¿Desea recibir notificaciones de www.defensa.com?
X
Sábado, 15 de junio de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército de Tierra exhibe en Barcelona material de Artillería

El vistoso lanzador del sistema de misiles tierra-aire NASAMS se presentó al público. (Octavio Díez Cámara)
El vistoso lanzador del sistema de misiles tierra-aire NASAMS se presentó al público. (Octavio Díez Cámara)

El primer fin de semana de junio se ha realizado en el Acuartelamiento de El Bruch, en Barcelona, una interesante exposición de equipamiento de las Fuerzas Armadas españolas que ha llamado mucho la atención de la ciudadanía que lo ha visitado las dos jornadas y media de apertura al público. Hemos podido ver que el Ejército de Tierra ha destacado a esa muestra diferente material de Artillería que dota a sus Unidades.

El Regimiento de Artillería de Campaña (RACA) nº20, que forma parte de la Brigada Aragón nº1, con sede en Zaragoza, ha desplegado parte de su material artillero de campaña y antiaéreo.

El RACA nº20 de Zaragoza presentaba uno de sus ya anticuados, pero aún muy efectivos, obuses autopropulsados M-109A5 que habrían recibido recientemente un nuevo tubo. (Octavio Díez Cámara)

El primero era su potente obús autopropulsado M109A5 un material que ha llamado poderosamente -nunca mejor dicho- la atención de los visitantes por ser blindado, por su tren de rodaje oruga y por incluir un vistoso, y renovado hace poco, cañón de 155/39 milímetros que con las municiones más recientes le permite hacer fuegos precisos a distancias del orden de 30 kilómetros.

El público en general se aproximaba para conversar con los artilleros, visitar la torre por dentro y sobre todo realizarse fotografías con tan vistoso material de Artillería del Ejército de Tierra. El RACA nº20, que incluye en su estructura material remolcado del tipo Light Gun con dos tubos de 105mm, también llevó un puesto de tiro móvil, sobre Uro VAMTAC ST5, del sistema de misiles tierra-aire Mistral 1 al que muchos subieron para aproximarse al afuste que incluía un misil simulado pero que no contaba con la cámara térmica que es habitual en muchos de sistemas similares del Ejército de tierra.

La capacidad antiaérea de Artillería mostrada en público en Barcelona incluía un sistema que se emplea en una unidad de Canarias y en otra de Cartagena. Este último es el Grupo de Artillería Antiaérea II/73 que tiene asignados media docena de lanzadores del Sistema NASAM (National Advanced Surface-to-Air Missile System). Algunos de los medios de ese Grupo están ahora destacado en la zona norte de Europa formando parte de la Defensa Adelantada de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

Muchos se aproximaron a este puesto de tiro móvil Mistral y subieron a la plataforma superior para manipular y fotografiarse con el lanzador del misil antiaéreo.

El Ejército de Tierra mostraba un lanzador séxtuple NASAMS LCHR M-1 01 con movimientos dinámicos que simulaban los que realizará para dirigir su enfoque hacia la zona de posibles blancos. De este lanzador de Artillería se informaba que pesa 7,2 toneladas con sus misiles preparados para ser disparados y que estos últimos tienen un alcance de 25 km y pueden llegar a alturas máximas de 8, por lo que se engloba dentro de los sistemas antiaéreos de medio alcance y media cota.

Junto al lanzador que se llevó a Barcelona se incluían detalles interesantes sobre los misiles concretos que se disparan. Se trata de los estadounidenses AIM-120 del tipo C-5, también conocidos como AMRAAM (Advanced Medium Range Air to Air Missile) adaptados para ser usados en modo tierra aire. Se trata de armas con guiado por radar activo, basten resistentes a las contramedidas electrónica y con una notable resolución para discriminar aquellos blancos que son de su interés. Bien por el Ejército de Tierra al presenta esos interesantes materiales de Artillería a todos aquellos, que son muchos, interesados en aproximarse a las Fuerzas Armadas. (Octavio Díez Cámara)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.