Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Grupo Edefa

El Ejército de Tierra adquiere con urgencia placas balísticas para sus chalecos

La Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra ha adjudicado a A. Paukner el suministro de 1.150 parejas de placas balísticas laterales para los chalecos antifragmentos actualmente en servicio (modelo 2008).

Se trata de una adjudicación tramitada con urgencia puesto que según explica la licitación, “la carencia de este tipo de articulo para atender la demanda del personal desplegado en ZO (zona de operaciones), unido a la no culminación del expediente de esta misma naturaleza en el año 2018 por razones externas al OC (Órgano Central), hace que en año en curso su adquisición resulte prioritaria, con la finalidad de poder proporcionar la máxima seguridad a nuestras tropas desplegadas”.

Por ello se adquirirán 1.150 parejas de placas de 15 x 15 centímetros que se adosan a los costados del chaleco actual (en julio se aprobó la compra de hasta 36.000 nuevos chalecos), por valor de 500 euros, lo que resulta en una adquisición de 575.000 euros. La entrega de las placas comenzará el próximo 16 de septiembre y deberá finalizar como muy tarde el 15 de diciembre.

El objeto de las placas balísticas laterales es aumentar la protección balística que ofrece el chaleco antifragmentos-antibala, aumentando la protección lateral del tronco del combatiente. Dichas placas se podrán introducir, integrar y extraer con facilidad en los emplazamientos del chaleco destinados para tal fin, que consistirán en dos placas laterales por cada chaleco (izquierda y derecha), que se adaptarán anatómicamente al combatiente con el fin de mejorar su ergonomía.

Deberán resistir el impacto de proyectiles de varios calibres de fusiles de asalto a 15 metros de distancia, concretamente del 5,45 X 39 mm. con bala 7N10 y velocidad de salida de 900 m/s, del 7,62 x 51 mm. con bala M80 y una velocidad de salida de 850 m/s, del 5,56x45 mm. con bala SS109 y una velocidad de salida de 950 m/s, del 7,62 x 39 mm. con bala API-BZ y velocidad de salida 740 m/s y por ultimo del 7,62x54 R mm., con bala LPS y velocidad de salida. 820 m/s.

Para hacernos una idea del funcionamiento de este tipo de placas, durante las pruebas no se admitió obviamente la perforación de la placa, pero se aceptaba que el trauma que produce el impacto de la munición disparada sobre la placa tuviera una profundidad de 30 mm. Con un peso de 720 gramos por placa, deberán tener una vida útil de al menos 10 años. (José Mª Navarro García)

Fotografía: Integrantes del 75º Curso de Montaña y 64º Curso de Operaciones Especiales (Ejército de Tierra)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.