Viernes, 1 de marzo de 2024 Iniciar Sesión Suscríbase

El Ejército de Tierra está ampliando sus arsenales de armamento ligero

Se sigue apostando, en una decisión continuista, por los fusiles de asalto HK G-36E que llevan ya más de dos décadas en servicio. (Octavio Díez Cámara)

El Ejército de Tierra español tiene en marcha distintos programas de adquisición de más armamento ligero, nuevos fusiles de asalto, pistolas, municiones …, busca mejorar sus capacidades y el potencial de aquellos que forman las plantillas de sus unidades, un esfuerzo positivo que supone un paso adelante en el sostenimiento de las capacidades militares.

El proceso que se tiene en marcha ha sido explicado en el último número de la revista Ejército, órgano oficial del Ejército de Tierra. Hace mención a que se ha incrementado sustancialmente la inversión en municiones y también en la adquisición de piezas de repuesto para incrementar la disponibilidad operativa de los materiales ya en uso.

Llegarán más pistolas HK USP cuando el fabricante ha anunciado que las retira de su catálogo. (Octavio Díez Cámara)

Específicamente en relación con el armamento ligero se confirma que se está en disposición inmediata de iniciar un proceso de mejora de las capacidades militares con varias actuaciones. Una es la que se refiere a la adquisición de fusiles de asalto que complementarán a los cerca de cien mil ejemplares que se han ido adquiriendo en los últimos años por parte del Ministerio de Defensa español. El que está en dotación generalizada es el Heckler & Koch (HK) G-36E -Export- del calibre 5,56x45mm, arma especialmente larga y no muy acorde con lo que ahora está más en boga que se ha ido complementando con lotes de los G-36KE y G-36C más compactos y más adecuados para determinadas unidades especialmente dinámicas.

Línea continuista

Llama la atención que el Ejército de Tierra opta por seguir adquiriendo ese mismo tipo de armamento ligero. Se hace mención específica a la adquisición de más fusiles HK G-36E, cuando se podría haber optado, como parece ser necesario en un contexto internacional en el que hasta Alemania ha decidido cambiar ese modelo por el HK 416A8, por adquirir algún lote distinto para determinadas unidades y enviar sus G-36 a aquellas en las que aún se dispusiese de alguno de los CETME L/LC o C más antiguos.

La apuesta por mejorar el armamento individual y colectivo del Ejército de Tierra español es de lo más positiva. (Octavio Díez Cámara)

Se concreta también que se solicitarán a HK más pistolas semiautomáticas USP (Universal Self-loading Pistol) del calibre 9x19mm que son el modelo que ya se tiene en uso desde hace años y del que el fabricante ha anunciado recientemente que la va a dejar de fabricar -si no lo ha hecho ya-, por lo cual podría tratarse de un lote ya manufacturado y obtenido a un precio más interesante al ser descatalogado por quien lo oferta.

La mejora del armamento ligero se impulsa a la vez que se potenciarán los medios de visión nocturna con los que se complementan las armas. Llegarán visores nocturnos para las ametralladoras M2 del calibre 12,70x99mm -sería bueno también un visor para ellas como ya se ha hecho en el Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra-, los lanzagranadas LAG40 que disparan municiones de 40mm en modo de ráfagas y para las armas largas de precisión Accuracy y Barrett que están repartidas por los equipos de tiradores de precisión de distintas unidades. (Octavio Díez Cámara)




Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.