Lunes, 6 de febrero de 2023 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército deTierra externaliza la gestión de su proyecto de nuevo UAV Next Generation Small RPAS

Aeronaves no tripuladas Tarsis 25 y 75 (Aertec)

El Ejército de Tierra puso en marcha el pasado mes de junio el programa Next Generation Small RPAS (NGSR) de desarrollo de un UAV de nueva generación. Presentado a la iniciativa de Cooperación Estructurada Permanente (PESCO) de la Unión Europea y apoyado por Alemania, Portugal, Rumanía y Eslovaquia, se ha decidido externalizar su gestión administrativa.

Este programa está destinado a diseñar el UAV de Clase I, es decir, por debajo de 150 kg. para empleo táctico, para lo cual se organizó a finales del pasado mes de junio la primera reunión del grupo de trabajo. El Ejército de Tierra considera que este programa repercutirá en la industria nacional a través de la provisión de fondos de I+D para el desarrollo de algunas de las capacidades que lo diferenciarán de los sistemas actualmente en servicio.

Sin embargo, la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE) ha abierto una licitación para contratar los “servicios para gestión administrativa” del programa, mediante un procedimiento negociado con publicidad y con un presupuesto de 123.966,94 euros. Las empresas interesadas podrán presentar ofertas hasta el próximo 5 de diciembre, siendo el precio el principal criterio, con un 50 % de la valoración de las ofertas.

Según recogen los pliegos de la licitación, se establecen varias áreas funcionales con varios paquetes de trabajo y un número de horas cuantificadas. Entre estos están la dirección de un hipotético consorcio nacional de empresas, la constitución del consorcio, contactar con las empresas del sector para estudiar su participación, la planificación de las tareas de I+D, la coordinación de las actividades de las empresas interesadas, con los socios de la Unión Europea y con otras instituciones o las derivadas de la contratación con organismos oficiales y activación del consorcio, ya en la fase de ejecución. Finalmente, las tareas encargadas al consorcio nacional y el enlace con la oficina de programa en el MALE, en la fase de seguimiento.

El Orbiter 3B del Ejército de Tierra (Ejército de Tierra)

NGSR

Según recoge la iniciativa PESCO, el proyecto NGSR tiene como objetivo desarrollar la próxima generación de UAS tácticos. Las características de diseño y el rendimiento esperado brindan un uso potencial para las unidades tácticas del Ejército (tamaño de Brigada/División), para dominios marítimos y aéreos, así como para uso dual (defensa civil), es decir, por parte de las organizaciones encargadas de hacer cumplir la ley o las agencias de gestión de desastres o emergencias.

Concebido como un sistema multifunción, permitirá diferentes soluciones tácticas requeridas por los comandantes. Este UAS podrá emplear comportamientos autónomos para reducir la carga de trabajo del piloto y del operador. El despegue y el aterrizaje serán posibles sin pista –como se requiere en un entorno táctico– apuntando a un alcance medio (hasta 200 km.) y una autonomía media (entre 5 y 10 horas de misión).

Los avances tecnológicos permitirán una arquitectura abierta, la modularidad de la carga útil y la interoperabilidad para maximizar la eficacia del sistema. El proyecto requerirá un desarrollo significativo en campos tales como sensores EO/IR (electroóptico / Infrarrojo), sistema de energía, comunicaciones por radio BLOS y LOS (más allá y en línea visual respectivamente).

Como informó entonces el Ministerio de Defensa, el 22 y 23 del pasado mes de junio tuvieron lugar las primeras sesiones de los grupos de trabajo de este proyecto, bajo presidencia del Ejército de Tierra, contaron con representantes de Alemania, Portugal, Francia, Austria, Hungría y Holanda, así como de la Agencia Europea de la Defensa, Estado Mayor de la Unión Europea y representantes de la industria de defensa española.

Se informó de la armonización de las posturas de partida para determinar los requisitos operacionales, considerándose que tendrá un impacto directo en el desarrollo de capacidades en áreas como ISR (reconocimiento, vigilancia e inteligencia), C2 (mando y control), Early Warning (alerta temprana), Targeting (designación de objetivos) y operaciones cinéticas, que, entre otras, son prioritarias para la UE. (José Mª Navarro García)

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.