Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra adquiere un software para medir la eficacia de frenado sin necesidad de portar su carga máxima

El Ejército de Tierra cuenta con una herramienta que le permite medir la eficacia de frenado de vehículos cuya carga máxima supera los 3.500 kilogramos para adaptarse a la normativa actual sobre Inspección Técnica de Vehículos (ITV), que fue presentada el 18 de diciembre en el Parque y Centro de Mantenimiento de Vehículos Rueda nº 1, en Torrejón de Ardoz (Madrid).

Se trata de una aplicación informática, denominada f-BRAKE, que ha sido diseñada por la Universidad Carlos III y con la que se resuelve el problema que se le había planteado al Ejército por la diversidad de vehículos con capacidad de carga útil muy elevada (algunos de más de 10.000 kilos) que tiene en dotación.

Según la legislación vigente se tendría que medir la eficacia de frenado de todos ellos a su Masa Máxima Autorizada (a su carga máxima lastrados). Eso hubiera resultado muy complicado y muy costoso, puesto que el Ejército dispone en dotación de más de 9.000 vehículos con una masa máxima autorizada superior a los 3.500 kilos y con tipologías que no se ven en el ámbito civil: vehículos que llevan acoplados sistemas de armas (como el Patriot, por ejemplo), equipos de transmisiones, aljibes, cisternas, etc.

Ante esta problemática, el Ejército, a través de la Jefatura de Ingeniería del Mando de Apoyo Logístico (JIMALE), empezó a buscar soluciones alternativas que cumplieran la legislación vigente al respecto y las encontró en el f-BRAKE, una herramienta que ya utilizan en algunas comunidades autónomas como Extremadura o Galicia. Dicha aplicación informática permite mediante la extrapolación de resultados calcular la eficacia de frenado sin necesidad de que el vehículo vaya con la carga máxima y con un margen de error inferior al 6 por ciento, que es lo que permite la normativa.

Trabajando codo con codo con la Universidad Carlos III, la Jefatura de Ingeniería del MALE, apoyándose en las Estaciones de ITV-ET del PCMVR-1 y de la AALOG nº 11 (encuadradas en el ámbito de la DINFULOG y de la FLO, respectivamente) para la obtención de datos experimentales, ha adecuado la aplicación informática a los vehículos militares, haciendo una clasificación de los mismos por modelos y según si se trata de vehículos tácticos o logísticos. «El programa ha mejorado gracias al interés del Ejército y su apuesta por este software, y ahora tenemos una versión muy mejorada y depurada», explicaba el catedrático José Luis San Román, de la Universidad Carlos III, uno de los responsables del proyecto en el que también está implicado el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, responsable de conceder las autorizaciones correspondientes a los métodos alternativos de medición, admitidos por la ley.

De ahí que el jefe del MALE, teniente general Pardo de Santayana, que presidió la presentación, no dudase en calificar esta colaboración como «una historia de éxito» que, además de solventar el problema de la determinación de la eficacia de frenado al pasar la ITV de muchos vehículos militares, ha ahorrado al Ejército varios miles de euros: del millón estimado a priori a los 50.000 que ha costado la aplicación.

El f-BRAKE se puede integrar junto al software de gestión de los equipos de las estaciones de ITV. De hecho, ya se ha hecho en los de las estaciones que el Ejército tiene en los acuartelamientos “San Cristóbal” de Torrejón de Ardoz y “Capitán Mayoral” de Burgos. La idea es que se instale en todas las demás y que estén todas conectadas entre sí para permitir la consulta de datos a tiempo real por el personal que el Mando de Apoyo Logístico autorice.

Fuente y fotografía: Ejército de Tierra  (Foto: Vehículo en la estación ITV del PCMVR-1)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.