mecanismos por cerrojo de accionamiento manual, diferenciándose en que el primero es más antipersonal, por las capacidades del cartucho de 7,62x51 mm. que dispara, y el segundo es más antimaterial, por el poder destructor de los proyectiles del 12,7x99mm (.50 Browning), que puede concentrar en objetivos situados a 1,5 km. de su posición. 

Pese a las buenas cualidades de ambos, el primero lleva ya varias décadas de uso intenso que, han llevado en una reducción de precisión de sus cañones o holguras en sus recámaras, problemas a los que cabría añadir que sus supresores sónicos están ya muy gastados. Por ese motivo se impulsaron algunas compras limitadas en número de los Accuracy AXM (Multicalibre) del .338 Lapua Magnum (8,6x7 mm.) que tienen más alcance y son más acordes para las necesidades de las misiones que ahora se llevan a cabo en distintos escenarios internacionales. 

Hace un par de años supimos del expediente PPT-570/80/SIAM/45-18A1, que impulsó la compra de cerca de 50.000 cartuchos de ese calibre en configuraciones de altas penetración, deformación y precisión, siendo este último uno provisto con un proyectil de más de 270 Grain capaz de impactar con una energía superior a los 500 julios a una distancia de 1.500 m. y de mantener una dispersión inferior al 0,75 MOA (Minute Of Angle). Desde el ET se va a continuar con el proceso de sustitución de los rifles de precisión AW, que están ya finalizando su ciclo de vida, y se adquirirán, para mejorar las capacidades de potencia de fuego y alcance, nuevas armas recamaradas al .338 Lapua Magnum, cartucho más actual y capaz de neutralizar blancos humanos a más de 2 km.  

Sabemos que a alguna unidad han llegado para su valoración conceptos como el Sako TRG M10, aunque también de las excelencias del AXM que, siendo una evolución técnica de su predecesor AW, se postula como la elección preferida, al incorporar un chasis que permite, usando una llave estandarizada y de forma sencilla, actuar sobre unos bloqueadores para desenroscar el cañón y reemplazarlo por otro; es una versatilidad  que da al conjunto la posibilidad de montar uno del 7,62x51 mm. para prácticas u otro del 8,6x7 para el combate, pues cada munición del segundo cuesta 3 o 4 veces más que la del primero. 

Si tenemos en cuenta los que ahora están en uso generalizado en todo tipo de unidades, se necesitarían no menos de 300 rifles de precisión. Un número similar sería el necesario para dar cobertura a otra necesidad que está clara y en vías de resolución. Se busca adquirir rifles de precisión semiautomáticos del 7,62x51, que se corresponderían con el concepto DMR (Designated Marksman Rifle), que es un arma que combina capacidad para disparos certeros  con una gran potencia de fuego derivada de su concepto semiautomático, siendo especialmente útil en entornos urbanos, cuando hay varios objetivos próximos que tienen que ser neutralizados de forma inmediata y sucesiva. 

El concepto de tirador selecto no está introducido aún en el ET. Para incidir en esta nueva necesidad, que va a materializarse a la vez que se incorporarán kits específicos ya concretados -se ha preparado un listado con lo que comprenderán- para dotar a ese personal, se han ido realizando estudios desde hace años, uno de ellos interno y basado en modificar fusiles de asalto CETME C y transformarlos, con culata, guardamanos, bípode y montura para visor óptico en un sistema más preciso. La realidad internacional sitúa a este tipo de rifles DMR en capacidades del orden de 1-1,5 MOA, cuando los rifles de precisión puros están en torno a 0,5 MOA o menos. La diferencia de los semiautomáticos es que incorporan cargadores para 20 cartuchos, lo que permite en pocos segundos batir a 3 o 4 objetivos. 

Sobre la elección, teniendo en cuenta que ya es de uso generalizado el fusil de asalto Heckler & Koch (HK) G36E del 5,56x45 -algunos de ellos transformados como DMR ligero-, sabemos que el HK417, que ya está en servicio en la Infantería de Marina (IM) y ha sido evaluado en su versión mejorada G28 (2) por el Ejército del Aire (EA). Es una opción que gusta a los militares de las unidades terrestres y que aporta fiabilidad, facilidad de empleo, ligereza y versatilidad, aunque también que el SIG Sauer 716 puede ser una opción a considerar y que su distribuidor en España lleva ya unos años insistiendo en que lo prueben diferentes unidades. 

La idea de los tiradores selectos es que fuesen un integrante más de determinados pelotones, aportando a esos núcleos de combate su capacidad como un valor añadido más. Por cierto, la compra de estos nuevos rifles semiautomáticos seguro que es aprovechada para armar a los observadores que forman parte de los binomios ETL y ETP. La apuesta del ET en su refuerzo no acaba ahí, pues se nos ha confirmado que se están haciendo validaciones y pruebas destinadas a adquirir rifles de precisión semiautomáticos del .50 Browning. Este tipo de armas no están en servicio en el ET y tanto el EA como la IM de la Armada ya se han equipado con ellos, pues son un material contundente, robusto y que ha demostrado su eficiencia en distintos entornos internacionales. 

El que usan ambas estructuras españolas es el Barrett Firearms M82A1 o su evolución M107, un conjunto idóneo para alcanzar un sistema de armas o un vehículo a más de 1 km. e infringirle graves daños gracias a la versatilidad de sus cartuchos, que incluyen modelos como el Nammo Raufoss NM140MP multipropósito, con capacidad de perforación de blindaje y de generar efectos explosivos e incendiarios. Como las opciones semiautomáticas son escasas, y teniendo en cuenta la buena experiencia con el M95SP, lo más racional es que se compren los M107 o los M107A1 optimizados para su empleo junto a supresores sónicos. En todo caso, el número de los que se podrían recibir no creemos supere el medio centenar, aunque con el tiempo podría generalizarse más su empleo, teniendo en cuenta sus muchas y buenas cualidades.

foto: Es reciente la llegada de visores térmicos a bastantes unidades del ET, siendo el UTC X, que tiene capacidad de almacenar 100 fotos en su interior, el que emplean los equipos de tiradores de precisión (foto Octavio Díez Cámara).

Reforzar capacidades

Los planes del ET van más allá de esos modelos de precisión y se circunscriben también a otros tipos de armas ligeras, algunas ya en servicio y otras especialmente novedosas. Dentro de estas última inscribiríamos la decisión de evolucionar hacia la obtención de un modelo de escopeta de tipo semiautomático, un arma que ahora no estaría en activo y que podría servir para ampliar capacidades de unidades de Infantería en torno a la especificidad del combate urbano o a las necesidades propias de núcleos como los de Policía Militar o los de OE.

Se trataría de evaluar y seleccionar un concepto recamarado para emplear cartuchos del 12/76 Magnum , que aportan más capacidad en cuanto a su empleo, pues podrían emplearse desde municiones con gases lacrimógenos a aquellas que, con su impacto, rompen cerraduras y bisagras. La apuesta por un arma larga de este tipo, y más con carácter semiautomático, limita la elección a unas pocas propuestas belgas e italianas, teniendo este origen la Beretta tipo M4, que es líder internacional en este segmento e incluye la opción de estar disponible en la interesante variante táctica compacta, que es especialmente acorde a lo que las fuerzas terrestres pueden requerir.

No acaba ahí el plan de renovación, y en cuanto al armamento ligero colectivo se trabaja en 2 líneas de esfuerzo: completar la dotación de ametralladoras de helicópteros y pesadas del 12,7x99mm y adquirir nuevas del 7,62x51, más ligeras. Estas últimas llegarían en principio para complementar a las difundidas MG42/58 del mismo calibre y que están en servicio desde mediados del siglo pasado, una realidad que aconseja ya abordar, pese a que siguen siendo aún válidas y son robustas, el inicio del proceso de su sustitución, aunque es un objetivo a medio plazo. 

Más inmediata es la compra de ametralladoras medias que aporten un tamaño más compacto y un peso más contenido, detalles que las harán óptimas para determinados colectivos que realizan acciones especialmente dinámicas o que tienen que moverse por sus propios medios en cometidos de larga duración. Sabemos que el MOE ha realizado un pedido de las novedosas y capaces MG5 de HK y se nos informa podría ser esa compra o una complementaria de su versión más compacta y ligera MG5A1, que, en buena línea de decisión y teniendo en cuenta que ya se han generalizado en el ET las MG4 del 5,56x45 del mismo fabricante germano, estuviese destinada a unidades de montaña, paracaidistas o hasta aquellas legionarias especializadas en cometidos de asalto aéreo.

Para reforzar este tipo de misiones, generalmente realizadas gracias a la movilidad de los helicópteros de transporte de las Fuerzas Aeromóviles del ET (FAMET), se ha concretado la necesidad de completar la dotación de ametralladoras que en ellos se usan en un proceso que, seguramente, iría dirigido a obtener más ejemplares de las FNH (Fabrique Nationale Hestal) M3M, que ya forman parte de la dotación de las aeronaves NH90 del Batallón de Helicópteros de Maniobra (BHELMA) III ubicado cerca de Logroño. 

La compra de armas podría incluir, según se ha dejado ver en distintos entornos, algún lote pequeño de las multitubo Minigun, que aportan un gran volumen de fuego y una notable capacidad de supresión de objetivos en tierra. Complementariamente, se apuesta por incorporar nuevas ametralladoras pesadas Browning M2HB del 12,7x99, que también fabrica FNH, con el objetivo de ir reemplazando otras más antiguas del mismo modelo que ya han llegado al final de su vida útil o no incluyen detalles técnicos como la posibilidad de efectuar un cambio rápido de su cañón. En 2020 supimos de la llegada para este modelo de armas de gran cadencia de tiro y notable potencia de un lote de visores IntelliOptix MGS-120X distribuidos en España por Menpro, adquisición que podría ampliarse con más ejemplares para ir generalizando su uso.

Otra de las actuaciones en curso pretende completar, para satisfacer necesidades operativas específicas de distintas unidades, las dotaciones de fusiles de asalto de tipo compacto y de subfusiles. Los primeros, atendiendo a lo que hasta ahora se ha hecho, serían versiones KV y CV de los HK G36, pues cuando se adquirió la E (Export) para todas las Fuerzas Armadas españolas no se pensó que su cañón de 48 cm. podría ser especialmente largo para entornos y cometidos concretos en los que es más interesante el de 31,8 cm. de los K. Lo que pensamos es que será algún lote de pocos cientos de unidades, aunque en ese proceso podría abordarse una hipótesis que, desde hace tiempo, circula en diversos ámbitos y que buscaría la llegada de una variante compacta los fusiles de asalto HK416  para el MOE y otras unidades del núcleo de Fuerzas de Apoyo a OE (FAOE), pues sus armas están sometidas a un uso especialmente intenso y a operaciones en ambientes que propugnan cierto desgaste del material.

Sobre los subfusiles, y dado que en el ET su uso es muy limitado tras la baja de los Star Z-70 del 9x19 mm. Parabellum ya hace bastantes años, la adquisición podría referirse a las recientes incorporaciones de los PDW (Personal Defense Weapon) HK MP7 del 4,6x30  que llegaron al MOE acompañados de los efectivos supresores sónicos B&T Rotex II suministrados por Eurodis Systems España. Podría también tratarse de una nueva necesidad, aunque no podemos concretar ese extremo. Lo que sí podemos verificar, porque sabemos de la voluntad de ampliar la cobertura de distintos modelos de pistolas, es la llegada de la Glock G43, un modelo del 9x19 que es especialmente compacto y puede ocultarse con facilidad, al MOE y a otras unidades que focalizan su actividad en la recolección de inteligencia en distintos teatros internacionales.

Para acabar, en los próximos años, y como consecuencia de este Plan Específico de Adquisición de Armamento Ligero, se van a impulsar adquisiciones por parte de la Jefatura de Asuntos Económicos (JAE) del Mando de Apoyo Logístico del ET. Se busca continuar comprando accesorios complementarios que mejoren la eficacia de fuego, un proceso que contempla visores, iluminadores láser, gafas de visión nocturna, supresores sónicos y otros complementos que pueden ser especialmente necesarios en operaciones como las de combate subterráneo en áreas urbanas.
 
Reciente es la decisión de compra, a la compañía Viator Plus Ultra y por un importe cercano a 1,5 millones de EUR, de 1.200 ejemplares del visor de punto rojo Romeo4T comercializado por Sig Sauer , que por sus características estaría destinado a iniciar el reemplazo de los holográficos EOTech 512, que son de uso generalizado en las fuerzas terrestres españolas. También acaba de concretarse la compra de unos 50 ejemplares de otro visor de punto rojo, en este caso el eficaz Aimpoint CompM5, que parece ser será el estándar de las OE del ET tras una primera actuación que ha propiciado su llegada a la Escuela Militar de Montaña y OEs (EMMOE) de Jaca (Huesca). La suma de todas esas incorporaciones, y de otras más que vayan surgiendo en los años venideros, es un buen incentivo en el necesario proceso de renovación y potenciación de sistemas de armas asociados a distintas unidades del Ejército español y es una apuesta clara y decidida en el proceso de avance hacia estructuras futuras, como la Brigada 35. (Octavio Díez Cámara)

Foto de portada: Varias actuaciones en curso dentro del Plan Específico de Adquisición de Armamento Ligero están dirigidas a aquellos que usan armamento de precisión (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.